Modificaciones y aplicación del Nuevo Plan General Contable 2016

Contabilidad y fiscalidad Impuestos y Finanzas
Pedro González
Escrito por Pedro González
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay valaraciones)
Cargando…

El anuncio de la entrada en vigor del Nuevo Plan General Contable está como muchos de vosotros sabéis a la vuelta de la esquina, sólo a la espera de la aprobación del borrador definitivo por parte del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) que depende del Ministerio de Economía y Competitividad.

¿Qué es el Plan Contable? 

El plan contable es el conjunto de normas que establecen los procedimientos y métodos necesarios para el registro de la actividad económica de una empresa y agrupa toda la información sobre la gestión de las operaciones financieras realizadas en la compañía.

¿Qué incluye el nuevo Plan Contable?

Existe una estructura bastante amplia y para algunos compleja, al respecto de las “cuentas” que incluye el nuevo plan contable.  Aquí os presentamos las cuentas básicas y comunes a la mayoría de empresas:

  • Caja: contiene el dinero en efectivo disponible en la empresa
  • Bancos e instituciones de crédito: son las entidades financieras donde la compañía deposita los recursos de los que dispone.
  • Mercaderías o mercancías: son los bienes para la venta que tiene la empresa en su almacén
  • Edificios y otras construcciones: espacios físicos de los que dispone la empresa (almacenes, oficinas, depósitos)
  • Terrenos y bienes naturales: propiedades de la empresa que no están en un edificio comercial, como una finca o una parcela
  • Transporte: son las unidades móviles que tiene la empresa para el despacho de la mercancía o el traslado de sus empleados (vehículos, motos, bicicletas, camionetas, camiones)
  • Equipos para procesar información: incluye todos los equipos físicos necesarios para registrar y tratar datos y contenidos (ordenadores, impresoras, fotocopiadoras, escáner)
  • Mobiliario: son los enseres del interior de la empresa (muebles de oficina, sillas, mesas, estanterías, archivadores, escritorios, armarios, cuadros)
  • Deudas con entidades de crédito: en esta categoría se registra todo lo que se le dabe al banco o a otra institución financiera (préstamos, hipotecas)
  • Proveedores: refleja las deudas contraídas con los proveedores, tanto de materias primas para funcionar como de los artículos para la venta

En el informe contable existe una estructura general establecida por la normativa en vigor y aplicable a todos los segmentos de empresas, la cual engloba los principios, conceptos y fundamentos básicos del plan contable; algunos de ellos son:

  • El principio de empresa en funcionamiento
  • El principio de devengo
  • El principio de uniformidad
  • El principio de prudencia
  • El principio de no compensación
  • El principio de importancia relativa
  • Las normas de registro y valoración, que incluyen los criterios y las normas aplicables a las distintas operaciones financieras, como pueden ser los impuestos, tipo de moneda, subvenciones, donaciones, legados, activos financieros, préstamos, arrendamientos e inversiones inmobiliarias, entre otros
  • Las cuentas anuales: que incluyen la situación financiera de la empresa: activos, pasivos, renta, ingresos, gastos, flujos de fondos, entradas y salidas de dinero
  • Las cuentas anuales, incluyen, además:
  • La cuenta de pérdidas y ganancias que es el resumen todos los ingresos y gastos de la empresa
  • El balance general, que refleja los activos, las deudas y el capital de una compañía en un período contable determinado
  • La memoria contable, donde se detallan los logros, resultados, hechos y objetivos de interés para los accionistas
  • El estado de cambios en el patrimonio neto, que contiene el estado de ingresos, los gastos reconocidos y el estado total de cambios en el patrimonio neto
  • El estado de flujo de efectivo, que hace referencia a las variaciones y movimientos de efectivo en un tiempo específico
  • El cuadro de cuentas, que está constituido por las cuentas básicas que mencionamos al inicio.

Si quieres conocer con detalle todos los elementos que aplican al plan contable vigente en 2015,  te recomendamos consultar la última versión publicada por el ministerio de Hacienda.

¿Cuál es la Normativa Contable que está en vigor?

En España está vigente el Plan General Contable de 2007 y modificado en el 2010.  Sin embargo, la Unión Europea a través de su Directiva Europea 2013/34 UE, del 26 de junio de 2013 ha legislado para armonizar el funcionamiento contable entre los Estados Miembros, y ha introducido algunas simplificaciones para que los trámites administrativos y contables que realizan los empresarios, estén mucho más acordes a las realidades económicas y a la evolución de las grandes empresas, las pymes y las microempresas.

Te interesará  ¿Qué impuestos presenta un autónomo?

