Programa de facturación para autónomos

Billin es un programa de facturación online para autónomos que permite simplificar la creación y la organización de todas las facturas, personalizando cada elemento necesario y sin tener que preocuparnos por límites de uso o por su coste, ya que es completamente gratuito para todo el mundo.

Regístrate gratis para siempre

Facturación autónomos sencilla y gratuita


Comienza a usar Billin y ahorra hasta 16 horas al mes en gestión de facturas. 16 horas al mes se traduce en 192 horas al año, o lo que es lo mismo, 8 días extra al año que puedes dedicarlo a otras necesidades que tenga tu negocio o a descansar. Mejorar la productividad no es un objetivo de Billin, es la esencia misma que define este programa para organizar las facturas de los autónomos, algo que está al alcance de tu mano con un par de clicks y que también te ayudará a que simplifiques tu relación con los clientes, proveedores e incluso con tu contable.

No importa si usas Word o si prefieres Excel, el programa de facturación de autónomos de Billin hará que todas tus facturas sean 100% compatibles con otros sistemas, sin preocuparte de si subes los documentos desde la oficina o desde tu ordenador personal. Ya que, al no requerir de instalación de ningún programa de software complicado, puedes acceder a tu información desde cualquier lugar y exportar lo que necesites. Sólo necesitas un ordenador y una conexión a internet para acceder a los datos almacenados en tu perfil de usuario en la nube.

Tus facturas en un entorno seguro

Uno de los objetivos de Billin para ayudar a todos los autónomos en su negocio es el de almacenar las facturas en un entorno seguro, garantizando que todos los datos bancarios y la información privada de clientes y proveedores está a salvo de cualquier filtración. Y es que Billin proporciona un servicio en la nube perfecto para autónomos que tienen que organizar sus facturas desde varios sitios y que necesitan acceder a toda su información desde cualquier lugar y en cualquier momento.

Ser autónomo es sinónimo de echar muchas horas extras que nadie te reconoce. Interminables horas organizando papeles, facturas, corrigiendo pedidos o albaranes y gestionando los pagos y cobros pendientes o pasados. ¿Qué ocurre con todo este tiempo perdido?

Billin permite a todos los autónomos que accedan a sus facturas desde casa o desde una cafetería, si te acuerdas de que tenías algo pendiente mientras comes en un restaurante podrás solucionarlo en un segundo. Esto hace que la movilidad aumente y la calidad de vida se equipare un poco más al resto de trabajadores. Y por supuesto podrás organizar facturas desde tu móvil.

Nadie pone en duda que el trabajo de autónomo es sacrificado y que tiene sus ventajas. Pero si además podemos llevarnos parte del trabajo a casa y pasar menos tiempo en el despacho, utilizar programas de facturación para autónomos como este es una ventaja añadida. Puedes acceder a tu información, reorganizar cualquier tarea y volver a cerrar tu ordenador para seguir viendo una película o haciendo la comida.

Usa plantillas profesionales con opciones avanzadas


Una de las mejores ventajas de usar un programa de contabilidad para autónomos como Billin es que tendrás acceso a varias plantillas diseñadas por profesionales del sector. Este tipo de plantillas están pensadas para reducir el tiempo que pasas delante del ordenador o con tus archivadores organizando papeleo.

La facturación es uno de los temas más controvertidos para los autónomos, ya que una gran mayoría siente que la presión fiscal y la burocracia administrativa es desproporcionada respecto a otros tipos de etiquetas fiscales como el régimen general. Con unos costes administrativos mucho más altos y con unos plazos de resolución tan altos que todavía hoy es fácil encontrar empresas que tienen que esperar semanas para regularizar su situación legal.

Estas plantillas son muy útiles para los autónomos que necesitan desglosar elementos muy concretos como diferentes tipos de IVA, impuestos regionales o internacionales, incluir gastos suplidos, recargos de equivalencia, descuentos por producto o también facturas recurrentes que se envíen de forma automática por ti.