Actualizado: 30 agosto, 2019 · 0 comentarios · 5 min de lectura

9 síntomas de que tu negocio no va bien

9 síntomas de que tu negocio no va bien
Validado por: Marcos De La Cueva - CEO Billin
(Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Con Billin puedes controlar la facturación de tu negocio o PYME y, con esta información, puedes saber fácilmente si todo marcha de la forma correcta o hay algún problema que requiere solución.

Sin embargo, las facturas no son el único indicativo que puede ayudarte a identificar que un negocio va bien o mal, hay otros síntomas que puedes detectar, con los que sabrás que debes tomar decisiones lo antes posible, si no quieres ver que se refleja negativamente en las facturas.

Suben los costes

Un incremento de los costes no supone siempre un problema del negocio, pero sí es un valor que debe vigilarse para confirmar que no estamos incurriendo en gastos excesivos. Aquí se trata de controlar y prevenir para evitar en el futuro problemas de liquidez y de balance contable entre ingresos y costes.

¿Eres autónomo o pyme?

Crea presupuestos, facturas y tickets sin coste para tu negocio.

Consigue Billin gratis gracias al Kit digital Acelera pyme del Gobierno.

 

Regístrate ahora y nosotros te ayudamos sin coste con todos los trámites.

Introduce una dirección de correo correcta Introduce una dirección de correo correcta
Introduce una contraseña No se han cumplido los requisitos de contraseña
8 o más caracteres
Al menos 1 minúscula
Al menos 1 número

*Solución 100% subvencionada para autónomos y empresas de 0 a 49 empleados gracias al Kit Digital.

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, España Digital 2025, y Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025 de los fondos Next Generation de la UE.

La dirección de correo introducida ya está presente en nuestra base de datos Error de servidor, pruebe más tarde por favor

Bajan los ingresos

Por descontado, debemos vigilar la caída de los ingresos. Aunque no siempre es una situación grave, desde luego es un estado económico que nadie quiere para su negocio. Siempre buscamos más ingresos que el mes anterior, por lo que si detectas este descenso, analiza las causas e intenta asegurarte de que no se repitan en el futuro.

La productividad desciende

A veces es posible identificar un problema en el negocio si nos fijamos en la productividad, dado que desde este factor luego encontraremos consecuencias directas que veremos reflejadas en las facturas.

La productividad puede caer por falta de planificación, descenso de la motivación o nuevas dificultades que permitan obtener los mismos resultados que antes. Hay que intentar mejorar cualquiera de estos factores y, como mínimo, mantener siempre los ritmos de productividad más altos posibles.

Cada vez más horas de conexión

Suponiendo que disfrutas de un horario comercial normal, recibir un mail antes de irte a dormir o tener una reunión de trabajo en horas más apropiadas para la comida, implica un problema de conectividad excesiva.

Aunque pueda parecer algo lógico y asumible, la conexión constante a entornos digitales de tu trabajo al final conllevará un desgaste emocional y físico que afectará a tu productividad. Si identificas estos síntomas, intenta desconectar digitalmente cuando no estés en horario de trabajo, como mínimo unas horas concretas al día.

Encasillamiento

Un trabajo actual debe estar buscando la innovación constante. Probablemente cuando comenzaste tu idea de negocio las novedades se sucedían casi de forma continua. La rutina profesional y la falta de tiempo puede provocar un encasillamiento que podría afectar al futuro del negocio en cuestiones de competitividad.

La mejor solución en estos casos es dedicar específicamente un momento de la semana laboral a los típicos brainstorms, en los que plantear posibles ideas con las que mejorar o modificar las pautas de trabajo.

Mal ambiente laboral

Un mal ambiente de trabajo puede deberse a varios motivos. El más fácil de solucionar en realidad es que dos personas se lleven mal, dado que es posible calmar la situación o incluso procurar que los dos profesionales tengan el mínimo contacto posible.

El problema grave existe cuando el mal ambiente laboral es una consecuencia y no una causa. El estrés laboral, pérdidas de clientes o falta de transparencia en el desarrollo de la empresa, pueden motivar rumores y mal humor que luego se trasladará a la interacción entre el equipo de profesionales.

Quejas de clientes

Es lógico que un cliente no se sienta satisfecho con el trabajo realizado, ya sea por fallo en la comunicación previa o por algún obstáculo que se ha presentado en el camino. El problema existe cuando estas quejas se incrementan notablemente.

Este síntoma es claramente una señal de que algo en el proceso de producción laboral está fallando. Puede tratarse de un profesional en concreto o de una línea de negocio que no se está desarrollando correctamente. Hay que encontrar lo antes posible la causa y solucionar la situación, incluso si implica parar temporalmente la oferta de ese servicio o producto.

Ausencias repetitivas de los profesionales

La sucesión de bajas laborales, sobre todo relacionadas con estrés o problemas psicológicos, están poniendo sobre la mesa que hay un problema en el trabajo que está afectando a los profesionales.

En estos casos es difícil encontrar el foco del problema, pero el objetivo prioritario debe ser mejorar el entorno laboral y, a partir de ahí, buscar una mejora en cualquier aspecto profesional que esté causando este malestar psicológico entre el equipo.

Ritmo inadecuado de contratación de profesionales

Si cuentas con un equipo de profesionales, debes saber que lo más difícil es identificar el ritmo de rotación adecuado. Estar contratando continuamente a nuevos miembros del equipo o mantener durante demasiado tiempo siempre a los mismos, son en realidad síntomas de una mala gestión de recursos humanos.

Para evitar esta situación, el objetivo debe ser siempre intentar cambiar dinámicamente los departamentos de trabajo y sus responsables, así como intentar crecer al ritmo necesario como para que los fichajes de nuevos profesionales se sucedan de forma adecuada.

Sobre la persona que ha validado este artículo
Marcos De La Cueva - CEO Billin

Licenciado en ADE por la Universidad Autónoma de Madrid, Marcos De la Cueva es CEO y cofundador de Billin, un programa online que lleva más de 9 años ayudando a autónomos, pequeños negocios y gestorías a digitalizar sus presupuestos, facturas, tickets y gastos.
 
Sobre Marcos De La Cueva
 
Apasionado por el mundo empresarial y la tecnología, cursó su Máster de Finanzas en la Universidad Pontificia de Comillas y estuvo en el Programa de Cooperación Educativa de la Universidad Autónoma de Madrid.
 
Marcos siempre ha tenido su objetivo claro: ayudar a la creación de negocios financieramente sostenibles a través de una herramienta de facturación que les permita ahorrar tiempo y tener la contabilidad bajo control.
 
Marcos De La Cueva en los medios
 
— Comunicado Billin y TeamSystem en Business Insider.
— Entrevista en Economía Digital.
— Entrevista en Ideas para tu empresa de Vodafone.
— Entrevista en MásQradio.
— Entrevista en Armas para emprender de El Método Gallardo.
— Entrevista en KFund.
— Entrevista en AXA Seguros España.
— Entrevista en GestionaRadio.
 
Marcos De La Cueva en eventos
 
— Participación como ponente en Accountex España 2023.
 
Temáticas de especialización
 
negocios | startups | contabilidad| fiscalidad | empresas| asesorías| autonomos | emprendedores | pequeños negocios | economía | ADE | pymes | desarrollo de negocio 

Escribe un comentario

Todos los campos son obligatorios para darte la mejor respuesta