Aplazamientos de deudas: Hacienda y Seguridad Social

Impuestos y Finanzas
Aplazamientos de deudas: Hacienda y Seguridad Social
Pedro González
Escrito por Pedro González
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay valaraciones)
Cargando…

Llega el momento de pagar los impuestos o los seguros sociales y ¡te falta liquidez!, te contamos de qué impuestos podrás solicitar aplazamiento y de cuáles no, además de conocer las deudas no aplazables en Seguridad Social.

Aplazamientos de la Agencia Tributaria

Con el Real Decreto ley 3/2016 modificó la norma tributaria, en concepto de aplazamientos y fraccionamientos, hasta el 2017, la empresa podía solicitar aplazamiento hasta 30.000 euros por falta de liquidez, sin garantías, de cualquier impuesto.

A partir de 2017 se modifica de tal forma, que no podrás aplazar o fraccionar los siguientes conceptos:

  • Retenciones practicadas tanto en Rentas del trabajo, actividades profesionales, intereses y dividendos. Los modelos usados son: 115 (retenciones de local con actividad económica), 111 (retenciones sobre las nóminas y actividades profesionales) y el 123 (retenciones sobre capital mobiliario u otras rentas).
  • Aquellas deudas cuyo ingreso hubiese sido suspendido porque se interpone un recurso, siempre y cuando, el procedimiento haya obligado al pago al contribuyente, sin embargo, las sanciones si serían aplazables.
  • Los pagos a cuenta por el Impuesto de Sociedades, mediante el Modelo 202

Por el lado de los autónomos, no se verán afectados por el pago de Impuesto de Sociedades, y los aplazamientos a partir del 2017 quedarán de la siguiente manera:

“los autónomos podrán seguir solicitando aplazamientos y fraccionamientos de IVA si demuestran que no han cobrado las cuotas repercutidas, por tanto, la principal modificación para el autónomo es que tendrá que acreditar que no ha cobrado ese IVA repercutido, siempre que excedan de los 30.000 euros”

Si las deudas no exceden de los 30.000 euros se concederán los aplazamientos con un máximo de doce meses, a no ser que el contribuyente lo hubiese solicitado por un periodo más corto.

Para los aplazamientos superiores a 30.000 euros no habrá un proceso automatizado, sino que tendrán que aportar la siguiente documentación:

  • Relación de facturas emitidas y no cobradas
  • Justificación de que no han sido cobradas
  • Relación de facturas recibidas adjuntando su justificante de su pago
  • Copia de las reclamaciones de las facturas impagadas.

Aplazamientos de deudas: Hacienda y Seguridad Social

– Ejemplo de aplazamiento IVA

  1. Supongamos un contribuyente que tiene los siguientes resultados de IVA:

IVA repercutido: 100.000 euros

IVA soportado: 30.000 euros

Cobrado: 71.000 euros

Solicita el aplazamiento de 70.000 euros (100.000-30.000), ¿se le concedería el aplazamiento?

No se le admitiría, ya que la cuota de IVA cobrado, supera la deuda que se quiere aplazar.

  1. Supongamos otro contribuyente con los siguientes datos:
Te interesará  Ayudas y subvenciones para el autónomo 2018

IVA repercutido: 100.000 euros

IVA soportado: 30.000 euros

Cobrado: 40.000 euros

Solicita el aplazamiento de 70.000 euros (100.000-30.000), ¿se le concedería el aplazamiento?

En este caso sí porque la cuota a aplazar es mayor que el IVA cobrado, pero solo se le concedería el aplazamiento a la diferencia entre los 70.000 euros y el importe cobrado de 40.000 euros.

Aplazamientos de deudas: Hacienda y Seguridad Social

Aplazamientos de la Seguridad Social

Hay que tener claro que los seguros sociales, junto a las nóminas de los trabajadores son lo primero que debe de pagarse en una empresa, pero si nos encontramos en una situación complicada, la Administración, nos facilita poder solicitar un aplazamiento por las deudas contraídas, pero con unas peculiaridades:

  • En Seguridad Social, no todas las deudas son aplazables, para conocer cuáles son las aplazables, vamos a definir las no aplazables, son cuotas de accidente de trabajo y enfermedades profesionales sean del régimen que sean, además de las cuotas de los trabajadores ya que la empresa actúa como retenedora.
  • Al igual que las anteriores, la Tesorería General de la Seguridad Social, suele rechazar las deudas inferiores a 1250 euros, es decir, el doble del salario mínimo interprofesional, aunque si nos encontramos en el caso de una menor deuda y acreditamos que no podemos pagarla, se nos podría conceder dicho aplazamiento.
  • Otro requisito, es que a la hora de solicitar el aplazamiento deberemos hacerlo por la cuantía total de la deuda y no sólo una parte, es decir, si tenemos deudas de autónomos y de seguros sociales de los trabajadores, habrá que pedirlo de la totalidad.
  • Y por último es tener los pagos al día, y no retrasarse en ninguno, ya que, si no, podría llevar a la revocación del aplazamiento.

El aplazamiento se puede solicitar desde el periodo voluntario, al igual que en ejecutivo, justo hasta el momento de notificar el embargo.

Es aconsejable hacerlo en el momento en que la empresa es consciente de que no podrá afrontar dichos pagos, ya que de este modo la Seguridad Social no podrá embargar tus bienes hasta que no resuelva dicha solicitud.

El aplazamiento será concedido con un máximo de 5 años, y en el acto de resolución se le entregará al contribuyente los cuadros de amortización del aplazamiento.

Hay que tener en cuenta que, en un futuro, para pedir cualquier tipo de prestación será necesario estar al corriente de pago con la Seguridad Social, en las más usuales como la de incapacidad, maternidad, paternidad, la Seguridad Social dará un mes al autónomo para que se ponga al día.

Escribir un comentario

Sobre el autor

Pedro González

Pedro González

¡Hola! Soy Pedro.Autor en Billin viviendo en Madrid, España. Me encanta escribir sobre todo lo relacionado con Negocio, Economía, y Empresa. Además, estoy interesado en emprendimiento y finanzas. Puedes leer todos mis artículos haciendo click sobre el botón de abajo, ¡espero que te gusten!