glosario contable>Garantía

¿Qué es garantía?

Una garantía es un compromiso que se establece entre dos partes, el cual asegura el cumplimiento de una obligación o el correcto funcionamiento de algo adquirido.

Nos encontramos con que una garantía puede tener múltiples aplicaciones: desde segurar que un producto adquirido funcionará correctamente durante un cierto periodo de tiempo hasta garantizar la ejecución de un pago o el cumplimiento de un contrato.

Tipos de garantías

Existen diversas clases de garantías, cada una con sus características propias.

Por ejemplo, las garantías personales implican que otra persona o entidad se compromete a cumplir la obligación en caso de que el deudor principal no lo haga.

En cambio, las garantías reales están ligadas a un bien concreto que respalda el cumplimiento de la deuda.

  • Garantía personal: fianza o aval.
  • Garantía real: hipoteca, prenda.

Función de las garantías

La función principal de una garantía es brindar seguridad jurídica y financiera. Dicha seguridad puede materializarse en el aseguramiento de un préstamo, en la protección de una compra o en el respaldo de la calidad y durabilidad de un servicio o bien adquirido.

Las garantías fomentan así la fluidez en las relaciones comerciales y financieras, facilitando las operaciones y proporcionando tranquilidad a las partes involucradas.

Importancia de las garantías

La importancia de contar con garantías es indiscutible en el ámbito empresarial y contable.

A modo ejemplo, cuando una empresa busca financiación, la presencia de garantías incrementa sus posibilidades de acceder a créditos y a menudo en condiciones más favorables.

Por otro lado, los consumidores se sienten más protegidos al saber que cuentan con un respaldo que les permite exigir la reparación o sustitución de un bien que no cumple con sus expectativas o con lo pactado contratualmente.

Ejemplos prácticos de garantías

Ejemplo 1: Imaginemos que adquirimos una maquinaria para nuestra empresa con una garantía de dos años. Esto significa que durante ese periodo, si la maquinaria presenta fallos o defectos inherentes a su fabricación, podremos reclamar su reparación o sustitución sin coste adicional.

Ejemplo 2: Supongamos que una empresa solicita un préstamo a una entidad financiera y ofrece como garantía un bien inmueble. En este caso, si la empresa no pudiera enfrentar el pago de la deuda, la entidad financiera podría ejecutar la hipoteca para recuperar el montante prestado.

¿Eres autónomo o pyme?

Crea facturas y presupuestos sin coste.

Consigue Billin gratis gracias al Kit digital Acelera pyme del Gobierno.

Nosotros te ayudamos con los trámites.

Introduce una dirección de correo correcta Introduce una dirección de correo correcta
Introduce una contraseña No se han cumplido los requisitos de contraseña
8 o más caracteres
Al menos 1 minúscula
Al menos 1 número

*Solución 100% subvencionada para autónomos y empresas de 0 a 49 empleados gracias al Kit Digital.

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, España Digital 2025, y Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025 de los fondos Next Generation de la UE.

La dirección de correo introducida ya está presente en nuestra base de datos Error de servidor, pruebe más tarde por favor