¿Autónomo con nómina o factura a mi propia empresa?

Emprendedores Más leídos
facturar a mi propia empresa
Alejandro Castellano
Escrito por Alejandro Castellano
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, una media de: 5,00 de 5)
Cargando…

Si has constituido una sociedad en este artículo te mostramos cómo tienes que facturar a tu propia empresa y cómo hacerlo de forma correcta según tu condición en ella.

¿Existe la nómina de un autónomo?

La nómina de un autónomo se puede realizar, pero sólo en el caso de autónomos societarios, aunque, con la última Reforma Fiscal, habrá que cumplir una serie de requisitos para poder cobrar los servicios mediante una nómina, ya que, si no, habrá que realizar el cobro a emitiendo una factura la empresa.

Antes de la Reforma Fiscal del año 2015, los autónomos societarios recibían su retribución económica mediante una nómina, posteriormente, se han establecido diferentes cambios, dando lugar a dos opciones diferentes a la hora de cobrar su servicio a la empresa, las cuales, dependerán de los siguientes requisitos:

  1. Facturar el autónomo los servicios con IVA a la empresa.
  2. Cobrar mediante una nómina de autónomo societario.

¿Cuándo puede un autónomo facturar a su propia empresa?

Veamos los diferentes casos posibles para que un autónomo puede tener nómina o no:

  • Ser socio y administrador

En el caso de tener una sociedad, siendo socio (con más del 25% del capital social) y administrador, tendrás que darte de alta en RETA y emitir una factura por los servicios prestados.

Existe la excepción de que el administrador pueda tener un trabajo remunerado, en este caso, se aprobaría en Junta General y vendría estipulado en los estatutos de la sociedad.

Esta remuneración se establecerá como un autónomo con nómina, el cual, percibirá como rendimientos del trabajo y se le aplicará una retención variable que puede ir desde el 19% al 35%.

Pero en el caso de que el administrador tenga menos del 25% de participación de capital social de la empresa, no se dará de alta en el régimen especial de autónomos, sino en el Régimen General Asimilado (sin desempleo y FOGASA), así no podría despedirse a sí mismo ni cobrar desempleo.

  • Ser socio y además trabajador de la sociedad

El hecho de ser socio de una sociedad, no implica tener que ser el administrador, para este caso habrá que tener en cuenta el tipo de actividad a la que se dedica la sociedad:

  • Servicios profesionales (odontólogos, economistas, etc.) y el socio también es un profesional, entonces tendrás que emitir factura por la prestación de tus servicios a la empresa, y recibirás rendimientos por actividad económica.
  • Servicios empresariales: el socio recibirá una nómina de autónomo como rendimientos del trabajo.
  • Ser socio, pero no trabajador. En este caso, para poder remunerar a un socio que no es trabajador, se realizará mediante dividendos, nunca con factura ni como nómina.

¿Cuál es la mejor opción según cada caso?

Como hemos visto, el hecho de retribuir los servicios prestados por un socio a la empresa mediante nómina o factura, es uno de los temas más polémicos que han surgido en estos últimos años en los ámbitos fiscales y laborales.

La Agencia Tributaria ha intentado aclarar esta cuestión analizando el caso de un socio no administrador que tiene más del 33% del capital social de una empresa que se dedica a prestar servicios profesionales, aclarando en su consulta vinculante, que este socio debe emitir factura a la sociedad debido a los siguientes requisitos:

  • Son servicios profesionales
  • Y el servicio que presta el socio coincide con el que presta la sociedad

Para la sociedad es un gasto deducible y podrá desgravarlo con sus facturas en el Impuesto de Sociedades, mientras que el socio tendrá que declarar en IRPF rendimientos de actividad económica.

En el caso de que no se den las anteriores circunstancias, el socio no estará obligado a darse de alta en Hacienda y obtendrá una nómina de autónomo societario, la cual, se considerará rendimientos del trabajo para el socio y gastos deducibles fiscalmente para la sociedad en el Impuesto de Sociedades.

Por tanto, tanto una situación como la otra, será beneficiosa para la sociedad, ya que, podrá deducir esa remuneración en el Impuesto de Sociedades, mientras que, para el socio, será más favorable el hecho de percibir una nómina, ya que, se evitará tener que presentar impuestos en Hacienda de forma trimestral.

Ante esta situación, lo que siempre habrá que tener presente es que la relación de pagos entre el administrador de una sociedad y la propia entidad es una operación vinculada, y, por ello debe cumplir con los criterios de valoración de estas operaciones.

Si tienes dudas a la hora de facturar a tu propia empresa utiliza los comentarios y te ayudaremos en todo lo que necesites.

Escribir un comentario

5 Comentarios

  • Buenas, yo acabo de crear una SLU, por lo que soy administrador único y trabajador de la empresa,CIRCE me puso por defecto que el cargo era gratuito. Mi empresa es de eSports y yo voy a ser trabajador del departamento de RRHH. Mi duda es, ¿Mi sueldo va por nómina o tendría que hacer factura a la empresa? Y si es nómina, supongo que sería sin seguridad social ya que lo pago como autónomo societario, solo quitando el IRPF para luego meterlo en el 190. Gracias. Un saludo

    • Hola Jesús, si las retribuciones que vas a percibir de la SLU son por funciones diferentes a la administración, pero tu empresa ofrece servicios profesionales que coinciden con los de tu actividad deberás facturar a la empresa para obtener rendimientos de actividad económica, en caso contrario se considerará rendimientos del trabajo.
      Espero haber aclarado tu duda.

    • Hola Laura, el hecho de realizar factura o tener una nómina dependerá de las funciones que lleven a cabo el socio trabajador y si la empresa ofrece servicios profesionales.
      Espero haber aclarado tu duda.

Sobre el autor

Alejandro Castellano

Alejandro Castellano

CMO en Billin.net - CMO B2B SaaS. Emprendedor y experto en marketing y ventas B2B para plataformas SaaS. Gestionando equipos multiculturales e internacionales durante más de 10 años. Fundador y CEO en diversas startups. Persona emprendedora, orientada a resultados y con un profundo conocimiento del sector tecnológico. Acostumbrado a trabajar bajo presión y asumiendo alto riesgo.