glosario contable>Despido nulo

¿Qué es Despido nulo?

El despido nulo es la decisión de un empleador de terminar el contrato de trabajo de un empleado de manera que infringe la legislación laboral vigente.

Esto significa que el despido es considerado inválido por un juez y, por tanto, sin efectos.

Características del despido nulo

El despido nulo se caracteriza por ser una acción prohibida por la ley y que, debido a su ilegalidad, tiene consecuencias directas tanto para el empresario como para el trabajador afectado.

Este tipo de despido se da en circunstancias muy específicas como podrían ser: despido por motivo de embarazo, por ejercer un derecho de conciliación de la vida personal, familiar y laboral o por razones de discriminación.

Estas situaciones hacen que el despido sea automáticamente considerado nulo y, por tanto, ineficaz.

Legislación que protege frente al despido nulo

La legislación española, a través del Estatuto de los Trabajadores y otras normas jurídicas, establece una serie de situaciones protegidas en las que el despido de trabajadores es considerado nulo. La ley ampara especialmente a trabajadores en situaciones de vulnerabilidad o que están ejerciendo algún derecho fundamental.

Algunas de estas situaciones incluyen el periodo de maternidad o paternidad, enfermedad grave, o en el contexto de una huelga legal, entre otras.

Proceso para declarar un despido nulo

Declaramos un despido como nulo a través de un procedimiento judicial. Si un trabajador considera que su despido incurre en alguna de las causas mencionadas, puede interponer una demanda ante los Juzgados de lo Social.

Será el juez el encargado de determinar si el despido es nulo.

Si se declara la nulidad del despido, la empresa está obligada a readmitir al trabajador en las mismas condiciones que tenía antes del despido y a abonarle los salarios dejados de percibir desde la fecha del despido hasta la notificación de la sentencia.

Consecuencias del despido nulo

Las consecuencias de un despido nulo son significativas. En primer lugar, el trabajador deberá ser reincorporado a su puesto de trabajo de forma inmediata y manteniendo las mismas condiciones de empleo que tenía previamente.

La empresa también deberá abonar los salarios de tramitación, que son aquellos salarios que el trabajador ha dejado de percibir desde la fecha del despido hasta que se notifica la sentencia de nulidad.

Ejemplos prácticos de un despido nulo

Supongamos que una empleada anuncia a su empresa que está embarazada y un mes después, la empresa decide despedirla sin alegar una causa justificada. El despido podría ser declarado nulo, ya que la legislación protege la situación de embarazo y prohíbe cualquier medida discriminatoria por este motivo.

Otro ejemplo podría ser el de un trabajador que sufre un accidente y se encuentra en un periodo de baja médica por incapacidad temporal. Si la empresa lo despide alegando bajo rendimiento, pero sin pruebas que lo sustenten y en el contexto de su enfermedad, dicho despido podría ser considerado nulo por tratarse de una situación de discriminación hacia su estado de salud.

¿Eres autónomo o pyme?

Crea presupuestos, facturas y tickets sin coste para tu negocio.

Consigue Billin gratis gracias al Kit digital Acelera pyme del Gobierno.

Nosotros te ayudamos gratis con todos los trámites.

Introduce una dirección de correo correcta Introduce una dirección de correo correcta
Introduce una contraseña No se han cumplido los requisitos de contraseña
8 o más caracteres
Al menos 1 minúscula
Al menos 1 número

*Solución 100% subvencionada para autónomos y empresas de 0 a 49 empleados gracias al Kit Digital.

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, España Digital 2025, y Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025 de los fondos Next Generation de la UE.

La dirección de correo introducida ya está presente en nuestra base de datos Error de servidor, pruebe más tarde por favor