¿Qué pasa si no pagas la cuota de autónomo?

Impuestos y Finanzas
Pedro González
Escrito por Pedro González
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay valoraciones)
Cargando…

Si te estás planteando ser autónomo, debe saber que tienes que cotizar desde el primer día que inicies tu actividad, es decir, tienes que pagar la cuota de autónomo.

¿Qué es la cuota de autónomo?

Podemos decir, que es el importe que tienes que pagar a la Seguridad Social por realizar un trabajo por cuenta propia, es decir, al igual que cuando te contratan por cuenta ajena, tu empresa pagará la cuota patronal y tú la obrera, en el régimen de autónomos ocurre los mismo, la única diferencia es que la totalidad de la cuota la pagará el autónomo.

Ese importe, se compone de una base de cotización más las coberturas que quieras tener, como accidentes profesionales o cese de actividad (desempleo).

Estas bases irán comprendidas desde un mínimo a un máximo, dependiendo de diversas características del empresario como edad, actividad, etc., cotizará por una base u otra, según te corresponda.

Actualmente la cuota de autónomos para emprendedores está bonificada con la famosa “tarifa plana” de 50 euros para quién no haya sido autónomo en los dos últimos años y no haya recibido una bonificación anterior. Pero una vez finalizada dicha bonificación se pasará a pagar como mínimo 278 euros aproximadamente.

Y lo más importante, es que, si no pagas de forma religiosa la cuota de autónomo todos los meses, perderás cualquier tipo de reducción o bonificación que se te esté aplicando.

¡Qué no he pagado la cuota de autónomo!

Seguramente, en alguna ocasión, has podido tener un despiste y no pagar la cuota de autónomo a su debido tiempo, pues bien, esto puede acarrearte serios problemas, ya que la Seguridad Social es muy contundente a la hora de aplicar los intereses de demora y los recargos correspondientes.

Para ver lo que ocurriría veamos un ejemplo, supongamos que tenemos domiciliado el recibo de autónomo en una cuenta bancaria, cuyo importe son 50 euros, ya que lo tienes bonificado, y llega el día del pago, y resulta que no hay dinero para su cobro, y por tanto, el banco te lo devuelve, aunque acudas al banco personalmente con el dinero al día siguiente, ya no sé podrá hacer nada, y tendrás que acudir a la Seguridad Social para solicitar la nueva carta de pago.

Esta nueva carta de pago estará formada por las siguientes partes:

  • Automáticamente perderías la bonificación de 50 €, pasando a ser el principal de la deuda 275 euros.
  • Calcularías el 10% de recargo (según tarifas 2018)

O sea, que pasarías de pagar 50 € como cuota de autónomo a 275 de principal + 27,50 de recargo = 302,50 euros, te aconsejo que esto no te pase más de una vez, ya que podrían quitarte la bonificación de forma indefinida.

¿Qué hacer si no puedo pagar la cuota de autónomo?

Puede ocurrir un mes que no tengas liquidez suficiente para cubrir la cuota de autónomo e incluso los seguros sociales de los trabajadores, pero te recordamos que las deudas con la Seguridad Social implican pérdidas del derecho a recibir prestaciones económicas, como bajas por enfermedad o accidente, llegando a causar hasta embargos en las cuentas corrientes y bienes.

Para evitar esta situación, la Ley contempla la posibilidad de pedir un aplazamiento de las deudas, de manera que una vez sea concedido por la Administración durante esta moratoria, el autónomo no tendrá deudas.

En un principio, se puede aplazar cualquier tipo de deuda que se tenga con Seguridad Social, ahora bien, existen dos tipos de deudas que no se pueden aplazar:

  • Las cuotas que pagamos para cubrir los accidentes de trabajo o enfermedades profesionales.
  • La llamada “cuota obrera”, en el caso de que tuviésemos trabajadores, es la parte que deducimos de la nómina al trabajador para ingresarlo junto a nuestra cuota patronal.

El aplazamiento se puede solicitar desde el momento que finalice el día del pago, se llama periodo voluntario, después de este viene el periodo ejecutivo, en el cual, ya se pasa a embargos de cuentas y bienes. Si disponemos del certificado digital podrás hacerlo vía telemática.

Si nuestra deuda es inferior a 30.000 euros, no nos solicitarán garantía para el aplazamiento, pero si fuera superior, sí nos solicitarían un aval bancario, una hipoteca o un fiador.

El plazo máximo para conceder un aplazamiento son cinco años, pero eso dependerá de la cantidad a aplazar y las circunstancias que existan.

Evidentemente, cada cuota del aplazamiento llevará el tipo de interés vigente del dinero.

Y nos preguntamos ¿Y qué pasaría si al final no podemos pagar?, hay que tener en cuenta que el incumplimiento del aplazamiento no solo vendría dado por no pagar una de las cuotas corrientes de dicho aplazamiento, sino, porque no pagásemos otra cuota de autónomo u otros seguros sociales, y entonces, comenzaría el proceso recaudatorio por parte de la Seguridad Social para poder cobrarse la deuda.

Escribir un comentario

Sobre el autor

Pedro González

Pedro González

¡Hola! Soy Pedro.Autor en Billin viviendo en Madrid, España. Me encanta escribir sobre todo lo relacionado con Negocio, Economía, y Empresa. Además, estoy interesado en emprendimiento y finanzas. Puedes leer todos mis artículos haciendo click sobre el botón de abajo, ¡espero que te gusten!