glosario contable>Asiento de regularización

¿Qué es asiento de regularización?

Aprovechando que se acerca la presentación de impuestos correspondiente al cierre del ejercicio anterior, veamos que son los asientos de regularización y el asiento de cierre contable.

¿Qué es un asiento de regularización?

El asiento de regularización se realiza para saldar todas aquellas cuentas contables correspondientes a los gastos e ingresos, con el fin de obtener el resultado de la explotación.

Básicamente, el asiento de regularización consiste en reflejar en la cuenta del grupo 129 si se han obtenido ganancias o pérdidas, indicando las cuentas del grupo 6 y 7 con saldo inverso.

Además del asiento de regularización hay que realizar el de cierre, ya que, solo hemos calculado el resultado del ejercicio antes de impuestos.

El asiento de regularización se anota en el libro diario el último día del ejercicio correspondientes, después de haber contabilizado todas las operaciones realizadas por la empresa.

Aunque realmente, sería el asiento contable penúltimo, puesto que, el último es el de cierre.

La fecha de su realización depende del momento en el que la compañía finalice su ejercicio, aunque normalmente suele coincidir con el año natural, desde el 1 de enero al 31 de diciembre, por tanto, lo más usual es que se ejecute el 31 de diciembre.

No debes confundir el asiento de regularización con el de regularización de existencias, el cual, se usa para contabilizar las existencias finales de la empresa al cierre del ejercicio e identificar la variación en el inventario inicial y final.

¿Qué cuentas se utilizan en el asiento de regularización?

Una vez que hemos comprobado el balance de sumas y saldos, el siguiente paso sería la regularización contable, en este asiento entran las siguientes cuentas:

  • Las amortizaciones de cualquier tipo.
  • Las pérdidas o deterioros.
  • La dotación de provisiones.
  • La variación de existencias.
  • La periodificación contable.
  • La elaboración de pérdidas y ganancias.
  • El cierre de las cuentas del grupo 6 y 7.

Cuota de Impuesto de Sociedades.

Posteriormente, habrá que regularizar el resultado contable según indique la Ley de sociedades, aplicando el porcentaje que nos corresponda, además de tener en cuenta los pagos fraccionados o retenciones que se hayan realizado durante el ejercicio.

Nuevamente, habrá que recalcular el asiento de regularización, de manera que se incluya el gasto en Impuesto de Sociedades, para obtener de forma definitiva el resultado del ejercicio después de impuestos.

Asiento de cierre

Una vez recalculado el asiento de regularización hay que llevar a cabo el asiento de cierre, el cual, es un proceso fundamental debido a que junto al asiento de apertura incluye los saldos de todas las cuentas contables que forman el balance de la empresa.

Afortunadamente, la mayoría de software de gestión contable llevan a cabo de forma automática tanto la regularización como el cierre con un simple clic.

¿Eres autónomo o pyme?

Crea facturas y presupuestos sin coste.

Consigue Billin gratis gracias al Kit digital Acelera pyme del Gobierno.

Nosotros te ayudamos con los trámites.

Introduce una dirección de correo correcta Introduce una dirección de correo correcta
Introduce una contraseña No se han cumplido los requisitos de contraseña
8 o más caracteres
Al menos 1 minúscula
Al menos 1 número

*Solución 100% subvencionada para autónomos y empresas de 0 a 49 empleados gracias al Kit Digital.

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, España Digital 2025, y Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025 de los fondos Next Generation de la UE.

La dirección de correo introducida ya está presente en nuestra base de datos Error de servidor, pruebe más tarde por favor