Actualizado: 12 febrero, 2019 · 5 comentarios · 3 min de lectura

Ventajas y desventajas de un negocio estacional

Ventajas y desventajas de un negocio estacional
Validado por: Marcos De La Cueva - CEO Billin
(5 votos, promedio: 2,40 de 5)
Cargando...

En la actualidad, muchas ideas de negocio presentan una alta rentabilidad solo durante unos pocos meses al año. Se trata de los negocios estacionales, que pueden ser rentables durante verano, en Navidad o incluso durante unas fiestas patronales, pero el resto del año no tienen tanto éxito.

Normalmente el entorno es uno de los principales factores por el que los negocios estacionales tienen éxito. Algunas localidades o barrios reciben una cifra considerable de turistas un momento del año, en el que esa idea de negocio consigue una alta rentabilidad, tanto por el exceso de demanda como por el alto precio de los productos y servicios.

Si tienes una idea de negocio, pero consideras que es estacional, antes de ponerla en marcha te recomendamos analizar bien las principales ventajas y desventajas que ofrece.

Se consigue muchos ingresos en poco tiempo

Es la principal ventaja de un negocio estacional. Mucho trabajo en poco tiempo y con altos ingresos que, en la mayoría de los casos, se corresponden con importantes beneficios.

Permite así obtener una alta rentabilidad en un negocio que, de forma tradicional, no ofrecería esa cantidad de ingresos, posiblemente ni trabajando los 12 meses del año.

Esto es lo que motiva a iniciar este tipo de negocios, incluso aunque muchos de ellos tengan que desarrollarse en épocas normalmente de descanso como las vacaciones de verano.

El resto del año ese negocio no es rentable

No obstante, hay que tener en cuenta en la estrategia de negocio que el resto del año la caída de ingresos es notable. Muchos de estas empresas cierran establecimientos durante los otros meses, porque no consideran rentable permanecer abiertos.

Esta ausencia de ingresos debe analizarse con el excedente obtenido durante su tiempo de apertura y, en conclusión, decidir si el negocio vale o no la pena.

Se asegura un trabajo durante una época del año

Incluso si el resto del año no se tiene ingresos a través de este negocio, el plantearlo de forma periódica permite garantizar unos ingresos durante una época del año. Muchos emprendedores intentan buscar esto en varios negocios durante diferentes épocas, con el fin de obtener ingresos el mayor número de meses posible.

Por otro lado, la garantía de que cada año se va a obtener trabajo por un espacio de tiempo, ofrece cierta tranquilidad tanto al responsable de la empresa como a sus empleados.

Requiere de búsquedas alternativas o complementarias

Este concepto es para algunos una ventaja y para otros una desventaja. Lo cierto es que sin ingresos durante buena parte del año, la medida más lógica es buscar otro negocio que sea alternativo o complementario, con el fin de seguir obteniendo ingresos.

La suma de dos o más negocios estacionales ofrece incluso una perspectiva económica más atractiva que un trabajo fijo todo el año. Sin embargo, antes hay que encontrar esta vía alternativa de ingresos y garantizarse su periodicidad todos los años.

Algunos negocios optan por la apertura en diferentes ciudades o entornos (por ejemplo en verano en la playa y en invierno en el centro de la ciudad), para así aprovechar todo lo posible la mayor parte del año.

Sobre la persona que ha validado este artículo
Marcos De La Cueva - CEO Billin

Licenciado en ADE por la Universidad Autónoma de Madrid, Marcos De la Cueva es CEO y cofundador de Billin, un programa online que lleva más de 9 años ayudando a autónomos, pequeños negocios y gestorías a digitalizar sus presupuestos, facturas, tickets y gastos.
 
Sobre Marcos De La Cueva
 
Apasionado por el mundo empresarial y la tecnología, cursó su Máster de Finanzas en la Universidad Pontificia de Comillas y estuvo en el Programa de Cooperación Educativa de la Universidad Autónoma de Madrid.
 
Marcos siempre ha tenido su objetivo claro: ayudar a la creación de negocios financieramente sostenibles a través de una herramienta de facturación que les permita ahorrar tiempo y tener la contabilidad bajo control.
 
Marcos De La Cueva en los medios

— Entrevista sobre Ley Antifraude y Ley Crea y Crece en Expansión.
— Entrevista sobre Ley Antifraude y Ley Crea y Crece en La Razón.
— Entrevista sobre factura electrónica obligatoria en El Economista.
— Comunicado Billin y TeamSystem en Business Insider.
— Entrevista en Economía Digital.
— Entrevista en Ideas para tu empresa de Vodafone.
— Entrevista en MásQradio.
— Entrevista en Armas para emprender de El Método Gallardo.
— Entrevista en KFund.
— Entrevista en AXA Seguros España.
— Entrevista en GestionaRadio.
 
Marcos De La Cueva en eventos
 
— Participación como ponente en Accountex España 2023.
 
Temáticas de especialización
 
negocios | startups | contabilidad| fiscalidad | empresas| asesorías| autonomos | emprendedores | pequeños negocios | economía | ADE | pymes | desarrollo de negocio 

No te pierdas nada

Subscríbete a la Newsletter de Billin

A principios de cada mes enviamos un email con noticias de última hora, novedades fiscales y los contenidos más buscados por autónomos y pymes.

