Qué es cobrar en bruto y cobrar en neto

Contabilidad y fiscalidad Impuestos y Finanzas Legislación
cobrando precio bruto
Pedro González
Escrito por Pedro González
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay valaraciones)
Cargando…

¿Acabas de facturar un servicio, y no diferencias entre cobrar en bruto y cobrar en neto?, te mostramos como diferenciarlo, y así,  no volverás a confundir los términos bruto y neto.

Diferencia entre precio neto y bruto

Precio Bruto sería el valor total del servicio o venta sin incluir ninguna deducción, ni impuesto.

Precio Neto sería igual a Bruto, menos impuestos y deducciones.

Ves, qué sencillo es, cuando nos referimos a cobrar en bruto, sería recibir una percepción, tanto salarial como por actividad económica, valorada en su valor total, es decir, sin ningún tipo de gravamen.

Por ejemplo, supongamos un trabajador que recibe una nómina de 2.000 euros neta,

Nómina neta: 2.000 euros

Cuota de seguridad social del trabajador: 196 euros

Retenciones: 230 euros

Este trabajador, quiere conocer cuánto cobraría sin las deducciones correspondientes, pues bien a la nómina neta que son 2.000 euros, habría que sumarle las deducciones aplicadas en este caso, 196 + 230 = 426 euros, dando una percepción bruta de 2.426 euros.

Evidentemente, la empresa tiene la obligación de aplicar las deducciones y porcentajes correspondientes para cada trabajador e ingresarlas en la Administración que corresponda, como por ejemplo, , que no se verá reflejada en la nómina, pero sí, qué habrá que ingresarla en la Seguridad Social, al igual que la cuota obrera, que sí viene reflejada en la nómina,  y que el empresario ingresará en la Administración, después de practicar la deducción al trabajador.

precio neto y precio bruto

– Salario neto y Salario Bruto

Estos conceptos de salario neto y bruto, debemos de tenerlos muy claros, y así evitaremos llevarnos sorpresas a la hora de cobrar la nómina en nuestra cuenta.

Billin ha generado un herramienta que te permite calcular el salario bruto a partir del valor neto de un importe o factura.

En general, cuando pactamos un salario con un empresario, lo hacemos con el Salario Bruto, por ello, surgen las discrepancias cuando el trabajador recibe su nómina, por eso, es fundamental conocer que el salario neto es lo que el trabajador realmente recibe en su cuenta corriente en concepto de nómina, mientras que el salario bruto es el total antes de aplicar las deducciones y la retención (véase ejemplo párrafo anterior).

– ¿Qué conceptos se restan para pasar de bruto a neto?

Las cantidades que restan en el salario bruto son:

Cotizaciones a la seguridad social: éstas vendrán regidas por el tipo de contrato que en ese momento tenga el trabajador, bien sea indefinido o temporal.

Esta cotización se paga entre la empresa y el trabajador, según el porcentaje incluido en los Presupuestos Generales del Estado.

 Retenciones: serán ingresadas en la Agencia Tributaria y variará en función de los ingresos obtenidos y de la situación familiar, por tanto, cuanto más alto sea el ingreso obtenido mayor cuota se aplicará de retención.

Es importante tener conocimientos sobre los componentes que forman tu nómina, ya que así sabrás todo lo que te cobra la empresa y por qué.

¿Cómo se cobra, en bruto o en neto?

En el caso que la operación de contraprestación surja entre empresarios, en este caso, el valor neto será mayor que el valor bruto, es decir, si yo tengo que facturar unos servicios prestados por 1.000 euros, tendré que aplicarle el 21% de IVA, dando un total de 1.210 euros, eso sería cobrar en neto, ya que se le ha aplicado el tipo impositivo vigente, para que posteriormente el empresario emisor ingrese dicho IVA en la Agencia Tributaria.

Por tanto, entre empresarios, siempre se cobran en neto, ya que la aplicación del IVA es obligatoria, aunque hay algunas operaciones, como por ejemplo la enseñanza o la medicina no estética, que están exentas de IVA, pero sí podrían llevar otra deducción, que sería la retención o IRPF.

– ¿Cuál se paga: precio bruto o precio neto?

El precio bruto de un producto o servicio es el que fija un autónomo en su factura, teniendo en cuenta el coste de elaboración y el margen de beneficio necesario para la continuidad de la empresa.

Este precio no incluye los impuestos que habrá que repercutir  a la hora de la venta, y por tanto, no coincidirá con el precio de  venta.

El precio neto de un producto o servicio será el que sí recoja los impuestos que se aplican en la venta, por tanto, el precio neto será igual al precio de venta final.

Por todo ello, es recomendable tanto para un trabajador como para un empresario, que a la hora de planificar tanto sus ahorros como su actividad económica, siempre lo realice con el montón neto que se recibe.

De ahí la importancia, del conocimiento de los términos bruto y neto, ya que dará una mayor información sobre la disponibilidad de liquidez que puede tener tanto un trabajador como un empresario.

Escribir un comentario

Sobre el autor

Pedro González

Pedro González

¡Hola! Soy Pedro.Autor en Billin viviendo en Madrid, España. Me encanta escribir sobre todo lo relacionado con Negocio, Economía, y Empresa. Además, estoy interesado en emprendimiento y finanzas. Puedes leer todos mis artículos haciendo click sobre el botón de abajo, ¡espero que te gusten!