El NHR de Portugal

Contabilidad y fiscalidad Más leídos
residencia fiscal en portugal
Escrito por Álex Rodríguez
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, una media de: 5,00 de 5)
Cargando...

Debido a la crisis económica derivada del COVID-19, la guerra y el descontrol en la inflación que están viviendo muchos países, se están revisando al alza los impuestos de las personas con rentas medias altas, de manera que se pueda financiar los aumentos de gasto público.

Por todo ello, las personas con patrimonio grande y los emprendedores se están trasladando a países con mejores condiciones fiscales.

Un ejemplo de buena fiscalidad es Portugal, un país de la Unión Europea, con una jurisdicción aceptada a nivel internacional y que no se considera un paraíso fiscal.

¿Qué es el NHR Portugal?

En general, para los residentes fiscales en Portugal hay un Impuesto sobre la Renta alto y poco atractivo y en consonancia con los países vecinos, pero el gobierno portugués implantó hace años la llamada residencia fiscal no habitual (NHR) o Impuesto sobre la Renta de Personas Singulares (IRS), el cual, exime a los extranjeros de pagar por los ingresos que provengan de fuera del país.

Este régimen está reservado para personas singulares o especiales, es decir, para grandes patrimonios, empresarios del mundo de internet, especialistas técnicos, profesionales de gran prestigio, artistas, etc.

¿Eres autónomo o pyme?

Crea presupuestos, facturas y tickets sin coste para tu negocio.

Consigue Billin gratis gracias al Kit digital Acelera pyme del Gobierno.

Nosotros te ayudamos gratis con todos los trámites.

Introduce una dirección de correo correcta Introduce una dirección de correo correcta
Introduce una contraseña No se han cumplido los requisitos de contraseña
8 o más caracteres
Al menos 1 minúscula
Al menos 1 número

*Solución 100% subvencionada con el kit digital.

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, España Digital 2025, y Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025 de los fondos Next Generation de la UE.

La dirección de correo introducida ya está presente en nuestra base de datos Error de servidor, pruebe más tarde por favor

Requisitos para poder optar al NHR

Para poder ser NHR en Portugal es necesario lo siguiente:

  • Que el interesado no haya tributado como residente fiscal en Portugal durante los cinco años anteriores a los que solicita esta condición.
  • Que el interesado reúna las condiciones necesarias para ser considerado con residencia fiscal en Portugal.

Las condiciones para adquirir la residencia en territorio portugués a efectos fiscales es cuando el sujeto pasivo haya permanecido en Portugal más de 183 días, seguidos o alternos, en el caso de haber permanecido menos tiempo, debe disponer de una vivienda a 31 de diciembre de ese año o una condición que justifique la intención de mantener ocupada la residencia habitual.

La solicitud se realiza en las autoridades tributarias hasta el 31 de marzo del año siguiente a aquel en el cual surte efectos la atribución de esta condición.

Además, esta condición no es automática, sino que depende de una aprobación previa por parte de las autoridades.

Beneficios del NHR

Si consigues la condición de NHR puedes tributar como tal durante diez años, lo cual implicará, entre otros beneficios:

  • No pagar impuestos por los ingresos provenientes del extranjero, como son intereses, dividendos, ganancias, planes de pensiones, etc., con la limitación de pensiones a partir de 2020 que tributan al 10%.
  • Te beneficiarás de un tipo de impositivo especial rebajado para actividades de alto valor añadido, llevadas a cabo en Portugal.

Por otro lado, las rentas con origen en Portugal permiten al titular beneficiarse de la aplicación de un tipo reducido de IRPF del 20%, siempre que procedan de actividades de elevado valor añadido según la normativa establecida.

Este régimen fiscal de Portugal no debe confundirse con el de autorización de residencia o visado de oro, los cuales, existen en la mayoría de los países de la Unión Europea.

Este régimen no tiene naturaleza fiscal, debido a que consiste en la concesión de residencia a cambio de determinadas inversiones.

De los países que cuentan con un régimen de autorización de residencia, España es el que ha emitido más visados hasta el momento y en el caso de Portugal es un régimen que se introdujo a finales de 2012 y que cada año gana más adeptos.

¿Cómo se acredita la residencia fiscal en Portugal?

El gobierno considera que para obtener la residencia fiscal en Portugal hay que cumplir una serie de requisitos básicos para que esa persona sea considerada NHR.

Los principales criterios son, por un lado, reunir las condiciones exigidas para considerarse residente fiscal, entre las más conocidas es la residencia de 183 días en Portugal durante un periodo de doce meses, además lo más importante es que sea un periodo de 12 meses sin relaciones con el siguiente año, por ejemplo, de mayo a mayo.

Otra condición reglamentaria es tener un inmueble en propiedad o alquilado en Portugal y no haber tributado con residente fiscal en Portugal en los cinco años anteriores a la solicitud.

Si cumples todos estos requisitos podrás acceder a tener una residencia NHR y beneficiarte de la fiscalidad en Portugal.

¿Cómo tributa un español con residencia fiscal en Portugal?

Si un español quiere acogerse al régimen fiscal especial de residentes no habituales, debe tener en cuenta que es posible que, según las normas establecidas, que la ley fiscal de IRPF de ambos países donde una persona puede considerarse residente fiscal tanto en Portugal como en España, conllevaría a doble imposición, ya que, la residencia fiscal en Portugal no extingue la residencia fiscal en España.

La normativa es muy clara para los casos en los que una persona física sea residente en ambos países, puesto que, la Administración española puede considerar residente en España a un contribuyente de conformidad según el artículo 9.1. b) de la Ley de IRPF siempre que el centro de su actividad radique de forma directa o indirecta en España, por tanto, si el centro de intereses económico está en Portugal, no habría ningún problema para disfrutar de este régimen.

Además, según el convenio de doble imposición entre España y Portugal, se consideraría al contribuyente como residente fiscal del Estado donde tenga la vivienda permanente a su disposición, en el caso de tener vivienda en ambos países se le considera residente fiscal en el país que mantenga mayores relaciones personales y económicas.

Y, por último, en caso de no poder determinar el país donde se centra sus intereses vitales, se consideraría residente del Estado donde viva habitualmente.

Escribir un comentario

Todos los campos son obligatorios para darte la mejor respuesta

Sobre el autor

Álex Rodríguez

SEO & Growth Manager en empresas tecnológicas. Me gusta todo lo que tiene que ver con el emprendimiento en Internet, Web3.0 y los negocios SaaS B2B, desde su legislación hasta las estrategias de crecimiento. ¡No te pierdas mis artículos y comparte tus ideas en los comentarios!