¿Línea de crédito o línea de descuento?

Impuestos y Finanzas Servicios Banca
jovenes reunidos en una oficina
Pedro González
Escrito por Pedro González
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay valaraciones)
Cargando…

Si necesitas liquidez de forma inmediata, bien para el pago de alguna compra o para poder hacerte cargo de cualquier gasto extraordinario u ordinario, te explicamos las dos figuras más habituales con las que trabaja un autónomo o empresa, y cuál puede interesarte más, según tu situación concreta.

Definición de Línea de crédito.

Es un producto que se solicita a una entidad financiera, donde te facilitará la posibilidad de disponer dinero de forma inmediata, mientras la empresa o autónomo disponga de ese dinero, tendrá que pagar unos intereses por la parte de dinero que haya usado.

Esta línea será aprobada por parte de la entidad financiera realizando un previo estudio de riesgos a la empresa que la solicite, se comprobará que no se encuentre en ningún listado de morosos, como por ejemplo el RAI, ASNEF, y también estudiará la trayectoria de la empresa con respecto las devoluciones de recibos, si paga los impuestos en tiempo y forma, etc.

La idea es, que la empresa vaya reponiendo los importes usado de dicha línea de crédito, según vaya cobrando a los clientes deudores.

Ejemplo

Supongamos que tenemos una línea de crédito aprobada de 10.000 euros, llega el momento de pagar las nóminas a los trabajadores, y no tenemos liquidez por unos atrasos en los pagos de clientes, entonces, para hacer frente a los 6.000 euros en salarios, disponemos de la línea de crédito esos 6.000 euros, los cuales, hay que intentar devolverlos lo antes posible, y dependiendo de eso, se nos liquidarán los intereses por el uso de esos 6.000 euros.

personas reunidas en una sala

Definición de Línea de descuento.

Es un producto financiero que usan las empresas para anticipar documentos de pago como cheques, pagarés, letras de cambio, etc., siempre que no hayan vencido. Con esta figura la empresa podrá cobrar anticipadamente, tras asumir unos intereses que se calcularán en función del importe a anticipar y la fecha que quede pendiente del vencimiento.

Para este producto también se realizará un estudio de la empresa que lo solicite, además de un breve estudio a los clientes que nos emitan dichos pagarés o recibos, ya que, si se averigua que alguno de esto cliente son insolventes, la entidad financiera podría negarse al anticipo de los mimos.

Ejemplo

Imagina que te dedicas al sector del automóvil, y vendes un vehículo por 6.000 euros, y el cliente nos firma 20 letras para su pago, pues bien, una vez firmadas las llevamos al banco, y como tenemos una línea de descuento contratada, si el banco las acepta, nos anticipará el importe total de la venta que son 6.000 euros, y a nuestro cliente se le irán cobrando según lo pactado en cada una de las letras.

Te interesará  Modelo 303. Impuesto Valor Añadido. Autoliquidación

Diferencias y similitudes entre la Línea de crédito y Línea de descuento

La línea de crédito podría asemejarse a un colchón financiero o un ahorro financiero, que solamente usaremos cuando lo necesitemos, por eso este producto es apropiado para momentos en concreto que tenemos falta de liquidez, y el cual, devolveremos lo antes posible; pero, sin embargo, si necesitamos adquirir un bien de consumo no sería apropiado el uso de este producto, sino que deberíamos solicitar un préstamo o leasing.

Mientras, con la línea de descuento nos financiará a corto plazo, ya que el banco, efectuará un adelanto del cobro del cliente al periodo de vencimiento de dicho pagaré o letra de cambio, por lo que la entidad nos cobrará unos intereses y comisiones correspondientes por dicho anticipo.

Para elegir el producto financiero que más se adecue a nuestra situación, es necesario, analizar las necesidades de la empresa, así como el objetivo que persigue, ya que no sería lo mismo necesitar financiación para la compra de una maquinaria (en este caso sería un préstamo), que para adelantar las nóminas de los trabajadores (línea de crédito).

Ahora bien, todos tienen en común el pago de intereses y comisiones, los cuales, dependerán del importe exigido en contraprestación, así como las condiciones pactadas.

jovenes emprendedores reunidos

Conclusiones

De la línea de crédito podemos decir que es similar a un préstamo, además de estar muy extendido entre los autónomos y las empresas, al igual que su rapidez para solicitarlo.

Con respecto la línea de descuento, los empresarios no se ven limitados con la financiación y con la garantía solicitada, normalmente por los bancos. Además, de que realmente al que se le realiza el estudio de riesgos es a quien emite el pagaré y no al empresario, por tanto, se protegen ante impagos, ya que las gestiones de reclamación suelen tramitarlas la propia entidad financiera.

Actualmente, hay empresas que pueden ofrecerte los dos tipos de líneas en un solo paquete, y así podrás acceder a una línea de descuento además de un líquido adicional.

 

Escribir un comentario

Sobre el autor

Pedro González

Pedro González

¡Hola! Soy Pedro.Autor en Billin viviendo en Madrid, España. Me encanta escribir sobre todo lo relacionado con Negocio, Economía, y Empresa. Además, estoy interesado en emprendimiento y finanzas. Puedes leer todos mis artículos haciendo click sobre el botón de abajo, ¡espero que te gusten!