Escribe un comentario

Todos los campos son obligatorios para darte la mejor respuesta

5 comentarios

  • ¡Parece que esté hablando de nosotros! Tenemos una pequeña pyme familiar, una pizzería en un pueblecito costero muy turístico en verano. Os aseguro que es un auténtico imán para los turistas y también para la gente del pueblo. Tenemos unos ingresos escandalosos, pero luego están las desventajas que se dicen muy bien en este artículo. Efectivamente cuando termina el verano no puedes seguir abierto porque no te sale rentable y ni mucho menos con todo el personal que hay en verano. Lo que nosotros hacemos es abrir desde la temporada de Pascua hasta el mes de noviembre. El resto del año estamos invirtiendo para abrir una pizzería en la ciudad, así compaginamos y en verano podemos cerrar la del centro y dedicarnos solo a la del pueblo. Puede parecer un poco lío, pero los negocios estacionales para mí son más efectivos y más rentables que un mismo negocio todo el año. Lo ideal, claro está es combinar varios.

  • Yo no puedo hablar como empresaria, pero sí como empleada. Trabajo en una empresa de cajas de Navidad. ¿Qué es lo que sucede entonces? Pues que trabajamos sobre todo los meses de final de año. Olvídate de las vacaciones esos días. Sin embargo el verano lo tengo libre. Desconozco lo que gana la empresa, pero viendo el volumen de trabajo, desde septiembre hasta marzo no paran. Además de cajas de Navidad hacen cajas de regalo, vinos, embutido, esas cosas. Cuando para la temporada, que es en abril o mayo, te tomas unos meses de descanso. Si comparas lo que se gana por horas extra y en sueldo especial por ser de campaña con un sueldo todo el año más o menos es lo mismo. Y tienes varios meses de descanso. Como digo yo solo puedo hablar como empleada. Por eso, lo que sí puedo aconsejar es que también hay trabajos de temporada veraniega. Si puedes entrar en dos de estos trabajos, uno de invierno y otro de verano, ya os digo yo que se gana mucho más. Y además cambias de trabajo cada poco tiempo.

  • Yo soy autónomo y tengo 3 trabajos estacionales. Ahora todo el mundo piensa que me lo he montado muy bien, pero lo cierto es que nada se construye de la noche a la mañana. Como muy bien se explica en este artículo, que es uno de los que más claro lo expone, los trabajos estacionales tienen sus ventajas y sus desventajas. Su mayor ventaja es que, al ser algo de poco tiempo y muchas ventas los ingresos son bastante altos. Y en mi opinión su mayor desventaja es, precisamente, que no dura todo el año. Pero eso me motivó a buscar trabajos estacionales para cada época del año. Ahora trabajo 10 meses, con algunas interrupciones pero unos ingresos más decentes que lo que ganaría en una oficina 11 meses al año. Por supuesto, lo peor es que como autónomo nadie te paga las vacaciones jaja. No lo vamos a tener todo!

  • Yo creo que la verdadera ventaja de un negocio estacional es precisamente que no tiene un mismo ritmo de trabajo todo el año. Mi negocio es más o menos estacional, es decir que hay meses de inactividad y otros meses de mucha actividad, no hay término medio en realidad. Yo creo que más o menos tienes que ver que es igual de rentable que un negocio que tienes constante todo el año, pero con cambios de ritmo. Habrá gente para la que estos «picos de trabajo» son a lo mejor demasiado agobiantes. A mí para ser sincero no me agobian, más bien prefiero estar trabajando durante unos pocos meses al año al máximo y el resto tomármelos con más calma. Es más, esos meses en los que hay menos trabajo o que incluso el negocio está completamente parado (que más o menos son unos 3 o 4 meses al año), yo ya estoy buscando algo complementario. Y no por los ingresos solamente, sino también porque todo es cuestión de acostumbrarse. Al ritmo de un negocio estacional no solo te acostumbras, sino que llega a formar parte de tu estilo de trabajo y luego te es difícil estar sin hacer nada o en un trabajo más tranquilo.

  • ¿Qué sería de muchos de nosotros sin los negocios estacionales? Yo soy de los que se benefician de este tipo de trabajo todos los veranos. Todos mis amigos se marchan de la ciudad, por lo que a mí me viene genial a la hora de conseguir unos ahorros mientras termino los estudios. Hay que negociar un buen contrato, es verdad. Pero lo cierto es que muchos de estos negocios estacionales necesitan gente en periodo de vacaciones y por jornadas completas, incluso en muchas ocasiones con bastantes horas extra que por lógica deben pagarse mejor. Para haceros una idea, con todo lo que gano en verano trabajando puedo costearme casi todo el año para mis cosas o hacerme un viaje cuando todo cuesta más barato y tengo tiempo (es la ventaja de la Universidad jeje). Por eso yo estoy de acuerdo con estos negocios, al menos como trabajador. Si quieres empezar a tener currículum y unos ingresos interesantes, sin importarte sacrificar tiempo de vacaciones, es perfecto.