¿Cuándo empezamos a ser emprendedores en España?

Emprendedores Negocio
Pedro González
Escrito por Pedro González
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay valaraciones)
Cargando…

Está claro que la evolución del ser humano ha sido tal por el emprendimiento del mismo, el afán de superación, crecimiento, desarrollo y mejora de la calidad de vida. Siempre ha habido y habrá espíritu emprendedor en menor o mayor porcentaje, pero siempre dependerá proporcionalmente del grado de motivación social, la situación económica, política, el estado de bienestar, el entorno hostil, crisis económicas o apoyo gubernamental. Por tanto, el crecimiento y desarrollo del emprendimiento en el mundo es proporcional al incremento de la tasa de paro. Bien es cierto que hay personas que se encuentre como se encuentre el panorama socio-económico sienten la necesidad de salir de la zona de confort y crear, innovar, mejorar, aportar, compartir y colaborar. Los que llevan escrito en la frente ‘Emprendedor’ desde bien jóvenes son los que denominaríamos emprendedores natos.

En este mundo de las Start Ups y Baby Business, como empresa innovadora en el sector FinTech que somos, asistimos a diversas charlas, conferencias o cumbres a las que asisten numerosos inversores. El mes pasado precisamente estuvimos en una charla de un inversor, Carlos González, y éste nos mostró un gráfico de la evolución del paro en España y de cómo su crecimiento en los últimos años ha influido positivamente al boom del emprendimiento que estamos viviendo en los últimos años.

España, a mediados de 2007 empezó a sumergirse en una crisis económica que elevó la tasa de paro a sus cifras más altas de la historia desde la democracia. Concretamente, si nos fijamos en la gráfica, durante el periodo 2010 a 2014 llegó a ser del 26,94. Actualmente, la tasa de desempleo en este tercer trimestre ha bajado al 18,91%, (según fuentes del Instituto Nacional de Estadística), lo cual es ya una cifra más alentadora.

La actividad emprendedora en nuestro país ha sido creciente durante los últimos años, habiéndose pasado de una Tasa de Actividad Emprendedora (TEA) de 5,15 en 2004, a 7,62 en 2007 y de 5,7 en 2015, según el Informe Mundial GEM, lo cual indica que las crisis, en sus puntos de inflexión, son el motivo del cambio en gran parte. Aun así, seguimos por debajo de la media europea que se sitúa en 7,8%.  Los países que reflejan TEA más elevadas se encuentran en África (38,6% Senegal y 33,2% Botswana) y América del Sur (33,6% Ecuador y 25,9% Chile). Los países con un TEA menor se encuentran en las economías impulsadas por la innovación.

Te interesará  ¿Cómo asumir el reto de ser madre y emprendedora?

En periodos en los que la tasa de paro es bajo y el estado de bienestar es alto, los españoles hemos optado por copiar modelos de empresas que a otros les han funcionado. A uno se le ocurre una idea buena y si le funciona, el vecino monta una exactamente igual a la vuelta de la esquina. No es lo mismo ser empresario que ser un emprendedor. Tener una empresa supone un riesgo fiscal, laboral e incluso de salud, pero apostar por la innovación y romper moldes en el mercado es mucho más arriesgado, y eso hay que reconocerlo.

La mayoría de los emprendedores en el mundo crea sus negocios impulsado por las oportunidades del mercado y que en todas las economías las tasas más elevadas de participación en nuevos negocios se dan en personas de entre 25 y 44 años. Estos datos positivos también se observan en España, donde el 73,5% de las iniciativas emprendedoras fueron motivadas por la oportunidad y la mayoría de emprendedores que las impulsan son jóvenes.

En los últimos años donde el emprendimiento ha crecido considerablemente, han surgido iniciativas de acompañamiento o de impulso sobre todo enfocado a los más jóvenes para fomentar desde la fase más temprana el emprendimiento de grandes ideas (Yuzz) y con ellos los Campus de Emprendimiento (Seedrocket, Google) y otros programas de mentoring.

Pensemos cuántos españoles, nuestro talento español, empujados por la situación laboral o motivados de forma natural por ser ese emprendedor nato, han salido de la zona de horror o la zona de confort y han dicho “voy a emprender, a materializar mi idea, mi proyecto innovador”. Esas empresas de base tecnológica tienen nombre y algunas ya llevan muchos años e incluso han pasado las barreras internacionales; Privalia, Tuenti, TeamBox, LetsBonus, Meneame, Infojobs. Otras están ahora en su mejor momento; CartoDB, Wallapop, SocialPoint, Viuing, Proximus, PlaySpace, Letgo, Wazypark, Startupxplore, entre otras.

Escribir un comentario

Sobre el autor

Pedro González

Pedro González

¡Hola! Soy Pedro.Autor en Billin viviendo en Madrid, España. Me encanta escribir sobre todo lo relacionado con Negocio, Economía, y Empresa. Además, estoy interesado en emprendimiento y finanzas. Puedes leer todos mis artículos haciendo click sobre el botón de abajo, ¡espero que te gusten!