¿Qué es ley sepa?

La Ley SEPA (Área única de pagos en euros) es una iniciativa de la Unión Europea que busca homogeneizar los pagos y las monedas electrónicas dentro de sus Estados miembros.

Su finalidad es facilitar las transacciones económicas al eliminar las diferencias entre los distintos pagos nacionales y transfronterizos en euros.

Separamos los pagos en euros de las fronteras para garantizar que transferir dinero dentro de Europa sea tan simple y económico como dentro de un mismo país.

Esto significa que todas las transferencias, domiciliaciones y operaciones con tarjetas de crédito en euros deben sujetarse a un conjunto estandarizado de reglas y condiciones.

Objetivos de la SEPA

Nuestra intención es ofrecer una descripción clara de los objetivos de la SEPA, para entender mejor los beneficios que aporta al espacio económico y empresarial europeo:

  • Facilitar la gestión de pagos paneuropeos para ciudadanos y empresas.
  • Aumentar la competencia al permitir que bancos y proveedores de servicios de pago operen en un mercado único.
  • Mejorar la eficiencia de los sistemas de pago y reducir los costes asociados.
  • Establecer un marco legal y técnico común que asegure seguridad y fiabilidad en las transacciones.
¿Eres autónomo o pyme?

Crea facturas y presupuestos fácil, sin errores y sin coste.
Consigue Billin gratis gracias al Kit digital.
Nosotros te ayudamos con los trámites.

Introduce una dirección de correo correcta Introduce una dirección de correo correcta
Introduce una contraseña No se han cumplido los requisitos de contraseña
8 o más caracteres
Al menos 1 minúscula
Al menos 1 número

*Billin es una solución 100% subvencionada para autónomos y empresas de 0 a 49 empleados con el Kit Digital.

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, España Digital 2025, y Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025 de los fondos Next Generation de la UE.

La dirección de correo introducida ya está presente en nuestra base de datos Error de servidor, pruebe más tarde por favor

Componentes de la Ley SEPA

Para alcanzar sus objetivos, SEPA se basa en ciertos componentes clave que estandarizan y simplifican los procesos de pago:

  • Transferencias SEPA (SEPA Credit Transfer, SCT): un esquema de transferencias bancarias que permite realizar pagos en euros de forma rápida y segura entre cuentas de cualquier lugar de la SEPA.
  • Domiciliaciones SEPA (SEPA Direct Debit, SDD): un instrumento para recaudar pagos periódicos que posibilita a los acreedores cobrar de las cuentas de sus deudores, con previo consentimiento, cantidades fijas o variables.
  • Normativa SEPA para tarjetas: un conjunto de estándares técnicos y comerciales para garantizar la interoperabilidad de pagos con tarjeta en todo el espacio SEPA.
  • Identificadores Únicos de Cuenta (IBAN y BIC): números de cuenta internacionales y códigos de banco que permiten identificar de forma unívoca las cuentas bancarias y sus instituciones correspondientes en las transacciones.

Implementación y cumplimiento de la Ley SEPA

La aplicación efectiva de la Ley SEPA implica una serie de requisitos y pasos tanto para las entidades financieras como para las empresas y consumidores:

  • Las entidades bancarias deben adaptar sus sistemas para procesar los pagos SEPA.
  • Las empresas deben ajustar sus procesos contables y de cobros/pagos para cumplir con la normativa SEPA.
  • Los consumidores deben familiarizarse con el uso del IBAN para sus transacciones habituales.

Ejemplos prácticos para entender la Ley SEPA

Ejemplo 1: Imaginemos una empresa con sede en España que provee servicios a clientes en Francia. Antes de la SEPA, la empresa debía enfrentarse a altas comisiones y procesos lentos para recibir pagos de sus clientes franceses. Con la implementación de la Ley SEPA, ahora es posible recibir transferencias directas en euros con los mismos costes y eficiencia que si el cliente estuviera también en España. Al utilizar el esquema de transferencias SEPA, tanto la empresa española como sus clientes franceses se benefician de la simplificación y estandarización de los pagos transfronterizos.

Ejemplo 2: Supongamos que un autónomo en Alemania paga regularmente su alquiler de oficina a un propietario que tiene su cuenta en Italia. Antes de la SEPA, las domiciliaciones internacionales eran complicadas y caras. Ahora, mediante la domiciliación SEPA, el autónomo puede autorizar a su banco alemán a pagar el alquiler directamente desde su cuenta hacia la cuenta italiana de su arrendador, usando el IBAN y el BIC. Esto simplifica enormemente su gestión mensual de pagos.