El capital social de una empresa

Emprendedores Negocio
Pedro González
Escrito por Pedro González
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay valaraciones)
Cargando…

Es un elemento que no puede faltar en el balance de nuestra empresa, servirá de garantía frente a terceros, ya que, estará formado por las aportaciones de los socios.

Definición de capital social y sus funciones

Dentro de la contabilidad, el capital social es el conjunto de bienes o derechos que un socio aportará a su empresa, sin derecho a devolución.

De esta forma, el capital social estará formado por todas las aportaciones de los socios, cuya participación te concederá unos privilegios u otros, y servirán de garantía frente a terceros.

También existe lo que conocemos como capital social mínimo, formado por aquel capital que toda sociedad debe tener como mínimo, es decir, en caso de sociedad limitada el mínimo de capital serán 3.000 euros, mientras que una sociedad anónima será mucho más alta.

Debemos entender el capital social como un pasivo de la sociedad, frente a los socios, para poder modificar ese importe habría que seguir unos procedimientos jurídicos, por ejemplo, se podría efectuar una ampliación de capital por medio de aportaciones dinerarias o no dinerarias, por transformación de reservas y compensación de créditos frente a la sociedad.

Podemos destacar tres funciones principales del capital social:

  • Función organizativa: nos ayudará a organizar que participaciones tienen los socios en la sociedad, de esta manera, los beneficios se repartirán según su participación, al igual en caso de cese o disolución.

Existe una relación entre capital y voto, es decir, de forma general el derecho al voto irá relacionado con la cantidad de participación que tenga cada socio.

  • Función de garantía: este capital nos garantizará frente a terceros, es decir, serán la responsabilidad limitada de los socios.
  • Función productiva: los socios estarán obligados a mantener el patrimonio como fondo de explotación que permita a la sociedad desarrollar la actividad económica de su objeto social.

Estos fondos son usados para poner en funcionamiento la empresa.

Aumento y reducción de capital social

Tanto la ampliación como la reducción de capital son instrumentos muy útiles para las sociedades, ya que, servirían para sanear sociedades que acumulen pérdidas.

Aumento de capital

Es el incremento del capital social de una empresa, bien sea por la emisión de nuevas acciones o por aumento del valor nominal de las ya existentes.

Este aumento debe acordarse en Junta o Asamblea, y cumplir todos los requisitos para modificar los estatutos sociales.

La ampliación de capital podría ser financiada con reservas, beneficios o plusvalías, en caso de que se aporten nuevos elementos en el activo de la sociedad se haría mediante aportaciones dinerarias o en especie.

capital social empresa

Disminución de capital

Hay distintas causas que pueden generar la reducción de capital social:

  • Puede ocurrir que la cifra de capital social se fijara muy alta en el momento de la constitución, de esta forma se restituirían las aportaciones a los socios o se le condonarían sus dividendos pasivos.
  • Si se reduce el patrimonio como consecuencia de las pérdidas de la empresa, conllevaría a esa disminución
  • Salida de accionistas de la sociedad
  • Revisión de las valoraciones iniciales asignadas a las aportaciones no dinerarias.

En el artículo 317 del Texto Refundido de la Ley de Sociedades, establece cuáles serán las finalidades para reducir el capital:

  • Devolución de las aportaciones
  • Condonación de dividendos pasivos
  • Constitución e incremento de reserva legal o voluntaria
  • El equilibrio entre capital y patrimonio neto de la sociedad, debido a que haya disminuido por consecuencia de pérdidas.

En las sociedades anónimas será obligatorio, la reducción de capital cuando las pérdidas hayan disminuido el patrimonio neto por debajo de las dos terceras partes.

La importancia del capital social

Este capital debe permanecer intacto no solo por cuestiones de operatividad sino porque sus efectos se generan en el reparto de dividendos, la constitución del fondo de reserva o las causas de la disolución.

Para que una sociedad pueda repartir dividendos es necesario revisar que no haya habido pérdidas en el capital social, ya que, tendrían que reintegrarse o reducirse antes de las asignaciones.

La integración de la reserva legal también debe tener concordancia con el capital social, pues debe ser equivalente a la quinta parte de este, según la Ley General de Sociedades.

El capital fijo es universal en cualquier régimen solitario, ya que, sería imposible constituir una sociedad sin aportaciones de los socios y que permanezca.

En cambio, el capital variable no es un requisito esencial para constituir una sociedad.

El capital social representa el valor económico de los bienes entregados por los socios y cuyo importe es equivalente a suma del valor nominal de las aportaciones sociales suscritas.

Es un concepto abstracto porque no significa que la sociedad disponga de recursos para cubrir su importe, sino que representa la obligación que la sociedad asume frente a terceros y socios de mantener recursos suficientes para cubrirlo.

Escribir un comentario

Sobre el autor

Pedro González

Pedro González

¡Hola! Soy Pedro.Autor en Billin viviendo en Madrid, España. Me encanta escribir sobre todo lo relacionado con Negocio, Economía, y Empresa. Además, estoy interesado en emprendimiento y finanzas. Puedes leer todos mis artículos haciendo click sobre el botón de abajo, ¡espero que te gusten!