¿Cómo puede evitar un autónomo las inspecciones de Hacienda?

Emprendedores Negocio
Pedro González
Escrito por Pedro González
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay valaraciones)
Cargando…

Cualquier empresa hoy en día, es susceptible de una inspección de Hacienda, por ello, en este artículo te vamos a mostrar las causas por las que puedes tener una revisión y como deberíamos afrontarla.

¿Qué son las inspecciones de Hacienda?

En los últimos años, las inspecciones de Hacienda han aumentado, de ahí que, si tu empresa no ha tenido todavía ninguna revisión, es probable, que muy pronto pueda ser inspeccionada.

Muchas de las inspecciones son provocadas, debido a, errores que comete el empresario, por muy pequeños que sean, por ello, se aconseja que se acuda a la Administración con un asesor experto, ya que así, podrías evitar grandes problemas.

Las fases por las que pasa una inspección en Hacienda son:

1.- Se le notificará a la empresa dicha revisión, la cual, tendrá que ser atendida en tiempo y forma.

2.- Habrá que acudir personalmente, y contestar cualquier duda que tenga el Inspector.

3.- Si dicha revisión viene de Gestión Tributaria, no tendrás que acudir con documentos contables, pero sí viene del Departamento de Inspección, entonces si tendrás que presentar la contabilidad que te requieran.

4.- Una vez examinada toda la documentación, el Inspector levantará una diligencia, donde hará constar todos los detalles de los hechos ocurridos, y cuya conformidad, tendrás que plasmarse en dicho documento.

5.- Si la Agencia Tributaria no está conforme con la elaboración de la contabilidad de tu empresa, realizará la exposición de un acuerdo al contribuyente, proponiéndole unas cantidades a ingresar, dependiendo del impuesto que estén revisando.

6.- Por último, se levantará el Acta final, el cual, podrá ser con conformidad o disconformidad.

¿Cuáles son los motivos de una inspección de Hacienda?

Las causas principales por las que se genera una inspección de Hacienda son:

  • Devoluciones excesivas, es una causa muy común, por eso te recomiendo que estén correctas o se ajusten a tus operaciones reales.
  • Por desajustes entre las liquidaciones trimestrales y anuales.
  • Solicitar el CIF intracomunitario
  • Haber recibido una subvención y no declararla de forma correcta, ya que, algunas no están exentas.
  • Dejar una sociedad inactiva y crear una nueva, que coincida en socios y actividad, puede despertar a Hacienda.
  • La no presentación de tus obligaciones fiscales.
  • Si eres autónomo, no deduzcas los gastos que no pertenecen a tu actividad, sobre todo, si superan los ingresos.
Te interesará  Riesgos laborales del emprendedor (aunque no salga de su oficina)

Infracciones y sanciones

En la actualidad hay varios tipos de infracciones según la Ley General Tributaria:

  1. Por dejar de ingresar la deuda, que resulte de la elaboración de un impuesto, si el contribuyente lo rectifica antes de ser requerido por la Administración, no habrá esta infracción.La base de la sanción, será la deuda no ingresada, y se calificará en leve (cuando sea inferior a 3.000 euros, y exista o no ocultación de datos), grave (cuando sea superior a 3.000 euros, y sí exista ocultación de datos), o muy grave (cuando se hayan usado medios fraudulentos o dejar de ingresar cantidades retenidas).
  1. Infracción por no presentar la documentación necesaria para efectuar las liquidaciones correspondientes.
  2. Infracciones por obtener devoluciones indebidas, es decir, que no nos correspondan.
  3. Infracción por obtener beneficios o incentivos fiscales.
  4. Por acreditar improcedencia en algunas partidas positivas o negativas.
  5. Por no presentar en plazo autoliquidación o declaraciones sin que se proceda a un perjuicio económico.
  6. Infracción por presentar autoliquidaciones de forma incorrecta.
  7. Por el incumplimiento de alguna obligación contable
  8. Incumplir obligaciones de facturación
  9. Incumplimiento de las obligaciones relativas al uso del número fiscal
  10. Resistencia, obstrucción o negativa de las actuaciones de la Administración
  11. Incumplimiento de los retenedores y los obligados a retener.
  12. Comunicar de forma incorrecta los datos al pagador de rentas sometidas a retención.
  13. Por incumplir la entrega del Certificado de retenciones o ingresos a cuenta

Consejos para afrontarlas

Lo más importante, es que debes tener muy claro, que tu empresa podría tener una Inspección de Hacienda en cualquier momento, por ello, debes estar preparado ante una notificación.

Una vez que recibas la notificación, asegúrate de tener todos los justificantes en papel o en formato digital, de todos los gastos e ingresos que hayan participado en la elaboración de la autoliquidación que estén comprobando, posteriormente, deberás revisar los impuestos del ejercicio.

Debes ordenar toda la documentación, antes de presentarla al Inspector de Hacienda.

No olvides, revisar los importes declarados, para asegurarte que coinciden con los traspasados a los impuestos.

Otro consejo es, que, si observas algún error, te recomendamos acudir a un asesor especialista, que te ayude a revisarlo todo.

Por último, informarte que, en cada citación, el Inspector elaborará una diligencia, indicando los hechos que han ocurrido en dicha reunión, no olvides leerlos atentamente, ya que, son considerados documentos públicos.

Escribir un comentario

Sobre el autor

Pedro González

Pedro González

¡Hola! Soy Pedro. Autor en Billin viviendo en Madrid, España. Me encanta escribir sobre todo lo relacionado con Negocio, Economía, y Empresa. Además, estoy interesado en emprendimiento y finanzas. Puedes leer todos mis artículos haciendo click sobre el botón de abajo, ¡espero que te gusten!