¿Estrés postvacacional? Evítalo con estos 5 consejos

Negocio RRHH
¿Estrés postvacacional? Evítalo con estos 5 consejos
Pedro González
Escrito por Pedro González
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay valaraciones)
Cargando…

Es inevitable. En algún momento se tienen que acabar las vacaciones. Tras ellas, sobre todo las de verano, llega el estrés postvacacional, ese estado de ánimo que carga de ansiedad a quien lo sufre, por la combinación explosiva de haberse terminado el tiempo de ocio y comenzar de nuevo la rutina laboral.

El estrés postvacacional puede afectar a cualquier profesional, desde autónomos con su propio negocio hasta CEOs de una gran empresa. En cualquier caso, hay medidas para evitar tenerlo o, como mínimo, sufrirlo lo menos posible.

Intenta un aterrizaje suave en el trabajo

Es una práctica poco recomendable apurar las vacaciones hasta el último día y, al siguiente, comenzar la rutina laboral en jornada completa, dejando atrás la jornada intensiva.

Lo mejor que puedes hacer es organizar los días para un aterrizaje suave. Si has estado fuera y te es posible, regresa unos días antes a casa para habituarte de nuevo a las actividades propias de tu entorno (hacer la compra, limpiar la casa, reencontrarte con amigos o familiares).

En lo que respecta a la jornada laboral, aunque siga siendo completa, es preferible empezar a mitad de semana (un miércoles o un jueves). De esta forma el regreso será menos estresante, una forma «suave» de volver a adaptarse a la rutina del trabajo, con una especie de calentamiento.

Repartir el periodo vacacional a lo largo del año

Uno de los principales motivos por el que el estrés postvacacional hace acto de aparición es porque el profesional que lo sufre considera que para las siguientes vacaciones queda demasiado tiempo.

Este pensamiento negativo se refuerza con toda la acumulación de trabajo, provocando síntomas como ansiedad y depresión. Una forma sencilla de evitarlo es teniendo más vacaciones a lo largo del año.

No se trata de pedir más días libres, sino simplemente de repartir las vacaciones a lo largo de loa 12 meses del año, con unos espacios de tiempo equilibrados, de manera que la ilusión por las próximas vacaciones esté siempre presente.

Te interesará  La responsabilidad penal de una empresa

Plantea nuevos objetivos no profesionales

El regreso de vacaciones no tiene por qué ser negativo. Mucha gente se plantea al terminar este periodo de desconexión comenzar a buscar nuevos objetivos en su vida. Si estos objetivos no están ligados al trabajo, tendrás menos posibilidades de sufrir estrés postvacacional.

Los objetivos que te plantees pueden ser saludables, como volver al gimnasio o comenzar alguna actividad deportiva; culturales desde aprender algún idioma hasta ir más al cine, etc.

Lo importante es que tengas metas más allá del trabajo, consiguiendo de esta forma que las exigencias profesionales no sean el único motivo de peso que te haga levantar cada día.

Planea ahora tus próximas vacaciones

Un ejercicio muy útil tras terminar las vacaciones, es preparar las siguientes. Por un lado transmite un sentimiento de que se alarga el tiempo de ocio, pues acabas de terminar una experiencia vacacional y ya tienes planificada la siguiente.

Por otro lado, plantea nuevas expectativas a las siguientes vacaciones, dado que tendrás muy claro qué no te ha gustado de las recientes, qué te gustaría mejorar o qué has echado en falta.

Si además has aprovechado nuestro consejo anterior y te has repartido las vacaciones a lo largo del año, en poco tiempo podrás disfrutar de este próximo viaje, lo que te permitirá ir al trabajo con mucha más ilusión.

Busca la felicidad en la rutina diaria

Nos referimos a la rutina personal, a las obligaciones que tienes cada día con tu familia, tus amigos, tu pareja… El estrés postvacacional se presenta sobre todo en quienes solo disfrutan de las vacaciones, desaprovechando todo lo bueno que pueden experimentar a lo largo del año.

Las vacaciones deben servir para disfrutar del tiempo libre, pero la base de la felicidad debe encontrarse en el día a día. De esta manera el regreso a casa y al trabajo no será sinónimo de estrés.

Escribir un comentario

Sobre el autor

Pedro González

Pedro González

¡Hola! Soy Pedro.Autor en Billin viviendo en Madrid, España. Me encanta escribir sobre todo lo relacionado con Negocio, Economía, y Empresa. Además, estoy interesado en emprendimiento y finanzas. Puedes leer todos mis artículos haciendo click sobre el botón de abajo, ¡espero que te gusten!