glosario contable>Instrumento de capital

¿Qué es instrumento de capital?

El instrumento de capital es una pieza clave en la estructura financiera de cualquier empresa y es esencial entender su significado y sus implicaciones.

Un instrumento de capital se refiere a cualquier título o contrato financiero que representa propiedad (o una participación propia) en una entidad.

Esto significa que el tenedor del instrumento tiene algún grado de control y derecho a compartir en los beneficios que la empresa pueda generar.

Tipos de instrumentos de capital

Cuando hablamos de instrumentos de capital, encontramos una variedad en el mercado, cada uno con características y propósitos específicos.

Los más comunes incluyen:

  • Acciones ordinarias: representan una parte de la propiedad de una empresa y suelen dar derecho a voto en las reuniones de accionistas.
  • Acciones preferentes: también representan una porción de la propiedad, pero generalmente ofrecen un dividendo fijo y tienen prioridad sobre las acciones ordinarias en caso de liquidación.
  • Warrants (o derechos de suscripción): son opciones que otorgan al tenedor el derecho a comprar acciones de la empresa a un precio predeterminado antes de una fecha de vencimiento específica.
¿Eres autónomo o pyme?

Crea facturas y presupuestos fácil, sin errores y sin coste.
Consigue Billin gratis gracias al Kit digital.
Nosotros te ayudamos con los trámites.

Introduce una dirección de correo correcta Introduce una dirección de correo correcta
Introduce una contraseña No se han cumplido los requisitos de contraseña
8 o más caracteres
Al menos 1 minúscula
Al menos 1 número

*Billin es una solución 100% subvencionada para autónomos y empresas de 0 a 49 empleados con el Kit Digital.

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, España Digital 2025, y Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025 de los fondos Next Generation de la UE.

La dirección de correo introducida ya está presente en nuestra base de datos Error de servidor, pruebe más tarde por favor

Características de los instrumentos de capital

Los instrumentos de capital comparten ciertas características que los diferencian de otros tipos de instrumentos financieros, como los instrumentos de deuda.

Veamos las más destacadas:

  • Participación en beneficios: Los tenedores de instrumentos de capital tienen el derecho a una parte de los beneficios, que generalmente vienen en forma de dividendos.
  • Derechos sobre activos: En caso de liquidación de la empresa, los tenedores de instrumentos de capital pueden tener derechos sobre los activos restantes tras pagar a los acreedores.
  • Potencial de apreciación: El valor de los instrumentos de capital puede aumentar si la empresa tiene buen desempeño, ofreciendo una oportunidad de ganancia en la venta de estos títulos.
  • Riesgo: Si la empresa no tiene éxito, el valor de los instrumentos de capital puede disminuir, o incluso llegar a valer nada. Este es el riesgo inherente a la inversión en capital.

Relevancia y uso de los instrumentos de capital

Los instrumentos de capital no solo son importantes para las empresas que desean adquirir financiación sin aumentar su endeudamiento, sino también para los inversores que buscan diversificar su cartera y obtener la posibilidad de rendimientos.

Las empresas pueden emitir estos instrumentos para financiar nuevas inversiones, expansiones o incluso para mejorar su estructura de capital.

Ejemplos prácticos de instrumentos de capital

Ejemplo 1: Acciones ordinarias

Imaginemos que una empresa de desarrollo tecnológico llamada «TechInnovación, S.A.» decide emitir acciones ordinarias para recaudar fondos y financiar un nuevo proyecto de investigación y desarrollo. Los inversores que adquieren estas acciones se convierten en propietarios parciales de la empresa y, dependiendo del éxito del proyecto, podrían beneficiarse de la apreciación del valor de sus acciones y de los dividendos repartidos.

Ejemplo 2: Acciones preferentes

Supongamos que «Energías Renovables, S.L.» necesita capital para expandir su infraestructura. La empresa opta por emitir acciones preferentes que, a diferencia de las acciones ordinarias, proporcionan un dividendo fijo anual. Los inversores que opten por este instrumento tendrán la ventaja de obtener ingresos regulares, y además, en caso de liquidación, tendrán prioridad de reembolso antes que los tenedores de acciones ordinarias.