¿Qué es un impuesto directo?

Impuestos y Finanzas Más leídos
Ejemplos impuestos directos
Escrito por Laura Peña
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay valoraciones)
Cargando...

En este artículo te contamos lo que son los impuestos directos, con los tipos y algunos ejemplos de este tipo de impuesto.

¿Qué es un impuesto directo?

Un impuesto es un derecho que tiene la Administración sobre un contribuyente, el cual, nace como una obligación tributaria que consiste en el pago de ese tributo.

Cuando surge un hecho imponible nace un tributo o impuesto, cuyo funcionamiento está definido en la normativa vigente tributaria, y desde ese momento, se originará la obligación fiscal.

Además, la Ley determinará cuál es el momento de su devengo y la exigibilidad del impuesto.

Hay que tener claro, que el nacimiento de un tributo, no sólo genera una obligación tributaria principal de pago, también obligará a la presentación de declaraciones informativas y resúmenes anuales durante unas fechas determinadas. Se indican en el calendario fiscal que emite la Agencia Tributaria cada ejercicio.

Por tanto, los impuestos son tributos cuya característica principal es que serán exigidos por la Administración tributaria cuando ocurra un hecho imponible, no están vinculados a un servicio o actividad, sino que se exigen por un hecho imponible que nos muestra la capacidad de contribuir del contribuyente.

La legislación vigente exige que los tributos se apliquen según los siguientes aspectos:

  • Por la capacidad económica del contribuyente.
  • Que sean justos
  • Iguales para todos los contribuyentes
  • Que sean progresivos, es decir, cuanta mayor capacidad económica tenga el contribuyente, la cuota tributaria del impuesto debe ser mayor.
  • Y, que el contribuyente debe pagarlo con su renta y no con su patrimonio, es decir, no puede ser un tributo confiscatorio.
¿Eres autónomo o pyme?

Crea tus presupuestos y facturas en segundos, y cobra hasta 10 veces más rápido con Billin.

Introduce una dirección de correo correcta Introduce una dirección de correo correcta
Introduce una contraseña No se han cumplido los requisitos de contraseña
8 o más caracteres
Al menos 1 minúscula
Al menos 1 número
La dirección de correo introducida ya está presente en nuestra base de datos Error de servidor, pruebe más tarde por favor

¿Qué son los impuestos directos?

Los impuestos directos que tiene que pagar un contribuyente dependerán de las características personales del mismo, y, por ello, se aplican sobre la renta, patrimonio u otros impuestos referentes a la riqueza del ciudadano.

Estos impuestos directos, normalmente, son liquidados por el propio contribuyente, el cual, los pagará directamente en la Administración que corresponda.

Tipos de impuestos directos

Los impuestos directos en España son:

  • IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) e IRNR (Impuesto sobre la Renta de los No Residentes): en este caso se paga en función de las rentas obtenidas por las personas físicas, como son por rendimientos del trabajo, actividades económicas o profesionales, ingresos de intereses, alquileres, variaciones patrimoniales, etc.
  • IS (Impuesto de Sociedades): en este impuesto se declara el beneficio que obtienen las personas jurídicas.
  • Impuesto sobre el Patrimonio: se incluye la riqueza del contribuyente (bienes menos deudas) a partir de unas determinadas cantidades.
  • Impuesto de Sucesiones y Donaciones: el hecho imponible surge cuando un contribuyente adquiere algún bien a título gratuito.
  • IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles): es el impuesto que se devenga por tener una vivienda en propiedad u otro inmueble, su regulación la controla los Ayuntamientos de cada localidad.
  • IAE (Impuesto sobre Actividades Económicas): en este caso el hecho imponible es cuando se lleva a cabo una actividad empresarial o profesional, pero sólo lo pagan las grandes empresas.
  • IVTM (Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica): el hecho imponible es la posesión de un vehículo a motor.
  • Plusvalía (Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos): este impuesto directo es consecuencia del aumento de valor del terreno de un inmueble en el momento de su transmisión.

¿El IVA es un impuesto directo o indirecto?

El IVA (Impuesto sobre el Valor añadido) es un impuesto indirecto, ya que, el hecho imponible recae sobre el consumo de bienes y servicios producidos o comercializados en el desarrollo de las actividades económicas (sean empresariales o profesionales).

El consumo de un contribuyente se considera una manifestación indirecta de la capacidad económica que tenga la persona o empresa.

Ejemplos de impuestos directos

Como hemos comentado en el apartado anterior, ejemplos de impuestos directos sería el IRPF, IS, IBI, etc.

Pongamos un ejemplo para entender lo que es un impuesto directo.

Como cualquier ejercicio fiscal, durante el periodo de abril a junio, comienza la campaña del IRPF o Declaración de la Renta, en la cual, hay que declarar todas las rentas mundiales obtenidas a lo largo de un ejercicio fiscal, de manera, que la Agencia Tributaria calcule la cuota a ingresar de una forma progresiva. Es decir, aplica las tablas de IRPF que esta formada por diferentes tipos impositivos, desde el 19% al 47%, aplicando el que corresponda a la base imponible del contribuyente.

Otro ejemplo de impuesto directo sería el Impuesto de Sociedades, en él se declaran los beneficios que ha obtenido una persona jurídica durante un ejercicio fiscal. Al igual que el IRPF,  el porcentaje que se aplica para el cálculo de la cuota tributaria, dependerá tanto del volumen de ingresos como de la categorización que tenga la entidad mercantil. Por tanto, una sociedad limitada que obtenga un beneficio de 6.000 euros no pagará lo mismo que una cooperativa que obtenga también 6.000 euros.

En este caso, el tipo general de una sociedad limitada sería el 25%, mientras que una cooperativa pagaría el 20% sobre los resultados cooperativos y el 25% en los ingresos extra-cooperativos.

Diferencia entre impuestos directos e indirectos

Es importante conocer cómo se dividen los impuestos y qué tipos de tributos existen.

Para empezar, debes saber que hay diferentes fórmulas para distinguir entre los tributos existentes, pero una de la más extendidas, es la que indica el tipo de renta o patrimonio que grava. En este caso, divide a los impuestos entre directos e indirectos.

Existen otras clasificaciones que encuadran a los diferentes impuestos dependiendo de su gestión. Por ejemplo, en Europa se habla de tributos comunitarios, estatales, autonómicos y locales. Aunque por ahora, no gestionan ningún tributo, sólo establecen las directrices legislativas, ya que, en España quien gestiona los impuestos son el estado, las comunidades autónomas y los ayuntamientos.

La principal diferencia entre impuestos directos e indirectos es la base sobre la cual se aplican, es decir, los impuestos directos gravan la riqueza de las personas, mientras que los impuestos indirectos gravan la manera en que se emplea esta riqueza.

En otras palabras, los impuestos indirectos serán los mismos para todos los contribuyentes, independientemente de su nivel de riqueza, mientras que los impuestos directos se aplicarán en función de la cantidad de rendimientos obtenidos durante un ejercicio fiscal.

Escribir un comentario

Todos los campos son obligatorios para darte la mejor respuesta

Sobre el autor

Laura Peña

Freelance Executive Marketing Manager y redactora de contenidos en el blog de Billin. Soy una apasionada del marketing y como autónoma, quiero conocer todo sobre el emprendimiento y el growth empresarial. ¡Si tienes cualquier duda déjame tu comentario más arriba!