¿Qué es irpf?

El impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) es un tributo que gravamos en España a las personas físicas según los ingresos que obtienen en un año natural.

Este impuesto es progresivo, es decir, cuanto más ganamos, mayor es el porcentaje que debemos pagar.

El IRPF es uno de los pilares fundamentales del sistema fiscal español, y su correcta comprensión es vital para la gestión tributaria de cualquier ciudadano o profesional.

Funcionamiento del IRPF

Para comprender cómo funciona el IRPF, nos fijamos en la declaración de la renta, que presentamos anualmente en la Agencia Tributaria.

Esta declaración refleja los ingresos, deducciones y retenciones que hemos experimentado a lo largo del año.

Así, partimos de la base imponible, que es la suma de todos los rendimientos (del trabajo, del capital y de actividades económicas), menos los gastos deducibles y las reducciones que la ley nos permite aplicar. Sobre esta cantidad se aplican los respectivos tramos del IRPF para determinar el importe a ingresar o a devolver.

¿Eres autónomo o pyme?

Crea facturas y presupuestos fácil, sin errores y sin coste.
Consigue Billin gratis gracias al Kit digital.
Nosotros te ayudamos con los trámites.

Introduce una dirección de correo correcta Introduce una dirección de correo correcta
Introduce una contraseña No se han cumplido los requisitos de contraseña
8 o más caracteres
Al menos 1 minúscula
Al menos 1 número

*Billin es una solución 100% subvencionada para autónomos y empresas de 0 a 49 empleados con el Kit Digital.

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, España Digital 2025, y Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025 de los fondos Next Generation de la UE.

La dirección de correo introducida ya está presente en nuestra base de datos Error de servidor, pruebe más tarde por favor

Tipos de rendimientos y deducciones

Existen varios tipos de rendimientos que debemos tener en cuenta al hacer nuestra declaración:

  • Rendimientos del trabajo: Salarios, pensiones y otras remuneraciones derivadas de una relación laboral o estatutaria.
  • Rendimientos del capital: Estos pueden ser mobiliarios, como los intereses de cuentas bancarias y dividendos, o inmobiliarios, como las rentas por alquiler de inmuebles.
  • Rendimientos de actividades económicas: Ingresos que obtenemos como autónomos o empresarios.

También aprovechamos deducciones para rebajar la base imponible. Por ejemplo, las aportaciones a planes de pensiones, la adquisición de vivienda habitual (aplicable solo a situaciones ya reguladas antes de 2013) o deducciones por maternidad y familia numerosa.

Comprensión de los tramos y tipos impositivos

El IRPF se estructura en tramos de ingresos sujetos a diferentes tipos impositivos. A medida que incrementamos nuestra base imponible, pasamos a tramos superiores con tipos porcentuales más altos. Esta estructura es clave para que podamos entender la naturaleza progresiva del impuesto.

Cada tramo tiene aplicado un porcentaje, que va incrementándose en la medida que aumentan los ingresos del contribuyente.

Ejemplo práctico de la calculadora del IRPF

Imaginemos que Paula obtuvo ingresos de su trabajo por valor de 30.000 euros en el año.

Además, ha aportado 1.000 euros a su plan de pensiones y tiene derecho a una deducción por maternidad de 1.200 euros. La base imponible sería la siguiente:

Ingresos por Trabajo: 30.000 euros
Aportación Plan de Pensiones: -1.000 euros
Deducción por Maternidad: -1.200 euros
Base Imponible: 27.800 euros

Sobre esos 27.800 euros, se aplicarían los tramos correspondientes del IRPF para calcular el impuesto a pagar. Paula también tendría en cuenta las retenciones que se le hayan practicado durante el año para saber si debe pagar más o si le devuelven parte de lo retenido.

Otro Ejemplo: Retenciones en nómina

José es un ingeniero que recibe un salario mensual bruto de 2.500 euros. Su empresa practica una retención del 15% en concepto de IRPF cada mes.

Al final del año, Jose ha pagado en su nómina un total de 4.500 euros (2.500 euros x 12 meses x 15%). Cuando José haga la declaración de la renta, si ha tenido otros ingresos, o puede aplicarse deducciones y reducciones, podría darse el caso de que tenga que pagar más a Hacienda o que tenga derecho a una devolución.