FICHERO RAI Y ASNEF

Contabilidad y fiscalidad Impuestos y Finanzas
ncluir los descuentos en el presupuesto
Pedro González
Escrito por Pedro González
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay valaraciones)
Cargando…

¿Te has encontrado alguna vez en las listas de morosos? ¿Se te olvidó pagar alguna factura?, te damos la solución.

Definición de fichero RAI Y ASNEF

Este tipo de ficheros surgen, porque los usuarios generan deudas en compañías, y las consideran injustas, por ellos, estas empresas amenazan a dichos usuarios con incluirlos en los ficheros morosos.

¿Qué significa RAI? Registro de Aceptaciones Impagadas, es decir, es un fichero de morosos, que usan las empresas y grandes compañías, donde se incluye toda la información negativa sobre una sociedad.

Se incluyen todos los impagos de personas jurídicas que superen 300 euros, siempre que haya un reconocimiento de deuda. Deben ser letras cambiarías, pagarés, cheques de cuenta corriente.

Con este listado conocerás el total de letras impagadas que tiene el deudor, más la fecha de su última incidencia.

¿Qué significa ASNEF? Asociación Nacional de Entidades de Financiación, es decir, es un fichero de morosos, donde se contienen tanto los impagos de empresas como de particulares,

La gestión de sus ficheros, la realiza la empresa Equifax Servicios Sobre Solvencia y Crédito S.L., se diferencia del RAI, en que recoge deudas impagadas, estén aceptadas o no, como, por ejemplo, una cuota de teléfono impagada.

Estos ficheros se alimentan de la información que le facilitan bancos y Cooperativas de crédito, una vez que transcurre el plazo legal para su pago, estos impagos se reflejarán tanto en el listado del RAI como el ASNEF, según donde corresponda su deuda.

El problema de estar incluidos en estos ficheros supondrá un problema a la búsqueda de financiación, ya que, estos listados de morosos podrán ser consultados tanto por Entidades financieras como proveedores.

Además de lo anterior, también dificultará las relaciones comerciales, ya que, se usa como un barómetro, que puede indicar posibles impagos futuros.

¿Cómo saber si estás en el RAI O ASNEF?

Como hemos indicado en el apartado anterior, la principal diferencia, radica que el RAI, estará formado por personas jurídicas que tenga un reconocimiento de deuda, bien sea mediante letra impagadas o pagarés devueltos, mientras que el ASNEF, incluirá tanto a empresas como a particulares, que tengan alguna factura impagada.

Para tener conocimiento de si nos han incluido en algún fichero de morosos, lo primero, es saber si tenemos alguna factura impagada que supere los 300,51 € como mínima deuda.

Además, la empresa acreedora debe comunicarte de forma escrita, bien sea por burofax o carta certificada, la información relevante sobre la deuda, en un plazo de 30 días.

También podrás acceder a esta información haciendo uso de tu banco de confianza, aunque por la Ley de Protección de datos pueden no facilitarte la información solicitada, o que te la den incompleta.

Por último, a través del apartado de Registro de Aceptaciones Impagadas, podrás rellenar el formulario, junto a tu CIF, y solicitar dicha información.

Como vemos, estos ficheros de morosos funcionan como una herramienta habitual de los bancos a la hora de determinar el riesgo ante un crédito de un cliente.

No sólo lo usarán los bancos sino empresas e incluso particulares que se les presente una oportunidad de negocio.

Para incluir a una persona en un fichero de morosos, tienen que darse los siguientes REQUISITOS:

  • Que exista una deuda vencida y exigible, y que haya resultado estar impagada.
  • Haber notificado el requerimiento previo para el pago de la deuda, antes de incluirlo en dicho fichero.
  • El acreedor deberá asegurarse haber cumplido todos los requisitos exigidos por Ley.

 Cómo salir de un fichero de morosos

Además de los anteriores requisitos, la inscripción este tipo de ficheros debe seguir un procedimiento con sus tiempos de espera.

De esta manera, no se podrá incluir una deuda que sea inferior a 4 meses de antigüedad, de igual manera, el acreedor estará obligado a comunicar al deudor su inclusión con un plazo de 30 días, si no lo hiciera estaría cometiendo una sanción grave.

Para salir de este tipo de ficheros existen diversas formas:

  • No haber cumplido los requisitos formales para su inclusión o que hayan pasado el plazo legal máximo de 6 años de permanencia en estos ficheros.
  • Saldando la deuda.

De la misma manera que el acreedor inscribe al deudor en el fichero, será el encargado de solicitar su calidad, una vez liquidada la deuda.

Por tanto, la anulación de tus datos en ese fichero, se le podrán solicitar también al responsable del fichero, al cual, habrá que acreditar toda la documentación necesaria de la no existencia de la deuda, junto a la fotocopia del DNI, a partir de ahí, el responsable dispondrá de 10 días para sacar a ese usuario del fichero de morosos.

En España existen diversas empresas dedicadas a la gestión de este tipo de ficheros, una actividad que compaginan con los informes financieros a las empresas.

Escribir un comentario

Sobre el autor

Pedro González

Pedro González

¡Hola! Soy Pedro.Autor en Billin viviendo en Madrid, España. Me encanta escribir sobre todo lo relacionado con Negocio, Economía, y Empresa. Además, estoy interesado en emprendimiento y finanzas. Puedes leer todos mis artículos haciendo click sobre el botón de abajo, ¡espero que te gusten!