Evolución de la mujer autónoma

Emprendedores Negocio
Pedro González
Escrito por Pedro González
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No hay valaraciones)
Cargando…

En este artículo, vamos a analizar cómo ha sido la evolución de la mujer autónoma, tras el periodo de crisis económica, además de compararla con la evolución del hombre, también os informaremos de todas las ayudas vigentes que pueden acceder las madres autónomas.

Mujeres autónomas tras la crisis

En estos últimos años, hemos visto que han aumentado las bajas en el colectivo de autónomos, tanto en hombres como en mujeres, debido a la fuerte situación de crisis económica que hemos vivido.

A lo largo del tiempo, el número de mujeres autónomas, siempre ha sido inferior al de los hombres, no llegando a ser ni una tercera parte del total de los trabajadores autónomos, pero incluso así, hemos visto un cierto incremento en las mujeres durante los últimos cinco años, lo que nos da una pista sobre el despegue de la mujer emprendedora a pesar de la situación de crisis.

En el año 2007, las mujeres representaban dentro del colectivo de autónomos el 32% de los trabajadores autónomos que hay en España, mientras que en diciembre del 2013 se sitúan las mujeres en el 35%, mostrándonos la tendencia al alza de las mujeres emprendedoras ante una situación de recesión económica.

A partir del año 2013 y 2014, ha comenzado a recuperarse este colectivo de autónomos, ya que en el 2014 sumó 74.700 autónomos nuevos, de los cuales, 34.000 eran mujeres, lo que supone más del 45% del total de los trabajadores autónomos.

Si comparamos nuestros datos con los de Europa, la mujer autónoma española, representa un 32% del total de autónomos, frente al 31% del resto de mujeres de Europa.

Comparativa por género y sectores

Se observa un crecimiento ligero y constante, dentro del género de la mujer que pertenece al colectivo de autónomos, los datos claramente indican, que son los hombres los más afectados por la crisis, esto se debe, a que los sectores más afectados durante la crisis se asocian con el género masculino, como la construcción, el sector agrario o la industria.

En general, las mujeres serán más numerosas que los varones en sectores como el comercio y la hostelería, mientras que en la construcción es, al contrario, el hombre representa el 15%, frente a la mujer que ocupa el 1%.

Actualmente podemos afirmar que hay 1.100.00 autónomas en España, que representa el 45% del colectivo de autónomos en este último año, y que el porcentaje de autónomas españolas es superior al de autónomas europeas.

Te interesará  Cómo aprovechar una buena idea de negocio para llevarla a la práctica

La ventaja de que una mujer se haga autónoma es la facilidad que tendrá para poder conciliar la vida familiar con la profesional, ya que, al no tener horarios podrás adaptarte a las diferentes tareas que tengas que realizar a lo largo de la jornada laboral.

Derechos para madres autónomas

Ha quedado claro, que el crecimiento de la tasa de mujeres autónomas ha crecido hasta casi en un 8% en los últimos diez años, por tanto, está creciendo por encima de la tasa de los hombres autónomos.

Pero una de los grandes inconvenientes que obligan a la mujer a no poder ejercer la actividad como autónoma, es la conciliación familiar, de ahí, que el Estado conceda diversas ayudas o deducciones, para poder afrontar las etapas donde los ingresos disminuyen debido a esa conciliación.

Lo primero que fue aprobado a finales del año 2018, por el Tribunal Supremo, fue la exención del IRPF en las prestaciones por maternidad.

Además, se han aprobado las siguientes medidas:

  • La mujer autónoma tendrá derecho a 16 semanas de baja maternal, que contará desde el nacimiento del menor, este periodo podría variar por parto múltiple u hospitalización.

Evidentemente, puede compartirse esta maternidad, pero la Ley obligará a la madre a quedarse con las primeras seis semanas posteriores al parto y de forma ininterrumpida, y posteriormente, traspasar el resto de diez semanas al padre.

  • Existe otra ayuda disponible para las mujeres autónomas que decidan adoptar a un menor, pero tendrá que cumplir los siguientes requisitos:
    • Estar dado de alta tanto en Hacienda como en Seguridad Social
    • Tener un periodo mínimo de cotización, es decir, si tiene entre 21 y 26 años, se le pedirán 90 días como mínimo de los últimos siete años cotizados, si tiene más de 26 años, se le pedirá un periodo de 180 días en los últimos siete años, y si fuera menor de 21 años, no se le exigirá ningún periodo de cotización.
    • Comunicarlo en un periodo de 15 días desde el parto o desde la adopción.

¿Qué ocurrirá si no has cotizado el tiempo mínimo?

Debes conocer que existe una prestación no contributiva de baja maternal, la cual, se aprobará para las madres que no hayan cumplido el periodo mínimo de cotización, además, deberás cumplir los siguientes requisitos:

  • Familia numerosa o monoparental.
  • Parto múltiple
  • Cuando el padre o la madre tengan una discapacidad superior al 65%     

Escribir un comentario

Sobre el autor

Pedro González

Pedro González

¡Hola! Soy Pedro.Autor en Billin viviendo en Madrid, España. Me encanta escribir sobre todo lo relacionado con Negocio, Economía, y Empresa. Además, estoy interesado en emprendimiento y finanzas. Puedes leer todos mis artículos haciendo click sobre el botón de abajo, ¡espero que te gusten!