¿Qué es el recargo de equivalencia?

Impuestos y Finanzas
Pedro González
Escrito por Pedro González
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay valaraciones)
Cargando…

Hoy nos centraremos en conocer uno de los regímenes especiales del IVA, que afectará al comerciante minorista que vende al cliente final, sin transformar el producto, además de conocer su funcionamiento y los tipos vigentes actualmente.

¿Qué es el recargo de equivalencia?

Como hemos comentado, es un régimen especial del IVA, el cual, se aplicará al comerciante minorista, persona física o entidades en régimen de atribución de renta, salvo a los que comercialicen productos como, vehículos accionados a motor, remolques, aviones, joyas, piedras preciosas, etc.

Por tanto, se define el comerciante minorista, a quienes venden habitualmente bienes muebles que no hayan sido sometidos a un proceso de fabricación, siempre que las ventas a consumidores finales del año anterior hayan superado el 80% de las ventas totales, este último requisito no será necesario, si no tuviste el año pasado actividad o si tributaste en módulos.

Qué es el recargo de equivalencia

¿En qué consiste el recargo de equivalencia?

El comerciante recibirá de la factura de su proveedor un recargo en función del IVA aplicado, es decir, para el 21% se corresponde el 5,20%, para el 10% el 1,20% y para el 4% el 0,5%, de esta manera, el contribuyente no declarará ventas con IVA en el Modelo 303 de liquidación trimestral, sino que el IVA de las ventas será un mayor ingreso para el comerciante, y deberá incluirlo en el Modelo 130 del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas.

De este modo, el único IVA que sí ingresaría el comerciante sería el correspondiente a las compras intracomunitarias, operaciones de sujeto pasivo y por las ventas de inmuebles sujetas y no exentas, como hemos indicado en el párrafo anterior, no sólo ingresa el IVA, sino que también el recargo de equivalencia que corresponda al producto, por ejemplo, una tienda de productos informáticos compra tres portátiles a su proveedor por 1.000 euros:

  • El proveedor factura a 0%, ya que el producto es sujeto pasivo
  • El comerciante tendrá que ingresar 1000 x (21% + 5,20%) = 210 + 52 = 262 euros, mediante el modelo 309, en concepto de IVA
  • El comerciante, vende su producto al consumidor final, y ese IVA que repercute en la venta tendrá que tributarlo como un mayor ingreso

Obligaciones formales y de facturación

Deberán de informar tanto al proveedor como a Aduanas, el hecho de estar sujetos al recargo de equivalencia, para que así puedan repercutirle dicho recargo.

Te interesará  Consejos útiles para cumplir con tus obligaciones fiscales correspondientes al ejercicio 2016

No existe obligación de llevar libros contables, a excepción de que realizaran otra actividad que estuviese en otro régimen, que entonces, estarían obligados a llevar libro de facturas recibidas diferenciadas.

No existe obligación de expedir factura por las ventas realizadas, excepto en las entregas de bienes inmuebles sujetos y no exentos o cuando le facturen a una empresa o profesional, también podría solicitarla un consumidor final ejerciendo el derecho tributario, además, habrá que expedir factura cuando la entrega sea a otro estado miembro o se trate de una exportación y cuando vendan producto a la Administración Pública.

Los comerciantes minoristas que realicen simultáneamente actividades empresariales o profesionales en otros sectores de la actividad empresarial o profesional deberán tener documentadas en facturas diferentes, las adquisiciones de mercaderías destinadas respectivamente a las actividades incluidas en dicho régimen y al resto de actividades.

Qué es el recargo de equivalencia

Ejemplos donde no se aplicará el recargo de equivalencia

Vamos a poner varios ejemplos de comerciantes minoristas que no pueden aplicarse el recargo de equivalencia:

  • Venta de aire acondicionados

La venta de aires acondicionados está excluida del recargo de equivalencia ya que se considera material de construcción para edificaciones y nuevas construcciones, por tanto, tributarían a régimen general.

  • Duplicado de llaves

La actividad consistente en copiar llaves no puede estar sometida al recargo de equivalencia, no sólo por existir transformación, sino también por tratarse de una ejecución de obra y no constituir, en ningún caso, una operación de venta, sin perjuicio de la aplicación del citado régimen respecto de las demás operaciones llevadas a cabo por el sujeto pasivo.

  • Los ciclomotores

Los ciclomotores son vehículos accionados a motor para circular por carretera y están excluidos del régimen del recargo, con independencia de que no sean vehículos de motor según la Ley de tráfico (los ciclomotores son vehículos de dos ruedas con motor térmico eléctrico).

  • Ropa, fabricación y venta

Por la actividad de fabricación y venta de ropa tributará en régimen simplificado o régimen general si renunciase al anterior.

Por la venta al por menor de ropa que adquiere del mayorista, si tributaría en régimen de recargo de equivalencia.

  • Librería con fotocopiadora

La actividad de las fotocopias constituye una actividad diferenciada del de venta al por menor, por tanto, tributará en régimen simplificado o general, si renuncia al primero, mientras que la librería si tributaría en recargo de equivalencia.

  • Tarjetas de recarga para móviles

Aquí se está ofreciendo un servicio de telecomunicaciones, por tanto, no se consideran entregas de bienes, sino servicios, a los cuales, no se le aplica el recargo de equivalencia.

Escribir un comentario

Sobre el autor

Pedro González

Pedro González

¡Hola! Soy Pedro.Autor en Billin viviendo en Madrid, España. Me encanta escribir sobre todo lo relacionado con Negocio, Economía, y Empresa. Además, estoy interesado en emprendimiento y finanzas. Puedes leer todos mis artículos haciendo click sobre el botón de abajo, ¡espero que te gusten!