En la actualidad, la UE ve desmesurado que las pequeñas y medianas empresas tengan que realizar los mismos trámites que una gran empresa, y teniendo en cuenta que el 95% de las empresas españolas son PYMES, el Ministerio de Economía y Competitividad ha decidido que la mejor forma de adoptar la normativa europea, es mediante la elaboración de un Nuevo Plan General Contable para Pymes,  que simplifique los trámites a la hora de presentar las cuentas anuales.

¿Cuál es la relevancia del Nuevo Plan General Contable?

Si bien, el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas aún no ha publicado el documento definitivo del Nuevo Plan General Contable 2016, sí que se conocen ya muchos de los criterios que serán de aplicación definitiva, y a modo orientativo (reiteramos, que no definitivo), el nuevo Plan General Contable para Pymes de 2016 incluirá las siguientes modificaciones:

  • En primer lugar, se revisa y modifican el concepto de pequeña, mediana empresa y microempresa. Entendiendo que ésta modificación ya será de aplicación, tal y como se refleja en la nueva Ley de Auditoría de Cuentas 22/2015, de 20/07 que en los apartados 9 y 10 del artículo 3 adaptan los conceptos de entidades pequeñas y medianas al artículo 3 de la Directiva Comunitaria.

Son entidades pequeñas y medianas, las que durante dos ejercicios consecutivos no superen, a la fecha de cierre de cada uno de ellos, al menos dos de las circunstancias siguientes:

  • En función de esta nueva clasificación, se establecen unas nuevas bases que simplifican la presentación de las cuentas anuales, ya que las notas explicativas de éstas cuentas, recogidas en la Memoria, se transformarán en una relación de “Notas a los Estados Financieros” en la que se establecerán aproximadamente de 10 a 15 apartados fundamentales.  Es altamente probable, que se llegue a eximir por completo de este trámite a las microempresas, a cambio de que a pie de balance se realicen ciertas anotaciones sobre los compromisos financieros contraídos o algunas operaciones vinculadas
  • Para las pequeñas empresas, se plantea la liberación de presentar informe de gestión o de la publicación de la cuenta de pérdidas y ganancias, al mismo tiempo que la desaparición del Estado de Cambios en el Patrimonio Neto; lo cual ya ha quedado contemplado por la Ley 22/2015 de Auditoría de Cuentas que, en la Disposición Final 4ª, suprime esta obligación cuando se pueda realizar el Balance de Situación en Modelo Abreviado
  • En la misma línea se articula la no obligación de presentar informe de auditoría a las microempresas y pequeñas empresas excepto si son consideradas de interés público
  • En cuanto a los grupos de empresas, la novedad viene por la exención de elaborar estados financieros consolidados por parte de los grupos pequeños, salvo en aquellos casos en que una empresa filial sea una entidad de interés público
  • Se establecerá el precio de adquisición de activos financieros (para aquello que se compre y se vaya a vender en el corto plazo) o el coste de producción como único criterio de valoración, abandonando así el concepto de “valor razonable” tan complejo de entender para las microempresas y pequeños negocios. Se exceptúan, algunos instrumentos financieros que se valorarán a valor razonable, estando a la espera de la posible aceptación del método LIFO para valorar las existencias (Last in – First Out las últimas en entrar – las primeras en salir, por sus siglas en inglés)
  • No será necesario registrar los préstamos y otros pasivos por el coste amortizado sino por el valor nominal
  • El fondo de comercio se amortizará con un plazo de 10 años, eliminando los test de deterioro
  • Se tiene en cuenta la aplicación de la Ley de Emprendedores y de ésta forma, al respecto de la creación de las sociedades, los gastos y aportación del capital social podrán realizarse en un plazo máximo de 5 años.

Una vez conocidos todos estos cambios sólo queda esperar a fecha de aplicación del Nuevo Plan General Contable 2016 y comprobar cómo estas medidas beneficiarán a las pequeñas y medianas empresas y cómo reducirán su carga administrativa  o si por el contrario, les supondrá más inquietudes por los costes de adaptación que conllevará su aplicación.

Desde Billin te invitamos a probar nuestra herramienta gratuita para crear, enviar, recibir y gestionar correctamente tus facturas y de ésta forma, ayudarte a simplificar este proceso en tu negocio y optimizar la gestión empresarial.

Escribir un comentario

Sobre el autor

Pedro González

Pedro González

¡Hola! Soy Pedro.Autor en Billin viviendo en Madrid, España. Me encanta escribir sobre todo lo relacionado con Negocio, Economía, y Empresa. Además, estoy interesado en emprendimiento y finanzas. Puedes leer todos mis artículos haciendo click sobre el botón de abajo, ¡espero que te gusten!