glosario contable>Fideicomiso

¿Qué es fideicomiso?

El fideicomiso es una figura jurídica y financiera en la que una persona, llamada fideicomitente o trustor, transfiere bienes, derechos o patrimonio a otra persona, el fiduciario, quien se encarga de administrarlos para beneficio de un tercero, denominado beneficiario.

El fideicomiso se regula por un contrato mediante el cual se establecen las bases, condiciones y finalidad de la relación fideicomisaria.

Naturaleza del fideicomiso

Entendemos el fideicomiso como una estructura flexible y dinámica, sujeta a una regulación específica que varía según el contexto legal de cada país.

A nivel general, nos encontramos ante una herramienta que sirve para distintos propósitos, como la gestión eficiente de recursos, la planificación sucesoria, la inversión colectiva, entre otros objetivos empresariales o personales.

Partes que intervienen en un fideicomiso

Para su correcta ejecución, el fideicomiso debe contar con tres figuras clave:

  • Fideicomitente: La persona o entidad que decide transferir sus bienes al fideicomiso.
  • Fiduciario: La entidad o persona que administra y custodia los bienes fideicometidos, generalmente con responsabilidad limitada y una obligación fiduciaria de actuar en el mejor interés del fideicomiso.
  • Beneficiario: Quien se beneficia de los bienes y derechos del fideicomiso, pudiendo ser una persona, grupo de personas o incluso una finalidad concreta.

Tipos de fideicomisos

Identificamos varios tipos de fideicomisos, que se diferencian en función de su propósito y naturaleza:

  • Fideicomiso de administración: Busca la gestión y conservación de los bienes hasta un momento determinado.
  • Fideicomiso de garantía: Sirve como seguridad para el cumplimiento de una obligación, generalmente un crédito o préstamo.
  • Fideicomiso testamentario: Se instrumenta a partir de la voluntad expresada en un testamento, y se concreta tras el fallecimiento del fideicomitente.
  • Fideicomisos de inversión: Se utilizan para invertir en activos financieros o inmobiliarios, ofreciendo beneficios fiscales o de diversificación de riesgo.
  • Fideicomisos públicos: Constituidos por el Estado para el manejo de recursos con fines públicos o sociales.

Funcionamiento de un fideicomiso

El funcionamiento del fideicomiso se inicia con la constitución del acuerdo o contrato, donde se detallan las instrucciones y condiciones bajo las cuales deben operar el fiduciario y, eventualmente, distribuirse los activos a los beneficiarios. Los bienes pueden ser de cualquier tipo: inmuebles, valores, dinero o derechos.

Es fundamental que el fiduciario opere con una alta ética profesional, ya que debe tomar decisiones que persigan siempre el mejor interés del fideicomiso y no el propio personal. Por ley, debe evitar cualquier conflicto de intereses y se espera una gestión transparente y diligente.

Derechos y obligaciones en el fideicomiso

El fideicomitente, mientras viva y según lo establecido en el contrato, puede tener un grado de control sobre los bienes e, incluso, cambiar los términos del acuerdo o los beneficiarios.

El fiduciario, por su parte, tiene la obligación de seguir las instrucciones pactadas y actuar con prudencia y diligencia.

Los beneficiarios tienen el derecho de recibir los activos o rendimientos del fideicomiso conforme a lo establecido y, en algunos casos, pueden tener voz en la administración del mismo.

Ejemplos prácticos de fideicomiso

Un empresario decide crear un fideicomiso de administración para que sus bienes sean gestionados por una entidad especializada mientras se dedica a expandir sus operaciones internacionales. El empresario es el fideicomitente, el banco que se encarga de la administración es el fiduciario, y sus hijos son los beneficiarios.

Una persona establece un fideicomiso testamentario, dejando sus bienes inmuebles a sus herederos, pero a través de un fiduciario que asegure el uso adecuado de estos hasta que los herederos alcancen cierta madurez financiera. Aquí el fideicomitente es la persona que crea el testamento, el fiduciario podría ser un abogado y los beneficiarios son los herederos.

¿Eres autónomo o pyme?

Crea facturas y presupuestos sin coste.

Consigue Billin gratis gracias al Kit digital Acelera pyme del Gobierno.

Nosotros te ayudamos con los trámites.

Introduce una dirección de correo correcta Introduce una dirección de correo correcta
Introduce una contraseña No se han cumplido los requisitos de contraseña
8 o más caracteres
Al menos 1 minúscula
Al menos 1 número

*Solución 100% subvencionada para autónomos y empresas de 0 a 49 empleados gracias al Kit Digital.

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, España Digital 2025, y Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025 de los fondos Next Generation de la UE.

La dirección de correo introducida ya está presente en nuestra base de datos Error de servidor, pruebe más tarde por favor