¿Qué es ipsi?

El IPSI, el impuesto sobre la producción, los servicios y la importación, es un impuesto indirecto que se aplica en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

Este gravamen es similar al Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) que se cobra en el resto de España, pero con ciertas particularidades propias de estas ciudades. Como su nombre indica, el IPSI se aplica sobre la producción y la prestación de servicios, así como las importaciones de bienes, efectuadas en estos territorios.

Características del IPSI

Este impuesto tiene varias características distintivas. Primero, el IPSI es un impuesto que se aplica en régimen de tributación especial debido al estatus de Ceuta y Melilla. Segundo, las bases imponibles y los tipos de gravamen son distintos a los del IVA y pueden variar dependiendo de la naturaleza de los bienes o servicios. Tercero, el IPSI está gestionado por las propias ciudades autónomas, ellas son las encargadas de regular y recaudar el impuesto.

¿Eres autónomo o pyme?

Crea facturas y presupuestos fácil, sin errores y sin coste.
Consigue Billin gratis gracias al Kit digital.
Nosotros te ayudamos con los trámites.

Introduce una dirección de correo correcta Introduce una dirección de correo correcta
Introduce una contraseña No se han cumplido los requisitos de contraseña
8 o más caracteres
Al menos 1 minúscula
Al menos 1 número

*Billin es una solución 100% subvencionada para autónomos y empresas de 0 a 49 empleados con el Kit Digital.

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, España Digital 2025, y Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025 de los fondos Next Generation de la UE.

La dirección de correo introducida ya está presente en nuestra base de datos Error de servidor, pruebe más tarde por favor

Tipos de IPSI

El IPSI se divide en dos modalidades: la modalidad sobre la producción y los servicios y la modalidad sobre la importación de bienes. Cada una de ellas tiene su propia estructura de tipos impositivos y se aplica en función del origen y la naturaleza de la operación económica realizada.

Modalidad sobre la producción y los servicios

Esta modalidad grava las entregas de bienes y las prestaciones de servicios que realicen los empresarios y profesionales en el ejercicio de su actividad.

Los tipos de gravamen en esta modalidad son variados, y existen exenciones y reducciones para determinadas operaciones y sectores.

Modalidad sobre la importación de bienes

Por su parte, la modalidad sobre importación grava la entrada de bienes procedentes de fuera de estas ciudades autónomas.

Los tipos impositivos pueden diferir de los aplicados a las operaciones interiores y deben ser satisfechos por el importador en el momento de la entrada de los bienes en Ceuta o Melilla.

¿Quiénes están obligados al pago del IPSI?

Todos aquellos empresarios, profesionales o particulares que realicen operaciones gravadas por el IPSI están obligados a su pago.

Es importante señalar que, dependiendo de la naturaleza de la actividad y de los bienes, podrán aplicarse diferentes exenciones y bonificaciones.

Declaración y pago del IPSI

El proceso de declaración y pago del IPSI depende del tipo de operación y del sujeto pasivo.

Los empresarios y profesionales deben presentar declaraciones periódicas y autoliquidaciones en función de las operaciones realizadas, mientras que en las importaciones de bienes la liquidación y el pago se realizan en el momento del despacho de aduana.

Ejemplos prácticos de aplicación del IPSI

Ejemplo 1: Supongamos una tienda de electrónica en Ceuta que vende móviles. Por cada venta, deberá aplicar el IPSI correspondiente que, en este caso, podría estar alrededor del 4% sobre el precio de venta al público. Si un móvil se vende por 200 euros, el IPSI a añadir sería de 8 euros, haciendo que el precio final para el consumidor sea de 208 euros.

Ejemplo 2: Consideremos un profesional que presta servicios de consultoría en Melilla. Si el tipo aplicable para estos servicios es del 8% y el precio por un servicio es de 500 euros, el IPSI sería de 40 euros. El cliente final pagará entonces 540 euros por el servicio de consultoría.