¿Qué es Prorrata?

La Prorrata del Impuesto del Valor Añadido hace referencia a que cuando un autónomo desarrolla dos actividades con diferenciación en el régimen de IVA, sólo deducirá una parte del IVA soportado.

Veamos la definición formal de la Regla de Prorrata, los tipos que existen y que ocurre con personas físicas en Prorrata cuando compran bienes de inversión

¿Qué es la Regla de la Prorrata?

La Regla de la Prorrata es el mecanismo mediante el cual, un autónomo que realiza dos actividades económicas diferenciadas, siendo una exenta de IVA y otra sujeta a IVA, tiene que aplicar un porcentaje sobre los gastos comunes de su actividad económica, pudiendo sólo deducir el tanto por ciento calculado, según los ingresos totales.

Por ejemplo, supongamos un autónomo que desarrolla una actividad exenta de IVA, según el artículo 20, y, de forma simultánea presta servicios en otra que sí está sujeta a IVA, pues bien, en este caso, este empresario tendrá que aplicar la Regla de la Prorrata sobre el IVA.

Quizás te interese nuestro artículo sobre cómo afecta la prorrata a la facturación.

¿Qué tipos de Reglas de Prorrata existen?

1.- La Regla de la Prorrata General

Para el cálculo de este tipo de Prorrata habrá que aplicar la siguiente fórmula:

2.- La Regla de la Prorrata Especial

En este caso, las cuotas soportadas en la adquisición de bienes utilizados en la actividad que da derecho a deducción, se podrán deducir de forma íntegra, mientras que los bienes adquiridos para la actividad que no da derecho a deducción, no se podrán soportar.

Este tipo de Prorrata Especial se caracteriza por la deducción exacta de las cuotas soportadas según el uso que se le dé a los bienes.

¿En qué consiste la Regla de la Prorrata al adquirir los bienes de inversión?

Cuando un autónomo adquiere bienes de inversión y se encuentra en Regla de Prorrata, debe regularizar las cuotas que haya deducido en el año, además tendrá que hacerlo durante los cuatro años siguientes o nueve, para el caso de un bien inmueble.

Veamos cómo se calcula con un ejemplo:

Hemos adquirido una máquina en el segundo trimestre del año 2019 por 50.000 euros

IVA soportado: 10.500 euros

Prorrata provisional para el 2019: 59%

Prorrata definitiva para el 2019: 70%

Solución:

Año 2019 (adquisición): 10.500 x 59% = 6.195 euros

Año 2019 (Prorrata definitiva): 10.500 x 70% = 7.350 euros

7.350 euros -6.195 euros = 1.155 euros, esto corresponde a una deducción complementaria.

Así, habría que ir haciéndolo hasta llegar al último año de amortización de la maquinaria.

Desde Billin, el programa de facturación de empresas y autónomos online, te ofrecemos más información sobre términos contables y financieros.

Pedro González

Autor en Billin. Pedro Gonzalez es el content manager que se asegura de que todo el contenido de Billin sea veraz, auténtico y de utilidad para ti.