Qué pueden hacer autónomos y pymes para evitar impagos en época de crisis

Contabilidad y fiscalidad Impuestos y Finanzas Más leídos
evitar impagos
Álex Rodríguez
Escrito por Álex Rodríguez
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, una media de: 5,00 de 5)
Cargando...

Durante la pandemia el riesgo de impagos para autónomos y pymes ha aumentado, y mucho. Ambos grupos están cada vez más preocupados, pues aumentan las situaciones en las que un cliente decide o no puede pagar y tienen que perseguirlo.

En el artículo de hoy analizaremos los problemas que producen los impagos y las herramientas que se pueden utilizar para evitarlos.

¡Empezamos!

Aumentan los impagos a pymes y autónomos durante la crisis de la covid-19

Tal y como indica El Banco de España, las empresas se endeudaron en 28.000 millones en los últimos 12 meses. Esta situación es insostenible en el largo plazo y, junto a las restricciones a la movilidad, el turismo y muchas actividades económicas, ha supuesto una contracción de la economía jamás vista en la historia de España.

El masivo endeudamiento de las empresas se debe a la falta de productividad durante la cuarentena y a la precaución ante el gasto de las familias. Ante un escenario como este no es de extrañar que hayan aumentado los impagos a autónomos y pymes, o lo que es lo mismo, que cada vez haya más clientes morosos, como advierten desde la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad (PMcM).

Cuando pasan más de 60 días desde el momento en el que se solicitó el pago, el cliente pasa a considerarse moroso, tal y como indica la Ley de Morosidad. Según la Federación de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, uno de cada dos autónomos tiene problemas para que sus cobros se materialicen. Por si fuera poco, los impagos han sido la razón de despido en 4 de cada 10 pymes españolas.

Todo esto ha dado como resultado que el 28,8% de los trabajadores por cuenta propia hayan tenido pérdidas superiores a los 30.000 euros este año, según los resultados de la EpDATA

¿Eres autónomo o pyme?

Crea tus presupuestos y facturas en segundos, y cobra hasta 10 veces más rápido con Billin.

Introduce una dirección de correo correcta Introduce una dirección de correo correcta
Introduce una contraseña No se han cumplido los requisitos de contraseña
8 o más caracteres
Al menos 1 minúscula
Al menos 1 número
La dirección de correo introducida ya está presente en nuestra base de datos Error de servidor, pruebe más tarde por favor

La pescadilla que se muerde la cola: los impagos a una empresa generan que esa empresa se endeude con otra

El problema de los impagos es que generan más deuda, pues el autónomo o pyme al que le adeudan no tiene el dinero suficiente para enfrentarse a sus propias facturas. Esto es una pescadilla que se muerde la cola

Un cliente que no tiene dinero para pagar decide no saldar las cuentas con una empresa, la empresa contaba con ese dinero para pagar, pongamos, su alquiler, así que ese mes no puede pagarle al casero, el casero a su vez se queda sin la posibilidad de afrontar su propia hipoteca y no paga al banco… por lo que el banco endurece las condiciones para conceder préstamos.

¿Resultado? Tanto particulares como empresas se quedan sin manera de acceder a liquidez. Y ahí la crisis empieza a agravarse.

¿Qué hacer cuando un cliente no paga una factura?

La mejor forma de protegerse frente clientes morosos es formalizando un contrato en el que las partes se comprometan a cumplir con los plazos. Es decir: la empresa tiene la obligación de prestar el servicio y el cliente de pagar en el tiempo establecido.

De esta manera nos aseguramos de que no haya morosidad o de que, si la hay, se pueda solucionar por la vía legal si fuera preciso (claro que esto supondrá contratar un abogado y asumir el coste de una demanda judicial…). Ahora bien, hay autónomos y pymes que prefieren no hacer este tipo de contratos porque “asustan” al cliente, que no quiere firmar nada que no le beneficie. 

Si este es tu caso siempre tendrás la factura como comprobante de que se efectuó un servicio y poder reclamar. 

Pero, antes de echarnos las manos a la cabeza porque el cliente no paga y montar en cólera es recomendable explorar la vía amistosa. Esto consiste en llamarle, mandarle emails o, incluso, proponerle una alternativa de pago.

