Actualizado: 17 octubre, 2022 · 0 comentarios · 5 min de lectura

Qué es la tasa Google y a qué empresas afecta

Cómo afecta la tasa Google
Validado por: Marcos De La Cueva - CEO Billin
(1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

La nueva Ley del Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales conocida como “tasa Google” se aprobó con la Ley 4/2020, de 15 de octubre.

Actualmente, vivimos en una imparable evolución del mundo digital, por ello, los gobiernos intentan poner al día el sistema de tributación para hacer frente a los negocios digitales.

¿Qué es la tasa Google?

La tasa Google es un impuesto que grava a aquellas grandes tecnológicas con un 3% sobre los ingresos que se deriven de servicios de publicidad e intermediación en línea y transmisión de datos.

Hay que tener en cuenta que los impuestos se crearon sobre la presencia física, es decir, con el lugar donde se generan los beneficios.

De ahí, la necesidad de hacer frente a estos nuevos modelos de negocios digitales, basados en activos intangibles.

¿Eres autónomo o pyme?

Crea presupuestos, facturas y tickets sin coste para tu negocio.

Consigue Billin gratis gracias al Kit digital Acelera pyme del Gobierno.

 

Regístrate ahora y nosotros te ayudamos sin coste con todos los trámites.

Introduce una dirección de correo correcta Introduce una dirección de correo correcta
Introduce una contraseña No se han cumplido los requisitos de contraseña
8 o más caracteres
Al menos 1 minúscula
Al menos 1 número

*Solución 100% subvencionada para autónomos y empresas de 0 a 49 empleados gracias al Kit Digital.

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, España Digital 2025, y Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025 de los fondos Next Generation de la UE.

La dirección de correo introducida ya está presente en nuestra base de datos Error de servidor, pruebe más tarde por favor

¿Cuándo entra en vigor la tasa Google?

La tasa Google entró en vigor el 16 de enero de 2021, y supone un tipo impositivo del 3% sobre los ingresos provenientes de servicios en línea.

Además su devengo se producirá por cada prestación de servicios gravada y el periodo de liquidación será trimestral.

¿Qué intereses defiende la tasa Google?

Como hemos indicado anteriormente, la tasa Google es un impuesto que pretende recaudar unos 968 millones de euros.

Su nacimiento surge por la reflexión política internacional de la OCDE, la Unión Europea y las soluciones nacionales.

Los avances tecnológicos y la innovación en las empresas, han proliferado la economía digital, conllevando a un régimen tributario actual obsoleto.

Con la economía digital se permite que los países tengan presencia económica y puedan obtener beneficios sin necesidad de una presencia física.

La finalidad de la Comisión Europea es crear un impuesto de estas características para todos los países miembros, obteniendo una fiscalidad común respecto a la economía digital.

Bruselas calcula que este impuesto podría recaudar 6.000 millones anuales para la Unión Europea.

¿Qué grava la tasa Google?

El Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales o tasa Google es un tributo de naturaleza indirecta que grava, en la forma y condiciones previstas en la ley 4/2020, todas aquellas prestaciones de determinados servicios digitales donde exista la intervención de usuarios situación en el territorio de aplicación de este impuesto.

¿A qué empresas afecta la tasa Google?

La tasa Google es aplicable a empresas cuyo importe neto de cifra de negocios en el año natural anterior superen los 750 millones de euros, y que tengan más de tres millones de ingresos derivados de las actividades objeto de gravamen, una vez se hayan aplicado las reglas previstas para determinar la base imponible.

La tasa Google grava únicamente las siguientes prestaciones de servicios:

  • Incluir la publicidad dirigida a los usuarios en un interfaz digital (publicidad en línea).
  • Puesta a disposición de interfaces digitales que permitan a los usuarios localizar a otros usuarios, e interactuar con ellos, e incluso facilitar las entregas de bienes o servicios subyacentes directamente entre esos usuarios (intermediación en línea).
  • Transmitir los datos recopilados acerca de los usuarios que hayan sido generados por actividad desarrolladas por estos interfaces digitales (transmisión de datos).

Por tanto, el impuesto grava a buscadores como Google, plataformas digitales o redes sociales, aunque también puede afectar a compañías cuyo negocio no esté basado en los datos de los usuarios.

En este sentido, no se aplica a cualquier empresa tecnológica, sino a aquellas que gestionan la venta de publicidad o venden sus datos con fines publicitarios como Booking o Airbnb.

Ni tampoco afecta a empresas digitales que se limitan a la venta online de otros productos o servicios no ligados a la publicidad, ni a la venta de bienes o servicios entre usuarios, como sería Wallapop.

¿Qué países tienen la tasa Google?

Muchos gobiernos creían haber encontrado con esta tasa una nueva forma de financiación, pero la realidad ha sido muy distinta.

Se realizó una sobreestimación de ingresos que ha afectado a todos los países que aprobaron el impuesto, además la pandemia ha afectado a la reducción del número de contribuyentes.

El futuro de la tasa Google está finiquitado tras el acuerdo que se tomó en el ámbito de la OCDE sobre una mínima fiscalidad del 15% para las multinacionales. Se espera que este compromiso político sea una realidad en 2023.

Esto supondrá, que los países que han aprobado el impuesto tengan que congelarlo o proceder a su derogación.

Además la OCDE ha recordado a los países miembros que el acuerdo de reasignación de beneficios incluye la supresión de los Impuestos sobre los Servicios Digitales, acabando con las tensiones comerciales derivadas del sistema tributario internacional.

Multas por incumplir la tasa Google

Las sanciones previstas en caso de incumplimiento de impago de la tasa Google prevé de hasta el 0,5% del importe neto de la cifra de negocios para las empresas que traten de ocultar las ubicaciones de los usuarios de los servicios digitales, con el fin de evadir el pago de la tasa Google.

Sobre la persona que ha validado este artículo
Marcos De La Cueva - CEO Billin

Licenciado en ADE por la Universidad Autónoma de Madrid, Marcos De la Cueva es CEO y cofundador de Billin, un programa online que lleva más de 9 años ayudando a autónomos, pequeños negocios y gestorías a digitalizar sus presupuestos, facturas, tickets y gastos.
 
Sobre Marcos De La Cueva
 
Apasionado por el mundo empresarial y la tecnología, cursó su Máster de Finanzas en la Universidad Pontificia de Comillas y estuvo en el Programa de Cooperación Educativa de la Universidad Autónoma de Madrid.
 
Marcos siempre ha tenido su objetivo claro: ayudar a la creación de negocios financieramente sostenibles a través de una herramienta de facturación que les permita ahorrar tiempo y tener la contabilidad bajo control.
 
Marcos De La Cueva en los medios
 
— Comunicado Billin y TeamSystem en Business Insider.
— Entrevista en Economía Digital.
— Entrevista en Ideas para tu empresa de Vodafone.
— Entrevista en MásQradio.
— Entrevista en Armas para emprender de El Método Gallardo.
— Entrevista en KFund.
— Entrevista en AXA Seguros España.
— Entrevista en GestionaRadio.
 
Marcos De La Cueva en eventos
 
— Participación como ponente en Accountex España 2023.
 
Temáticas de especialización
 
negocios | startups | contabilidad| fiscalidad | empresas| asesorías| autonomos | emprendedores | pequeños negocios | economía | ADE | pymes | desarrollo de negocio 

Escribe un comentario

Todos los campos son obligatorios para darte la mejor respuesta