Qué es la Comunidad de Bienes

Negocio
qué es la comunidad de bienes
Pedro González
Escrito por Pedro González
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay valaraciones)
Cargando…

La comunidad de bienes es a ciencia cierta una de las maneras más sencillas y recurridas de asociación para actuar la administración conjunta de un patrimonio o la realización de una actividad económica.

Te contamos lo que debes saber sobre esta forma jurídica, además de los derechos y obligaciones de la comunidad de bienes.

¿Qué es una comunidad de bienes?

Según el artículo 392 del Código Civil, hay comunidad de bienes cuando la propiedad de una cosa o un derecho pertenece pro indiviso a varias personas (socios comuneros). Es decir, el patrimonio que tiene la sociedad es de titularidad simultánea de todos los socios, en proporción a la cuota de participación que cada uno mantenga. Mientras no se indique lo contrario, las cuotas se presumen iguales.

La Comunidad de Bienes carece de personalidad jurídica propia. Ello quiere decir que no es titular de derechos y obligaciones de la comunidad de bienes (son los socios los que actúan en nombre propio), lo cual no quita que tenga capacidad de obrar en el tráfico jurídico.

Se rige por el Código de Comercio en materia mercantil y por el Código Civil en cuanto a derechos y obligaciones de la comunidad de bienes.

qué es la comunidad de bienes

Responsabilidad de la comunidad de bienes de los socios

Uno de los aspectos menos atractivos de la C.B. es el régimen de responsabilidad de la comunidad de bienes de los socios por las deudas que la comunidad asuma con terceros. A diferencia de como ocurre en otras formas jurídicas (como la S.R.L. o la S.A.), los socios responden de manera:

  • Personal: con su propio patrimonio.
  • Ilimitada: con todos sus bienes presentes y futuros.
  • Subsidiaria, en la relación con comunidad: se tienen que liquidar primero los bienes de ésta y luego los de los socios.
  • Solidaria, en la relación con los demás comuneros: cada uno de los socios responde en proporción a su participación, pero el acreedor puede dirigirse contra cualquiera de ellos, sin perjuicio de que el que haya respondido por la deuda repita luego contra el resto.

Derechos y obligaciones de los comuneros

  • Ganancias y gastos. Salvo pacto en contrario, el porcentaje de participación determina el reparto de las ganancias obtenidas en el ejercicio y la contribución a los gastos.
  • Acción de división. Ningún copropietario está obligado a permanecer en la comunidad, y puede pedir en cualquier tiempo que se divida.
  • Uso de la cosa común. Cada partícipe puede servirse siempre que disponga de ellas conforme a su destino y de manera que no perjudique el interés de la Comunidad y no impida a los demás copartícipes utilizarlas según su derecho.
  • Alteraciones en la cosa común. No es posible sin consentimiento de los demás, incluso aunque de ellas pudieran resultar ventajas para todos los comuneros.
Te interesará  Todo lo que necesitas saber cómo autónomo en relación a la contratación de trabajadores

¿Cuándo me interesa formar una comunidad de bienes?

Uno de los casos más frecuentes es cuando un conjunto de personas tiene ya uno o varios bienes en común, en muchas ocasiones como consecuencia de una herencia. En lugar de instar la partición, se puede pasar a explotarlos, interviniendo en el tráfico mercantil; o simplemente limitarse a custodiarlos.

La Comunidad de Bienes es también una opción aconsejable para pequeños negocios que no exijan cuantiosas inversiones, y una forma útil de asociación entre autónomos con un proyecto común.

Si lo estás valorando, ten muy en cuenta el régimen de responsabilidad de la comunidad de bienes, es sin duda uno de sus principales inconvenientes.

¿Cómo crear una comunidad de bienes?

Para empezar, necesitamos un mínimo de dos socios. La ley no prevé, en cambio, un número máximo.

No se requiere un desembolso mínimo: cada uno de los socios puede aportar el capital al que quiera comprometerse, y puede aportar también trabajo o industria.

La forma de la constitución dependerá de tipo de aportaciones realizada. Si no se aportan a la Comunidad bienes inmuebles o derechos reales, basta con suscribir un contrato privado escrito y firmado por los comuneros (Contrato constitutivo), que recoja los principales puntos (objeto, domicilio, socios, cuotas…). Cuando sí se aporten bienes inmuebles o derechos reales, se debe elevar a Escritura Pública.

No es obligatoria la inscripción en el Registro Mercantil. Si se hace, se puede elegir libremente la denominación, pero debe añadirse «Comunidad de Bienes» o «C.B.».

qué es la comunidad de bienes

Fiscalidad de la comunidad de bienes

Las Comunidades de bienes no están sujetas al Impuesto de Sociedades. Por el contrario, los socios comuneros deben tributar las ganancias obtenidas en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), como rendimientos de la actividad económica.

En los últimos años se ha debatido sobre la posibilidad de que revierta esta situación y se pase a la tributación en Sociedades, como ya ha ocurrido con las sociedades civiles de carácter mercantil. A día de hoy, no se ha producido un cambio en este sentido, aunque no sería de extrañar que el legislador diese el paso definitivo en los próximos años.

La comunidad de bienes sí está sujeta a otros impuestos:

  • V.A.: debe realizar el balance trimestral del IVA soportado y repercutido y demás obligaciones propias del impuesto. Supone darse de alta censal (modelo 036) tras constituirse.
  • A.E.: si se realiza una actividad económica o profesional. También implica darse de alta tras la constitución.

Conoce el programa de facturación para pymes de Billin y gestiona toda la facturación de tu comunidad de bienes.

Escribir un comentario

Sobre el autor

Pedro González

Pedro González

¡Hola! Soy Pedro.Autor en Billin viviendo en Madrid, España. Me encanta escribir sobre todo lo relacionado con Negocio, Economía, y Empresa. Además, estoy interesado en emprendimiento y finanzas. Puedes leer todos mis artículos haciendo click sobre el botón de abajo, ¡espero que te gusten!