La última opción sería avisarle de que tiene un número determinado de días para afrontar su deuda por carta certificada. De no hacerlo, se le informa de que se procederá a iniciar la vía judicial, en la que si dispones de facturas y pruebas suficientes tiene todas las de perder. 

Pero claro, de nuevo incurrimos en el mismo problema: a veces no tenemos ni tiempo ni dinero para litigar las deudas en el juzgado.

Herramientas para evitar que se produzcan impagos y protegerse de los clientes morosos

Vamos a hablar de varias herramientas -algunas muy novedosas y otras que llevan muchos años entre nosotros- para evitar los impagos. Todas ellas se están convirtiendo en el aliado perfecto de autónomos y pymes que quieren blindarse contra los morosos.

Factoring

El factoring es un servicio de anticipo de crédito que sirve para blindarse ante posibles impagos. Además de este servicio crediticio el factoring también ofrece: 

  • Asumir el riesgo del impago si el cliente resulta moroso (en caso de que se factoring sin recurso)
  • Llevan a cabo la gestión del cobro. 
  • Asesoramiento financiero y comercial de los deudores.

Gracias al factoring -siempre que sea sin recurso- podrás dejar de preocuparte por los impagos, ya que en caso de no poder cobrar una factura, tu negocio ya habrá recibido el dinero correspondiente y está cubierto.

Normalmente las entidades de factoring son los bancos y cobran una comisión por el servicio. 

Confirming

El confirming es una forma de pago de facturas por adelantado que ofrecen algunas empresas o entidades financieras. Estas empresas se hacen cargo de la factura en sustitución del cliente cuando el plazo estipulado del pago es demasiado largo para que la empresa que emite la factura lo soporte. En realidad, es un servicio muy parecido al del factoring, pero en este caso lo contrata el cliente en vez del proveedor. 

El Blog Salmón lo explica muy bien con un ejemplo: “supongamos que la empresa A pacta con la empresa B el pago a 150 días fecha factura, pero que la empresa B no puede soportar un plazo de pago tan dilatado. Si la empresa A realiza sus pagos mediante confirming, una entidad financiera le podrá facilitar a la empresa B el adelanto del cobro de la factura con el cobro de los correspondientes intereses”, nos dicen en Salmón.

Este método es una forma excelente de asegurarse liquidez mientras no se cobre una factura y permite desentenderse hasta cierto punto de que el cliente pague, ya que él rendirá cuentas ante el banco y este será el encargado de cobrarle. También puedes optar por ser tú el que pague a través de confirming y así dilatar tus deudas hasta que lleguen momentos mejores.

Seguro de impagos

Los seguros de impagos, tan habituales a la hora de alquilar un inmueble, también tienen su equivalente para autónomos y pymes que quieren protegerse de la morosidad.

Los seguros de impago se contratan a través de una aseguradora y por cierta cantidad al mes pueden llegar a asegurarte hasta el 100% de las deudas de tus clientes. Además, muchos seguros ofrecen extras en sus planes, como soporte legal, asesoría o cobro de deudas al pagador. 

Protección para todas tus facturas

Por último, pero no menos importante, existe la posibilidad de asegurar las facturas emitidas. Esto significa que, en caso de que se produzca un impago, la compañía afectada por la morosidad puede utilizar esta cobertura para reclamar la cantidad impagada. 

En España este es un servicio que ofrecen compañías como Bulldoc, y cubren tanto los gastos de una demanda por la vía amistosa como la judicial.

La start-up asegura que más del 80% de los impagos se solucionan cuando el cliente moroso recibe un burofax firmado por un abogado reclamando fehacientemente la deuda, por lo que a menudo acudir a los juzgados no es ni necesario. 

Y si nada funciona… Acudir a empresas de recobro

Si a pesar de haber tomado todas las precauciones posibles no puedes evitar el impago, siempre queda la opción de acudir a empresas de recobro de factura. Estas compañías están especializadas en recuperar deudas comerciales y cobran una comisión sobre el total del importe recobrado. 

Escribir un comentario

Sobre el autor

Álex Rodríguez

Álex Rodríguez

SEO & Growth Manager en empresas tecnológicas. Me gusta todo lo que tiene que ver con el emprendimiento en Internet y los negocios tipo SaaS, desde su legislación hasta las estrategias de crecimiento. ¡No te pierdas mis artículos y comparte tus ideas en los comentarios!