¿Cómo facturar las colaboraciones si trabajo por cuenta ajena?

Contabilidad y fiscalidad Impuestos y Finanzas
Pedro González
Escrito por Pedro González
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay valaraciones)
Cargando…

Si estás contratada por una empresa y tu contrato de trabajo te lo permite, podrás realizar colaboraciones esporádicas a terceros, te contamos como hacerlo y llevar el control de tu facturación online de forma gratuita.

Artículo 21.1 del Estatuto de los Trabajadores

Antes de aprender a facturar, deberías conocer si con tu trabajo por cuenta ajena, puedes compatibilizar un trabajo de freelance. Eso dependerá del contrato de trabajo que hayas firmado y sus cláusulas no indiquen exclusividad.

Este artículo 21.1, en su punto primero recoge “no podrá efectuarse la prestación laboral de un trabajador para diversos empresarios cuando se estime concurrencia desleal o cuando se pacte la plena dedicación mediante compensación económica expresa, en los términos que al efecto se convengan”.

Si has revisado tu contrato y no hay ningún problema que no te permita ejercer una actividad fuera de tu trabajo, entonces, podrás realizar una colaboración para un tercero.

Colaboración esporádica o habituales

Ahora lo siguiente, será diferenciar entre colaboraciones esporádicas y habituales:

  • Una colaboración esporádica, sería, por ejemplo, supón que trabajas para un despacho profesional con un contrato de trabajo, y te han encargado la elaboración de un trabajo extraordinario, es decir, algo puntual y que no forma parte de tu trabajo habitual.

¿Podríamos facturar si es una colaboración esporádica?, la respuesta sería sí, siempre que cumplas los siguientes requisitos:

  • Que sea una cantidad inferior al salario mínimo interprofesional 735,90 euros/mes

¿Es necesario facturar si los ingresos son menores de 3.000 euros anuales?

Para conocer la respuesta a esta pregunta hay que partir de que las empresas una vez al año, hacen una declaración de proveedores y clientes donde se incluyen datos como el NIF y volumen de facturación que superen los 3.005,06 euros,

De ahí, es que sea peligroso si superas esa cantidad en el mismo cliente, ya que, se le comunicará a Hacienda que estás facturando, por lo que, si no te encuentras en situación de alta, pronto te visitará un inspector de Hacienda.

Por tanto, si emites facturas por debajo de ese importe, Hacienda tendrá dificultades para detectar tu actividad, pero que no se entere, no quiere decir que eso es legal.

  • Que sea algo no habitual
  • Que no sea la fuente principal de ingresos del autónomo

Como facturar en España

Hay dos posibilidades:

  • Darte de alta en Hacienda con el modelo 037, presentar el impuesto trimestral, con su resumen anual.
  • Facturar a través de una cooperativa de trabajo asociado.
Te interesará  Tramos de IRPF 2017: Así te afectan como autónomo para la Declaración de la Renta

Esto será algo muy sencillo, ya que, si posees un certificado electrónico podrás rellenar tu modelo 037 y presentarlo telemáticamente desde tu casa, además de cumplir con las siguientes obligaciones fiscales como si fueras un autónomo:

Tendrás que presentar los impuestos cada trimestre, IVA e IRPF, junto a los modelos anuales de IVA e IRPF,

Se recomienda contratar un asesor para que tu relación con Hacienda y con Seguridad Social sea más llevadera, y no te cause dolores de cabeza.

Por otro lado, las cooperativas que están de moda parecían la solución ideal, ya que, ellas te daban de alta y tú podías centrarte en tu trabajo, olvidándote de tanta burocracia, pero algunas de ellas han sido inspeccionadas por Hacienda y han tenido que echar las persianas, por tanto, no es una solución.

Estas colaboraciones a la hora de declararlas en la Declaración de la Renta surgen dudas para sobre como declararlas, según el artículo 17 de la ley del IRPF, dice:

2, Tendrán la consideración de rendimientos del trabajo:

  •  c) Los rendimientos derivados de impartir cursos, conferencias, coloquios, seminarios y similares.
  • d) Los rendimientos derivados de la elaboración de obras literarias, artísticas o científicas, siempre que se ceda el derecho a su explotación.

3,- No Obstante, cuando los rendimientos a que se refieren los párrafos c) y d) del apartado anterior (?) supongan la ordenación por cuenta propia de medios de producción y de recursos humanos o de uno de ambos, con la finalidad de intervenir en la producción o distribución de bienes o servicios, se calificarán como rendimientos de actividades económicas”.

Esto quiere decir, que, si impartes un curso o una conferencia, esos ingresos tendrás que declararlo rendimientos del trabajo, salvo que sea algo habitual y organizado, ya que, entonces de trataría de una actividad profesional.

Veamos como tributaría cada uno de ellos:

  • Rendimientos del trabajo. Suelen estar dentro de estos los cursos, coloquios, seminarios y conferencias que sean de forma esporádica, en este caso, el contribuyente no tendrá que darse de alta en ninguna actividad económica en Hacienda, ni tendrá que facturar ni cobrar IVA en esas facturas, tan solo, las cantidades que reciba estarán sujetas a IRPF, y se declararán rendimientos del trabajo sin poder desgravar ningún tipo de gasto.

Actividad económica. Son las colaboraciones habituales o aquellas en las que el contribuyente sea un participe o el organizador, en este caso, si tendrá que hacer su factura, con su correspondiente IVA que deberá liquidar trimestralmente.

Escribir un comentario

Sobre el autor

Pedro González

Pedro González

¡Hola! Soy Pedro.Autor en Billin viviendo en Madrid, España. Me encanta escribir sobre todo lo relacionado con Negocio, Economía, y Empresa. Además, estoy interesado en emprendimiento y finanzas. Puedes leer todos mis artículos haciendo click sobre el botón de abajo, ¡espero que te gusten!