Diferencia entre solvencia y liquidez

Contabilidad y fiscalidad Emprendedores
Pedro González
Escrito por Pedro González
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay valaraciones)
Cargando…

La gestión de la liquidez en una empresa, será un aspecto muy importante, pero no será suficiente, ya que, el Director financiero deberá establecer una solvencia a largo plazo, veamos como hacerlo.

Definición de solvencia y liquidez

Ambas, estarán relacionadas con la seguridad de la empresa, pero no por ello, significarán lo mismo.

La liquidez

Es la capacidad que tendrán nuestros activos financieros para convertirse en dinero, y de esta manera, poder hacer frente a los pagos más inmediatos en un momento determinado.

Cuando hacemos referencia a un mercado líquido, significa que en ese mercado se realizan muchas transacciones, y, por tanto, será muy fácil intercambiar esos activos financieros y convertirlos en dinero.

Por tanto, la liquidez será la capacidad de una persona o empresa para cumplir todas sus obligaciones de pago a corto plazo.

La forma para calcular el ratio de liquidez de una empresa será dividiendo el Activo corriente entre el Pasivo corriente, es decir, los recursos más líquidos de la empresa entre las deudas a corto plazo, de esta manera, obtendremos:

  • Mayor que 1: la empresa podrá hacer frente a sus deudas con el dinero líquido que tiene.
  • Menor que 1: la empresa no tendrá liquidez para hacer frente a sus deudas a corto plazo.

La Solvencia

Se define como la capacidad que tiene una empresa para realizar sus pagos y cumplir con sus deudas financieras, por tanto, deberá tener los recursos suficientes para cumplir con todas sus obligaciones.

Este concepto se relaciona con el riesgo de crédito, ya que, representa lo que originaría a la entidad una variación en las condiciones y características, que pudieran alterar la capacidad económica y no poder afrontar los pagos pactados.

Relación entre solvencia y liquidez

No toda empresa que tenga liquidez, será solvente, ya que, puede tener dinero efectivo en caja, y, sin embargo, tener grandes deudas con proveedores o bancos.

Por tanto, una falta de liquidez en una empresa, no tiene porque significar una falta de solvencia, ya que, la empresa podría haber realizados unos grandes pagos que le hubiesen hecho tener menos liquidez, pero a cambio, conseguiría amortizar la deuda antes de lo previsto.

Ambas variables, deben venir acompañadas del buen funcionamiento de una empresa, pero habrá que destacar, que la solvencia es muy importante para la estabilidad de la empresa, mientras que la liquidez, la necesitarías en un momento determinado y de forma urgente.

Te interesará  10 Claves para entender el recargo de equivalencia del IVA

Relación entre solvencia y rentabilidad

Cuando gestionamos la solvencia a corto plazo, la clave está en la gestión de la tesorería, mientras que la solvencia a largo plazo, tiene la clave en la generación de beneficios.

Por tanto, la solvencia a largo plazo, se referirá al análisis económico, ya que, se centra en el beneficio, es decir, en la rentabilidad.

Decimos, que cuando una empresa tiene los recursos suficientes, para hacer frente a sus obligaciones de pago, con su actividad principal y ordinaria, será una empresa con solvencia técnica, mientras que si la empresa para cumplir sus pagos, debe hacer uso de financiación adicional, diremos que es una insolvencia técnica.

El hecho de la insolvencia técnica puede acarrear problemas a medio y largo plazo, por ejemplo, supongamos la venta de una activo fijo por un valor inferior al real, esto significaría una disminución de la capacidad productiva, que a su vez, daría una disminución de beneficio, y por tanto, disminuiría su rentabilidad.

Análisis financiero de la empresa

Vamos a enumerar los pasos necesarios que debemos seguir para realizar un análisis financiero, ya que, el objetivo será evaluar los números, para gestionar mejor los recursos.

1. Equilibrio

Hay que tener en cuenta que tus ingresos reales, deben ser más altos que todos los costes de la producción, para que tu empresa sea viable, por tanto, habrá que tener en cuenta los costos fijos y variables, impuestos y gravámenes en general.

2. Vigila los indicadores económicos

  • De liquidez: evaluará la capacidad de cumplir sus obligaciones a corto plazo.
  • De endeudamiento: evalúa la capacidad de crédito de las instituciones financieras y el pago a los proveedores.
  • De rentabilidad: verifica el beneficio operacional con las ventas realizadas.
  • De actividades: estudia en el plazo medio tanto las ventas como el pago a los proveedores.

3. Crecimiento

Habría que evaluar el crecimiento del patrimonio líquido y la parte de participación de la empresa en el mercado.

Si aplicas estos indicadores que te acabamos de explicar, conseguirás un diagnostico de la salud financiera de tu empresa, con tan solo, sustituir los números contable que tiene tu compañía.

Escribir un comentario

Sobre el autor

Pedro González

Pedro González

¡Hola! Soy Pedro. Autor en Billin viviendo en Madrid, España. Me encanta escribir sobre todo lo relacionado con Negocio, Economía, y Empresa. Además, estoy interesado en emprendimiento y finanzas. Puedes leer todos mis artículos haciendo click sobre el botón de abajo, ¡espero que te gusten!