Diferencia entre autoliquidación y declaración tributaria

Impuestos y Finanzas
diferencia entre liquidacion y autoliquidacion
Escrito por Laura Peña
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, una media de: 4,25 de 5)
Cargando...

Cuando se habla de declaraciones y autoliquidaciones, debemos tener en cuenta que son dos procedimientos completamente diferentes, con períodos de presentación específicos y condiciones para la subsanación de sus errores que debemos considerar; bien, mediante una rectificación, un modelo complementario o sustitutivo.

Diferencia entre autoliquidación y declaración tributaria

Según el artículo 119 de la Ley General Tributaria (LGT), se considera declaración tributaria todo documento presentado ante la Hacienda pública, donde se reconozca o manifieste la realización de cualquier hecho relevante para la aplicación de los tributos.

Las declaraciones deberán contener los datos referentes a la empresa, al contribuyente o a los declarados.

Las opciones, según la normativa tributaria que se deban ejercitar, solicitar o renunciar con la presentación de una declaración tributaria, no podrán rectificarse con posterioridad a ese momento, salvo que la rectificación se presente en el periodo reglamentario.

Las declaraciones, son:

Las autoliquidaciones según el artículo 120.1 de la LGT, son una clase especial de declaraciones en las que los obligados tributarios, además de comunicar a la Administración:  los datos necesarios para liquidar el tributo y otros de carácter informativo.

Las autoliquidaciones deberán contener los datos de identificación del contribuyente y los datos económicos; además, incluyen en sí mismas las operaciones de calificación y cuantificación necesarias para determinar el importe de la deuda tributaria a ingresar o, en su caso, la cantidad que resulta a devolver o a compensar.

Las autoliquidaciones, más relevantes son: 

¿Eres autónomo o pyme?

Crea presupuestos, facturas y tickets sin coste para tu negocio.

Consigue Billin gratis gracias al Kit digital Acelera pyme del Gobierno.

Nosotros te ayudamos gratis con todos los trámites.

Introduce una dirección de correo correcta Introduce una dirección de correo correcta
Introduce una contraseña No se han cumplido los requisitos de contraseña
8 o más caracteres
Al menos 1 minúscula
Al menos 1 número

*Solución 100% subvencionada con el kit digital.

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, España Digital 2025, y Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025 de los fondos Next Generation de la UE.

La dirección de correo introducida ya está presente en nuestra base de datos Error de servidor, pruebe más tarde por favor

Diferencia entre liquidación y autoliquidación

Los dos son prácticamente lo mismo, y viene siendo un pago de impuestos a la administración.

La diferencia fundamental es que en una liquidación el órgano administrativo es el encargado de solicitarnos el monto de los impuestos a pagar y en una autoliquidación somos nosotros, basándonos en unas normas o leyes, los que debemos hacer los cálculos de los impuestos a presentar.

Rectificación de las autoliquidaciones

Los artículos 120.3 de la LGT y 126 a 129 del RGGI considera que el obligado tributario puede solicitar la rectificación de sus autoliquidaciones, solo en el supuesto de que el error cometido vaya en contra de sus propios intereses.

Eso ocurre cuando el obligado tributario considera que debería haber ingresado una cantidad inferior, o solicitado una devolución o una compensación superior a la anteriormente autoliquidada.

En caso de que el error ocurra en contrario, esto es, que el error cometido al tiempo de presentar la autoliquidación perjudique a la Administración, ya sea por haber realizado un menor ingreso o por haber solicitado una mayor devolución o compensación de la que corresponde, se debe presentar una autoliquidación complementaria según el artículo 122 de la LGT.

Hay que tener en cuenta que cuando se presenta una rectificación en una autoliquidación, el plazo máximo para notificar la resolución por parte de la Administración, será de seis meses. En caso de silencio, la resolución se deberá considerar desestimada.

Declaraciones tributarias complementarias y sustitutivas

Las declaraciones complementarias completan o modifican una declaración presentada con anterioridad.

Por ejemplo, si al presentar el modelo 303 de IVA y se detecta que se ha realizado un ingreso menor que el debido, se deberá realizar complementaria por la diferencia.

Pero en el caso de ingresar de más o si la liquidación presentada contuviera errores que perjudicaran al contribuyente en lugar de a la Administración, deberá presentarse un escrito solicitando la rectificación y no una complementaria.

Y las declaraciones tributarias sustitutivas reemplazan a otras que se hubieran presentado anteriormente.

Se presenta una sustitutiva cuando se pretenda remplazar totalmente en su contenido la declaración inicial. Cuando hay que hacer muchas modificaciones a una declaración, para hacerla más operativa se puede realizar una complementaria.

Por ejemplo, al presentar el IRPF y queremos cambiar la opción de tributación individual a conjunta y viceversa, se presenta una declaración sustitutiva que anula la anterior.

Para terminar, debemos tener en cuenta que las autoliquidaciones deben presentarse en los plazos establecidos para cada impuesto.  Cuando se presentan a porteriori, se consideran extemporáneas y la Administración aplicará los recargos oportunos sobre la cantidad dejada de ingresar.

Esperamos que tengas más claro la diferencia entre autoliquidación y liquidación tributaria. Si aún tienes dudas, utiliza los comentarios y te ayudaremos.

Escribir un comentario

Todos los campos son obligatorios para darte la mejor respuesta

Sobre el autor

Laura Peña

Freelance Executive Marketing Manager y redactora de contenidos en el blog de Billin. Soy una apasionada del marketing y como autónoma, quiero conocer todo sobre el emprendimiento y el growth empresarial. ¡Si tienes cualquier duda déjame tu comentario más arriba!