¿Cansado de generar facturas con Excel o Word? Accede con el cupón GLOSARIO y disfruta de 2 meses gratis
glosario contable>Cartera de Valores

¿Qué es Cartera de Valores?

La Cartera de Valores o la Cartera de Inversión es el conjunto de activos financieros donde queremos invertir nuestro dinero, es decir, será la cesta de valores donde está nuestra inversión.

Veamos los componentes de una Cartera de Valores y como debemos construirla, además de poner un ejemplo para su entendimiento.

¿Qué es la Cartera de Valores?

La Cartera de Valores, también conocida con el nombre de portafolios, será el conjunto de acciones en las que hemos invertido, las cuales, podrán ser de renta fija, renta variable o mixtas.

Hay que tener en cuenta que esta cartera no estará solamente formada por acciones que coticen en bolsa, sino que podrán ser también fondos de inversión, divisas o materias primas.

¿Cuál es su composición?

El perfil de los inversores a la hora de comprar una Cartera de Valores puede ser de diversos tipos, es decir, conservadores o arriesgados.

En función de la temporalidad que tengan estos activos podremos clasificarlos en:

  • Cartera de préstamos: donde las inversiones buscan una rentabilidad a largo plazo
  • Cartera de endeudamiento: donde las inversiones se harán a corto plazo para comprar y vender rápido

¿Cómo construir esa Cartera de Valores?

Lo primero será identificar cuál es nuestro perfil como inversor, es decir, cómo nos afectan las inversiones y cuál es la rentabilidad que queremos obtener.

Es imprescindible acertar en la definición de nuestro perfil, debido a que podría generarnos muchos sufrimientos.

Si, por ejemplo, somos hostiles al riesgo y nos encontramos con activos que fluctúan mucho, no lo llevamos muy bien, mientras que si buscamos una alta rentabilidad e invertimos en productos muy estables nos ocasionará ansiedad.

Quizás te interese antes de construir tu Cartera de Valores https://www.billin.net/blog/impuestos-pagas-cuando-compras-vendes-acciones/.

Ejemplo de una Cartera de Acciones

Podemos tener diferentes tipos de activos en una cartera, como, por ejemplo, bonos, fondos de inversión, CFDS o acciones, entre otros activos financieros.

Veamos una cartera formada sólo por acciones:

Como inversores tradicionales, actualmente se recomienda invertir en fondos indexados, los cuales, nos permitirán invertir en muchos productos con poca inversión.

Estas carteras están referenciadas por el IBEX 35 y al DAX 40, donde minimizamos el riesgo debido a que diversificamos la inversión y tendremos ventajas fiscales, ya que, podemos traspasar el capital de un fondo a otro, y sólo pagaremos por los rendimientos de capital mobiliario una vez que los cambiemos de producto.

Pedro González

Autor en Billin. Pedro Gonzalez es el content manager que se asegura de que todo el contenido de Billin sea veraz, auténtico y de utilidad para ti.