La sociedad civil y sus características

Negocio
que es una sociedad civil
Pedro González
Escrito por Pedro González
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, una media de: 5,00 de 5)
Cargando…

Si tienes un proyecto en común con otras personas, la Sociedad Civil es la forma jurídica adecuada para explotarlo, si te interesa conocer más de esta figura te lo contamos.

¿Qué es una Sociedad Civil?

Es un contrato por el cual, dos o más personas se unen, para poner en común unos bienes, dinero, industrias, etc, con el fin de repartir futuros beneficios y sin personalidad jurídica.

En las sociedades civiles particulares son en las que las actuaciones de los socios son individuales frente a terceros y sin personalidad jurídica.

Estas sociedades no necesitan formalización documental, a no ser, que estuviesen formadas por algún inmueble o derecho real, que entonces, si necesitaría escritura pública.

Si esta sociedad tiene pactos públicos entre socios, entonces, tendría que constituirse mediante escritura pública e inscribirse en el registro mercantil.

➨ Consulta aquí los tipos de sociedades mercantiles.

Características de la Sociedad Civil

Las características de una sociedad civil son:

  • Ha de tener un objeto lícito
  • Tiene que establecer un interés común entre los socio
  • La sociedad comienza desde la fecha del contrato
  • Su duración estará convenida
  • Puede haber socios capitalistas o industriales, siendo los primeros los que aportan los bienes o dinero, y los segundos, aportan mano de obra.

Como se constituye una Sociedad Civil

La constitución de una sociedad civil se elaborará mediante un contrato privado, sin embargo, cuando se aporten bienes inmuebles se constituirá en escritura pública.

Los derechos y obligaciones de los socios:

  • Cada socio adeuda a la sociedad lo que ha aportado, cuando esté formada por una cantidad de dinero, devengará unos intereses desde el día que el socio debería haber la aportado y no lo hizo.
  • El socio responderá ante los socios de los daños y perjuicios que haya podido causar a la sociedad por su culpa.
  • La sociedad responde a cada socio por la cantidad que han desembolsado y el interés correspondiente, así como las obligaciones que haya contraído.

La sociedad quedará obligada a los actos de un único socio, cuando actúe:

  • Por cuenta de la sociedad.
  • Tenga poder de obligación sobre la sociedad.
  • Obre dentro de los límites de su poder.
  • Las pérdidas y ganancias se repartirán según lo pactado.
  • En caso de excluir del reparto de beneficios a uno o varios socios, ese pacto será nulo.
  • Los socios quedarán obligados solidariamente sobre las deudas de la sociedad.
  • Los acreedores de la sociedad son preferentes a los socios sobre bienes sociales.

sociedades civiles

Administración de la sociedad civil

De la administración de la sociedad se encargan los socios, que pactarán en el contrato la forma de administración:

  • Administrador único: representará todos los actos administrativos e incluso en contra de sus compañeros, a no ser que los hiciese de mala fe.
    Si el administrador se nombra en el contrato social, será irrevocable, mientras que si se escoge de forma posterior podrá revocarse en cualquier momento.
  • Administrador mancomunado: la administración la dirigen dos o más socios, y que uno no puede obrar sin el consentimiento del otro, es necesario, el acuerdo de todos.
  • Administrador solidario: la administración la dirigen dos o más socios, y que cada uno puede actuar de forma independientes, no necesitan un régimen de actuación mancomunada.

Tributación de la sociedad civil con objeto mercantil

A partir del 01 de enero de 2016, las sociedades civiles con un objeto social mercantil tributarán según la Ley de Impuesto de Sociedades, y dejarán de tributar como entidades en atribución en rentas.

Se incorpora un régimen transitorio de IRPF para que regule este tipo de traslación de IRPF a Sociedades, o en su caso, habilitar un régimen especial de liquidación y disolución.

  • Socios, personas físicas o sociedades civiles que pasen de tributar de IRPF a Sociedades, podrán seguir aplicando las deducciones en la cuota íntegra por actividades económicas, que estuviesen pendientes de aplicación a 1 de Enero de 2016.
  • Se habilita un régimen especial de liquidación y disolución, con beneficios fiscales, para aquellas sociedades civiles que pasen a ser sujetos pasivos del Impuesto de Sociedades.

En el caso de acordar la disolución y liquidación, se continuará aplicando el régimen de atribución de rentas hasta la liquidación sin que llegue la sociedad civil a tributar por el Impuesto de Sociedades.

El tratamiento fiscal de la liquidación será:

  • Exención de ITP y AJD (Impuesto de Transmisiones y Actos Jurídicos Documentados)
  • En el IRPF, IS y IRNR de los socios, sólo se tributará en el momento de la liquidación cuando se perciba el dinero o créditos.

Si queremos evitar que la sociedad civil con objeto mercantil tribute por Impuesto de Sociedades, la Agencia Tributaria nos da las siguientes soluciones:

  • Sociedad civil que tribute por Impuesto de Sociedades
  • Sociedad civil que se disuelva y se liquide
  • Sociedad civil que se transforme en sociedad profesional
  • Sociedad civil que se transforme en comunidad de bienes o viceversa
  • Sociedad civil que se transforme en sociedad limitada
  • Sociedad civil profesional que no aparezca en el censo de la Agencia Tributaria
  • Sociedad civil que comunica un cambio de actividad
  • Sociedad civil sin actividad económica

Esto es lo que necesitas conocer de la sociedad civil. Si tienes más dudas escribe en los comentarios y te responderemos.

Escribir un comentario

Sobre el autor

Pedro González

Pedro González

¡Hola! Soy Pedro.Autor en Billin viviendo en Madrid, España. Me encanta escribir sobre todo lo relacionado con Negocio, Economía, y Empresa. Además, estoy interesado en emprendimiento y finanzas. Puedes leer todos mis artículos haciendo click sobre el botón de abajo, ¡espero que te gusten!