Billin: programa de facturas con valoración de 4,7 sobre 5 en Google. Accede con el cupón GLOSARIO y disfruta de 2 meses gratis
glosario contable>Beneficio Fiscal

¿Qué es Beneficio Fiscal?

El beneficio fiscal es el ahorro en las cuotas tributarias de los ingresos obtenidos procedentes de cualquier exención, deducción, bonificación o reducción fiscal.

Por tanto, serán los ahorros que se obtengan del patrimonio de una persona o entidad como consecuencia de pagar menos impuestos.

Este tipo de beneficios están regidos en la normativa vigente, y sólo se otorgarán cuando una persona física o entidad realiza unas prácticas consideradas positivas, con las que se le premiará con un menor pago de impuestos.

Algunas están limitadas a un tipo de colectivo o situación pero otras son un derecho para todas las personas o entidades que realicen alguna actividad empresarial.

Hay que tener muy claro que los beneficios fiscales no será la evasión de recursos a la Agencia Tributaria. Son dos conceptos totalmente diferentes ya que uno es algo lícito y el otro un delito penable por la ley.

Tipos de Beneficios fiscales

Clasificaremos los Beneficios fiscales en función de la procedencia y la actividad:

  • Exención: serán todas aquellas rentas que están exentas de tributación, y, además, vengan recogidas en la normativa vigente, bien sea por su naturaleza o por la condición de la personas o entidad.
  • Deducción: es una reducción practicada en la base imponible por el cumplimiento de unos determinados requisitos. En este caso hablamos de la devolución del IVA o el IRPF según conste.
  • Reducción: es una minoración en los ingresos sujetos a impuestos y directamente se restan del bruto de la cuantía.
  • Bonificación: es la disminución en el tipo impositivo que se tiene que pagar. Suelen ser de tipo temporales como la reducción de IRPF por nuevos autónomos o por condición personal como una minusvalía.
  • Subvenciones: las que no sean reintegrables y se entreguen a fondo perdido. No suelen ser las más comunes pero una típica son las subvenciones a nuevos autónomos que pueden alcanzar los 2.000 euros o más fácilmente.

 

¿Dónde se aplicará el Beneficio fiscal?

En general este tipo de beneficio, se aplicará en los principales impuestos a los que son sometidos las empresas o los autónomos, que son Impuesto de Sociedades (IS), Impuesto del Valor Añadido (IVA) e Impuesto de Renta de Personas Físicas (IRPF).

Sobre uno de estos impuestos se puede aplicar las ventajas fiscales, como puede ser la deducción de un porcentaje de los suministros del autónomo en el IRPF.

También puede aplicar una reducción en el Impuesto de Sociedades según determine el tramo en el que se encuentre.

Otro beneficio a destacar por ejemplo es el uso de un programa de facturación para optimizar tus funciones administrativas. Este tipo de uso se desgrava como beneficio fiscal ya que es un gasto de la actividad y por una parte impacta en el IVA y en el IRPF.

Pedro González

Autor en Billin. Pedro Gonzalez es el content manager que se asegura de que todo el contenido de Billin sea veraz, auténtico y de utilidad para ti.