5 elementos básicos para garantizar tu éxito como freelance

Negocio
Pedro González
Escrito por Pedro González
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay valaraciones)
Cargando…

La semana pasada publicamos en este blog una entrada en la que se centraba nuestra atención en los diferentes aspectos a tener en cuenta para el desarrollo con éxito de una idea de negocio, desde una perspectiva eminentemente estratégica.

En este sentido, hemos considerado conveniente complementar dicha información con la exposición de una serie de elementos de crucial importancia para el desarrollo óptimo de nuestro negocio, pero desde un punto de vista marcadamente operativo, es decir, delimitando qué es conveniente y qué no en el desarrollo diario de nuestra actividad emprendedora.

Para ello, hemos decidido tomar como elementos de referencia la figura del freelance, al tratarse del individuo emprendedor que se enfrenta al mercado en solitario, con un mayor riesgo de fracaso ante posibles errores.

Así, todo freelance debe ser consciente de la importancia de tomar en consideración las siguientes cinco premisas en relación a su actividad profesional:

Concéntrate exclusivamente en aquello en lo que puedes aportar valor añadido a tus clientes; sobre todo en tus inicios como freelance es normal que aceptes todas aquellas propuestas que te presentan clientes potenciales, aceptando trabajos que no se ajustan totalmente a tu cualificación y experiencia, y que te hacen ineficiente, dedicándole más tiempo e incurriendo en unos costes que pueden llevarse por delante el margen acordado.

En estos casos, será preferible asumir tus limitaciones y rehusar dichas propuestas de forma profesional o, en caso de que sea posible y rentable, actuar como intermediarios.

Aunque seas freelance, el día sigue teniendo 24 horas; otro error en el que suelen incurrir las personas que forman este colectivo consiste en acaparar un volumen de trabajo superior al asumible.

Te interesará  4 medidas útiles para modernizar la gestión de tu negocio

En este sentido debes ser consciente de que ser freelance no te exime de tus responsabilidades diarias con tu entorno familiar, tu círculo cercano y, cómo no, contigo mismo.

Tu cartera de clientes no es eterna; incluso en aquellos casos ideales en los que llegas a tener una serie de clientes estables que te suministran trabajos periódicos y que atienden a los pagos de forma óptima, debes ser consciente de la importancia de seguir desarrollando tareas comerciales de prospección de nuevos clientes, sobre todo si tu fuente de ingresos se concentra en una pequeña parte de los clientes actuales.

La profesionalidad incluye todos los ámbitos, incluso el cálculo de los gastos; para la vida de un freelance es igual de arriesgado considerar los gastos de un proyecto como ‘la carta a los reyes magos’, incluyendo nimiedades que pueden enojar a tu cliente, como pensar que la principal obsesión de este es cumplir los plazos de pago pactados.

Tu profesionalidad se debe demostrar en los trabajos entregados, pero también en la formalización de facturas y, sobre todo, en el control de los cobros.

Con Hacienda no se juega; existen multitud de leyendas urbanas sobre la posibilidad de facturar sin estar dado de alta, o acerca de la benevolencia del Estado con el colectivo emprendedor…

Ten cuidado y asesórate por profesionales contrastados en tu relación con la Agencia Tributaria y la Seguridad Social, ya que si no lo haces podrás ser objeto de una sanción en la que se te reclamen los pagos de las cuotas con intereses, poniendo en peligro tu supervivencia a nivel empresarial.

Escribir un comentario

Sobre el autor

Pedro González

Pedro González

¡Hola! Soy Pedro.Autor en Billin viviendo en Madrid, España. Me encanta escribir sobre todo lo relacionado con Negocio, Economía, y Empresa. Además, estoy interesado en emprendimiento y finanzas. Puedes leer todos mis artículos haciendo click sobre el botón de abajo, ¡espero que te gusten!