glosario contable>Impuesto sucesiones y donaciones

¿Qué es impuesto sucesiones y donaciones?

El impuesto sobre sucesiones y donaciones (ISD) es aquel tributo que grava dos tipos de transmisiones patrimoniales: la adquisición de bienes y derechos por herencia, legado, o cualquier otro título sucesorio, y la obtención de bienes y derechos a través de una donación o similar inter vivos.

Funcionamiento del impuesto en España

En España, el ISD se caracteriza por su gestión compartida entre el Estado y las Comunidades Autónomas, cada una con su propia normativa que aporta numerosas diferencias en cuanto a exenciones, bonificaciones, y tarifas. Este detalle es crucial para comprender cómo afecta este impuesto a cada ciudadano, dependiendo de su lugar de residencia.

Existen ciertos mínimos exentos y reducciones específicas que se aplican según el grado de parentesco entre el donante y el donatario o heredero, y la naturaleza de los bienes y derechos transmitidos.

Por lo tanto, el parentesco y la composición del patrimonio son determinantes a la hora de calcular la cuantía a pagar.

¿Eres autónomo o pyme?

Crea facturas y presupuestos fácil, sin errores y sin coste.
Consigue Billin gratis gracias al Kit digital.
Nosotros te ayudamos con los trámites.

Introduce una dirección de correo correcta Introduce una dirección de correo correcta
Introduce una contraseña No se han cumplido los requisitos de contraseña
8 o más caracteres
Al menos 1 minúscula
Al menos 1 número

*Billin es una solución 100% subvencionada para autónomos y empresas de 0 a 49 empleados con el Kit Digital.

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, España Digital 2025, y Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025 de los fondos Next Generation de la UE.

La dirección de correo introducida ya está presente en nuestra base de datos Error de servidor, pruebe más tarde por favor

Quiénes están obligados a pagar este impuesto

Toda persona física que reciba una herencia o donación debe enfrentar la posibilidad de estar sujeta al pago del ISD.

Sin embargo, hay un punto importante a considerar: si la herencia o donación se realiza entre familiares directos (ascendientes, descendientes y cónyuges), suele haber una serie de bonificaciones o incluso exenciones totales que varían dependiendo de la legislación de cada Comunidad Autónoma.

Plazos para el pago y presentación

Respecto a los plazos, son elementos críticos en la gestión del ISD. Para las herencias, el plazo para liquidar el impuesto es de seis meses desde el día del fallecimiento del causante, con la posibilidad de pedir una prórroga de otros seis meses. En el caso de las donaciones, el plazo para liquidar es de 30 días hábiles desde que se produjo la donación.

Valoración de bienes y derechos transmisibles

La valoración de los bienes y derechos transmisibles es otro punto clave. Los bienes raíces deben valorarse según determinados criterios que buscan reflejar el valor real de mercado.

Los bienes muebles, inversiones financieras, y otros tipos de activos también deben ser valorados adecuadamente para determinar la base imponible del impuesto.

Exenciones y reducciones

Las exenciones y reducciones son aspectos que pueden aliviar significativamente la carga fiscal.

Existen reducciones por parentesco, por la adquisición de la vivienda habitual del fallecido, y por la transmisión de empresas y negocios familiares, siempre y cuando se cumplan ciertos requisitos y compromisos de mantenimiento de la propiedad y de la actividad económica.

Ejemplo práctico de una herencia

Imaginemos que Juan, que reside en la Comunidad de Madrid, hereda de su padre un piso valorado en 300.000 euros.

Dado su grado de parentesco y considerando que se trata de su vivienda habitual, Juan podrá beneficiarse de una reducción en la base imponible del ISD. A ello habría que añadir las bonificaciones aplicables en dicha Comunidad, que en el caso de herencias directas pueden llegar a ser muy significativas.

Ejemplo práctico de una donación

Supongamos ahora que María decide donar a su hija Laura, que vive en Andalucía, una cantidad de 50.000 euros.

En Andalucía, existe una bonificación en la cuota del ISD para donaciones en línea directa, que podría reducir significativamente la cantidad a pagar por Laura, aunque deberá cumplir con la obligación de presentar la liquidación del impuesto en el plazo de 30 días hábiles.