Factores para determinar el precio de tu producto

19 octubre, 2018
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No hay valaraciones)
Loading...

A la hora de calcular el precio, usar la estrategia de ver lo que cobra la competencia y rebajar el precio, no es una buena estrategia comercial ni económica, en este artículo te enseñaremos a calcularlo.

Definición de precio de un producto

El precio de un producto es el valor monetario que se le asigna a un producto o servicio, en el momento de ofrecerlos al consumidor, y, por tanto, será lo que estamos dispuestos a pagar por obtener dicho producto o servicio.

Esta es una de las decisiones más importantes que debe tomar el departamento de marketing, ya que, afectará directamente a la rentabilidad de la empresa.

Existen dos métodos básicos para el cálculo del precio de un producto:

  • Método de costos, donde se identificarán todos los costes anexos al producto y servicio, y al resultado habría que añadirle el margen de beneficio.

Por ejemplo, supongamos que el coste de un producto son 100 euros, y queremos obtener un beneficio del 25%, entonces el precio final del producto sería 125 euros.

Este método tiene una desventaja, y es que a la hora de calcular los costos podríamos no tener en cuenta algunos ocultos, sobre todo en los servicios.

  • Método de promedio de mercado consiste en hallar el precio medio del producto en un mercado, y luego fijar el precio en función de este promedio.

Por ejemplo, supongamos que el precio promedio para mi producto son 100 euros, pues bien, podríamos optar por poner un precio mayor con el fin de demostrar una mayor calidad que el resto, o bien, poner un precio menor con el fin debe ganar competencia en el mercado.

Hay que tener claro, que la fijación del precio de un producto no debe ser sencillo, sino habrá que analizar la demanda y nuestras utilidades.

Es importante conocer el costo del producto, y saber cuál es el precio medio ponderado, pero hay otros factores relacionados que formarán nuestro mercado objetivo.

¿Cómo se fija el precio?

Muchos son los autónomos que nos hemos podido plantear si realmente, estamos cobrando por nuestro producto un precio adecuado.

Una de las estrategias más usadas se denomina BenchMarking, donde se analizará la competencia y los precios de los productos sustitutos.

El precio es una variable que nos permitirá tomar la decisión, sin embargo, muchas veces el valor agregado que se le da al producto permite aumentarlo.

Veamos los pasos a seguir para establecer el precio de un producto:

  • Calcula el coste de tu producto o servicio, teniendo en cuenta tanto los costes fijos como los variables (nóminas, alquiler, etc)
  • Incluye en el precio de tu producto, tu salario, recuerda que eres una empresa y no una asociación sin ánimo de lucro.
  • Identifica los productos o servicios sustitutivos, esto nos permitirá usarlo como parámetro, y no como modelo a seguir.
  • Comunica bien el beneficio de tu producto, es decir, pregúntate porqué los clientes deben comprarlo,
Te interesará  ¿Qué hay que hacer para crear una empresa?

Estrategias de precio

Una estrategia de precio es un marco de fijación de precios a largo plazo, que establecerá el precio inicial de un producto y la propuesta para los movimientos de precios a lo largo de la vida de dicho producto.

Por tanto, es un conjunto de principios fundamentales para la fijación de precios inicial y a lo largo del ciclo de la vida del producto, de tal manera, que se consigan los objetivos perseguidos, al mismo tiempo que mantenemos el posicionamiento del producto.

Las estrategias de precios más usadas son:

  • Descremado de precios.

Consiste en fijar un precio inicial alto, para que lo adquieran los consumidores que realmente desea el producto y que tengan capacidad para adquirirlo.

Según el producto avance en su ciclo de vida, irá reduciendo el precio para aprovechar otros segmentos del mercado que son más sensibles a los precios.

  • Precios de penetración.

Consiste en marca un precio inicial bajo, para conseguir una rápida penetración en el mercado y atraer a un gran número de consumidores, ese elevado volumen de ventas nos generará una disminución en los costes de producción, lo que permitirá a la empresa poder disminuir los precios más.

  • Precios de prestigio.

Se establecen precios altos, de modo que los consumidores conscientes de la calidad y el estatus que nos puede ofrecer el producto, nos sentiremos atraídos por su adquisición.

Se usa cuando el mercado es pequeño, que los clientes tengan la capacidad económica para adquirirlos, que existan canales de distribución exclusivos, que sea difícil la aparición de competidores y que se pueda mantener en el tiempo un precio superior a la inicial.

  • Precios orientados al competidor.

Aquí partimos de la equiparación de los precios con nuestro competidor, se usa en mercados donde la cantidad de nuestro producto es elevada y hay poca diferenciación, el empresario no podrá controlar el precio.

  • Precios para cartera de productos,

La empresa debe fijar un conjunto de precios que maximice el beneficio de toda la cartera de producto.

  • Precios por áreas geográficas.

Hay que tener en cuenta que el valor de un producto crece a medida que la distancia del lugar de origen aumenta, incrementando los costes variables. Nuevo llamado a la acción

Pedro González, autor en Billin

¡Hola! Soy Pedro.Autor en Billin viviendo en Madrid, España. Me encanta escribir sobre todo lo relacionado con Negocio, Economía, y Empresa. Además, estoy interesado en emprendimiento y finanzas. Puedes leer todos mis artículos haciendo click sobre el botón de abajo, ¡espero que te gusten!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al registrarme acepto los términos y condiciones. Billin únicamente utiliza los datos personales en la medida necesaria para prestar sus servicios. Más detalles en nuestra Política de Privacidad.

Prueba nuestra APP