Repercusiones de tener deudas con las Seguridad Social (TGSS)

Impuestos y Finanzas Legislación
Pedro González
Escrito por Pedro González
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No hay valaraciones)
Cargando…

En este artículo te contamos las costosas consecuencias que te puede acarrear tener algún seguro social, tanto de autónomo como de los trabajadores, ¡sin pagar!

Información sobre deudas con la TGSS

Actualmente, mantener deuda con la Seguridad Social, podría traerte serios problemas, ya que, podría llegar a impedir que puedas cobrar a tus clientes.

Ante una situación, que puedan atravesar un empresario, de falta de liquidez, debemos tener claro, que la primera deuda que debe ser pagada en tiempo y forma, es la que contraemos con la Seguridad Social, que bien, pueden ser cuotas de autónomos o seguros sociales de los trabajadores.

Cuando una empresa se ve en la situación de no poder afrontar el pago de los seguros sociales, se dice que está en situación de descubierto, y si además, se prolonga en el tiempo, podría llegar a convertirse en el responsable de las prestaciones que podría recibir el trabajador, esta situación sólo cabe si se prolonga en más de un año.

Aplazamiento de deudas

Evidentemente, existen mecanismos que nos ofrecen los Organismos Públicos, como es el caso de la Seguridad Social, ante una situación de falta económica, y poder hacer frente a los pagos correspondientes.

La Administración, nos permite la solicitud del aplazamiento de la deuda, siempre que supere como mínimo el doble del salario mínimo ínter-profesional vigente, que equivale, a seis cuotas de autónomos impagadas.

Si la deuda es inferior a 30.000 euros, no necesitarás aval ni ninguna garantía, mientras que para las superiores, se pedirá aval solidario formalizado por la entidad financiera.

Si el aplazamiento es solicitado con aval bancario, el tipo de interés se fijará con el tipo legal del dinero, mientras que si es sin garantía, se aplicará el tipo de interés de demora.

Evidentemente, tener deudas no es algo positivo, y menos, si las mantenemos con las Administraciones Públicas.

A partir de la crisis del año 2008, fueron muchos contribuyentes los que no pudieron hacer frente tanto a las deudas de Seguridad Social como de Hacienda.

Consecuencias por tener deudas con TGSS

Partiendo de la base que actualmente mantengamos créditos con la Administración Pública, la primera consecuencia directa sería que no podríamos acceder a ningún tipo de subvención, así como, a ninguna bonificación de la cuota de la Seguridad Social.

Además de eso, nos generará recargos y que nuestras cuentas bancarias se vean embargadas, en el caso de que fuese con Hacienda, habría que sumarle sanciones, intereses de demora y recargos, además de la denegación de cualquier otro aplazamiento.

Te interesará  Cómo comprobar que tu cliente ha recibido y visto tu factura

Lo primero que vamos a hacer es distinguir entre si la deuda es debido a los seguros sociales de los trabajadores o a la cuota de autónomo:

  • Seguros Sociales de los trabajadores:

Cuando una empresa no paga los seguros sociales de los trabajadores decimos que se encuentra en situación de descubierto, lo cual, se generará por no pagar los seguros durante un periodo de tiempo, o incluso, por ingresar las cuotas fuera de plazo.

Si esta situación de impago se prolonga en el tiempo, podría llegar a causar responsabilidad directa sobre el empresario, ya que, se convertiría en el responsable directo de las prestaciones a las que el trabajador pudiese tener derecho a cobrar, esto ocurrirá si el trabajador se encuentra en situación de baja, porque el empresario podría tener que llegar a abonarle las prestaciones por incapacidad o desempleo, en el caso de despido.

El Instituto Nacional de la Seguridad Social o la mutua abonaría al trabajador la prestación que correspondiese, para posteriormente, reclamársela a la empresa.

  • Cuota de autónomo:

Vamos a estudiar dos posibilidades que se nos pueden presentar, y que por el hecho de no tener pagadas las cuotas de autónomos, no podremos beneficiarnos.

Primero, supongamos que vamos a cobrar una prestación, y resulta que tenemos cuotas impagadas de autónomos, pues bien, no podremos cobrar la incapacidad laboral, ni tampoco la maternidad.

Para subsanar esta situación la Administración nos pedirá que nos pongamos al día y nos facilitará un determinado plazo para ello.

Si nos enfrentamos a una cuantía muy elevada, entonces, podremos solicitar un aplazamiento.

Ahora, imaginemos que vamos a jubilarnos, y tenemos deudas de las cuotas de autónomos, pues bien, podríamos enfrentarnos a dos situaciones:

  • Que tuviésemos que pagarlas o solicitar un aplazamiento, para poder acceder a la jubilación.
  • O que las cuantías que queden pendientes se hayan considerado incobrables, y entonces, el periodo pendiente de pago, sería descontado del tiempo total cotizado a efectos del cálculo de la pensión.

Hay que tener en cuenta, que el impago de una cuota en plazo, supondrá un recargo del 20%, que podrá incrementarse en intereses de demora, siempre que entre en periodo ejecutivo y en embargo de la cuentas bancarias.

Esta acumulación de impago podría dar lugar a una Inspección próxima, la cual, podría atraernos unas infracciones más graves.

Se consideran infracciones graves, el impago en plazo y forma de las cuotas correspondientes a todos los conceptos de la Tesorería General de la Seguridad Social, es decir, la infracción será menos grave si aunque no se paguen las cuotas, por lo menos se presente dicho boletín.

Escribir un comentario

Sobre el autor

Pedro González

Pedro González

¡Hola! Soy Pedro.Autor en Billin viviendo en Madrid, España. Me encanta escribir sobre todo lo relacionado con Negocio, Economía, y Empresa. Además, estoy interesado en emprendimiento y finanzas. Puedes leer todos mis artículos haciendo click sobre el botón de abajo, ¡espero que te gusten!