glosario contable>Alícuota

¿Qué es Alícuota?

La alícuota es esencial para calcular correctamente las contribuciones tributarias y para entender mejor la estructura de costes de una empresa.

La alícuota representa la porción o el coeficiente que se aplica sobre una base imponible para determinar la cantidad de un tributo o impuesto que debe abonarse. Dicho de otro modo, es la fracción o porcentaje que se utiliza para calcular el importe específico que corresponde pagar de un impuesto o contribución.

Características de la alícuota

La alícuota es de especial relevancia en los sistemas tributarios, ya que permite establecer de forma clara y proporcional la cantidad a pagar según el ingreso, el valor de un bien o servicio, o los beneficios obtenidos. Varía según la legislación de cada país y puede ser fija o variable dependiendo del rango de ingresos, del tipo de bien o del servicio que se esté tributando.

Uno de sus principales atributos es que facilita la equidad fiscal. Esto significa que permite que las contribuciones se ajusten a la capacidad económica de cada contribuyente. La alícuota busca, en cierta medida, que el sistema tributario sea más justo y que cada quien aporte al Estado en función de sus posibilidades.

Elementos de la alícuota

Para el cálculo correcto de una alícuota es indispensable conocer los siguientes elementos:

  • Base imponible: Esta es la cantidad sobre la cual se aplicará la alícuota para determinar el monto del impuesto. Puede tratarse de ingresos, propiedades, ventas, entre otros.
  • Tasa o tipo: Es el porcentaje que se aplicará a la base imponible. Por ejemplo, si el tipo impositivo es del 21% sobre el valor añadido de un producto, la alícuota será ese 21%.

Un correcto entendimiento de estos elementos es crucial para asegurar que el cálculo de impuestos se realice de manera precisa.

Tipos de alícuota

Existen distintos tipos de alícuotas que podemos encontrar en la práctica fiscal y contable:

  • Alícuotas fijas: Son aquellas cuyo porcentaje no varía independientemente de la base sobre la que se aplica.
  • Alícuotas variables: Estas alícuotas cambian dependiendo del monto de la base imponible, escalando según el valor de esta aumente o disminuya.
  • Alícuotas progresivas: Son típicas en el impuesto a la renta donde el porcentaje a aplicar sobre la base imponible aumenta a medida que lo hace la renta del contribuyente.

Ejemplos prácticos de uso de la alícuota

Ejemplo 1: Alícuota en el IVA

Imaginemos que tenemos una empresa que vende teléfonos móviles. Si vendemos un teléfono cuyo valor sin impuestos es de 500 euros y debemos aplicarle un IVA del 21%, la alícuota que utilizaremos será precisamente ese 21%. Por lo tanto, el monto a pagar de IVA será de 105 euros (500 euros * 0,21). El precio final del teléfono, después de aplicar la alícuota del IVA, será de 605 euros.

Ejemplo 2: Alícuota en el impuesto a la renta

Vamos a suponer que un trabajador recibe un sueldo anual de 30.000 euros. Si el sistema tributario de su país establece una alícuota progresiva con los siguientes tramos:

  • Hasta 12.000 euros – alícuota del 19%
  • De 12.001 a 20.000 euros – alícuota del 24%
  • De 20.001 a 30.000 euros – alícuota del 30%

Entonces, para calcular el impuesto a la renta, deberá aplicar las alícuotas correspondientes a cada tramo sobre su sueldo. Dando como resultado un montante total a pagar al Estado que será la suma del impuesto calculado en cada uno de estos tramos.

¿Eres autónomo o pyme?

Crea presupuestos, facturas y tickets sin coste para tu negocio.

Consigue Billin gratis gracias al Kit digital Acelera pyme del Gobierno.

Nosotros te ayudamos gratis con todos los trámites.

Introduce una dirección de correo correcta Introduce una dirección de correo correcta
Introduce una contraseña No se han cumplido los requisitos de contraseña
8 o más caracteres
Al menos 1 minúscula
Al menos 1 número
La dirección de correo introducida ya está presente en nuestra base de datos Error de servidor, pruebe más tarde por favor

*Solución 100% subvencionada para autónomos y empresas de 0 a 49 empleados gracias al Kit Digital.

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, España Digital 2025, y Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025 de los fondos Next Generation de la UE.