¿Qué es impago?

Un impago es la falta de pago de una obligación financiera o de crédito. Este concepto hace referencia al incumplimiento de un compromiso de pago por parte de una persona o entidad, sea este total o parcial.

El impago puede tener consecuencias significativas tanto para quien debe hacer el pago, denominado deudor, como para quien espera recibirlo, denominado acreedor.

El impago no solo involucra aspectos económicos, sino que también puede llevar asociados efectos legales y afectar la reputación crediticia del deudor.

En este sentido, la gestión eficiente y el entendimiento de los impagos son esenciales para mantener la salud financiera de empresas e individuos.

Tipos de impago

En cuanto a los tipos de impago, es posible clasificarlos según diversas variables:

  • Por duración: Hablamos de impagos temporales cuando se espera que la deuda sea saldada en un futuro cercano y de impagos definitivos cuando no hay expectativas de recuperar el monto adeudado.
  • Por alcance: Los impagos parciales se refieren a cuando solo se satisface una parte de la deuda, mientras que los impagos totales implican el incumplimiento de la totalidad de la obligación financiera.
  • Por origen: Pueden derivarse de operaciones comerciales, préstamos bancarios, emisión de títulos de crédito, entre otros.

Causas comunes del impago

Las causas del impago son variadas y pueden deberse a multitud de factores, tales como:

  • Problemas de liquidez: La falta de fondos suficientes para hacer frente a las deudas en el momento del vencimiento.
  • Ineficiencia en la gestión de cobros: Fallos en los procesos internos que llevan a una mala administración de los cobros pendientes.
  • Coyunturas económicas adversas: Situaciones de recesión o crisis que afectan el flujo de efectivo y la capacidad de pago.
  • Endeudamiento excesivo: Cuando las obligaciones financieras sobrepasan la capacidad económica del deudor.

Consecuencias de hacer un impago

Las consecuencias del impago pueden manifestarse de diversas maneras, tanto para el deudor como para el acreedor:

  • Para el deudor: Puede enfrentarse a penalizaciones, intereses de demora, deterioro de su calificación crediticia y en el peor de los casos, procedimientos legales que conlleven el embargo de bienes.
  • Para el acreedor: La falta de ingresos esperados puede afectar a su liquidez y planificación financiera, además de incurrir en costes adicionales para la gestión del cobro de deudas.

La gestión de un impago

Para gestionar eficientemente los impagos, se deben adoptar medidas preventivas y correctivas:

  • Preventivas: Incluyen el análisis de riesgo crediticio antes de conceder crédito, establecer condiciones claras de pago y realizar seguimientos periódicos de las facturas pendientes.
  • Correctivas: Si el impago ocurre, se pueden implementar gestiones de recobro, negociar acuerdos de pago o en instancias más extremas, acudir a la vía judicial.

Ejemplos prácticos para entender un impago hecho

Ejemplo 1: Imaginemos que una empresa de muebles vende un lote de sillas a un restaurante bajo la condición de pago a 60 días. Transcurrido el periodo, el restaurante no realiza el pago debido a una inesperada disminución de sus clientes. Nos encontramos frente a un caso de impago temporal, ya que el restaurante se compromete a saldar la deuda en los siguientes 30 días, cuando espera recuperar su flujo habitual de clientes.

Ejemplo 2: En otro escenario, una constructora incurre en impago total de un préstamo bancario debido a que la empresa se declara en insolvencia. El banco, tras intentar diversas negociaciones de pago, se ve obligado a iniciar un proceso legal para intentar recuperar parte de la deuda, ya que no hay perspectivas de que la constructora pueda cumplir con su obligación financiera.

¿Eres autónomo o pyme?

Crea facturas y presupuestos sin coste.

Consigue Billin gratis gracias al Kit digital Acelera pyme del Gobierno.

Nosotros te ayudamos con los trámites.

Introduce una dirección de correo correcta Introduce una dirección de correo correcta
Introduce una contraseña No se han cumplido los requisitos de contraseña
8 o más caracteres
Al menos 1 minúscula
Al menos 1 número

*Solución 100% subvencionada para autónomos y empresas de 0 a 49 empleados gracias al Kit Digital.

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, España Digital 2025, y Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025 de los fondos Next Generation de la UE.

La dirección de correo introducida ya está presente en nuestra base de datos Error de servidor, pruebe más tarde por favor