¿Qué es liquidez?

La liquidez es la capacidad que tiene una empresa o persona para hacer frente a sus obligaciones de pago a corto plazo utilizando activos que se pueden convertir en dinero efectivo de manera rápida y sin perder valor significativo.

Entender la liquidez es crucial para la gestión financiera sana, tanto en el ámbito personal como en el empresarial.

A continuación, profundizamos en este concepto para aclarar su significado y relevancia dentro del mundo fiscal, empresarial y contable.

Tipos de liquidez

Existen diferentes maneras de evaluar la liquidez, y cada una ofrece un enfoque distinto:

  • Liquidez inmediata: Es la capacidad para pagar deudas en el corto plazo, utilizando activos que se pueden convertir en efectivo prácticamente de inmediato.
  • Liquidez corriente: Mide la capacidad de una empresa para hacer frente a sus deudas a corto plazo a través de la conversión de sus activos corrientes (que son aquellos que se espera que se conviertan en efectivo en un plazo de un año).
  • Liquidez seca: Similar a la liquidez corriente, pero se excluyen los inventarios en el cálculo, ya que estos no siempre se pueden convertir en efectivo rápidamente.
¿Eres autónomo o pyme?

Crea facturas y presupuestos fácil, sin errores y sin coste.
Consigue Billin gratis gracias al Kit digital.
Nosotros te ayudamos con los trámites.

Introduce una dirección de correo correcta Introduce una dirección de correo correcta
Introduce una contraseña No se han cumplido los requisitos de contraseña
8 o más caracteres
Al menos 1 minúscula
Al menos 1 número

*Billin es una solución 100% subvencionada para autónomos y empresas de 0 a 49 empleados con el Kit Digital.

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, España Digital 2025, y Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025 de los fondos Next Generation de la UE.

La dirección de correo introducida ya está presente en nuestra base de datos Error de servidor, pruebe más tarde por favor

Importancia de la liquidez

La liquidez es un indicador clave de la salud financiera de una entidad. Nos permite comprender hasta qué punto una empresa o individuo es capaz de liquidar activos para cubrir sus obligaciones a corto plazo.

Un nivel adecuado de liquidez garantiza que se puedan afrontar gastos imprevistos y pagos pendientes sin recurrir a la obtención de crédito adicional, lo que podría comprometer la estabilidad financiera.

Ratios de liquidez

Para medir la liquidez con mayor precisión, nos apoyamos en una serie de ratios financieros:

  • Ratio de liquidez inmediata: También conocido como ratio de efectivo, compara los activos más líquidos (efectivo y equivalentes de efectivo) con los pasivos a corto plazo.
  • Ratio de liquidez corriente: Compara los activos corrientes (efectivo, cuentas por cobrar, inventarios) con los pasivos corrientes. Un ratio superior a 1 indica una buena liquidez.
  • Ratio de liquidez seca: Excluye los inventarios de los activos corrientes y los compara con los pasivos a corto plazo, proporcionando una perspectiva más conservadora de la liquidez.

Factores que afectan la liquidez

Varios factores pueden influir en la liquidez de una empresa o persona:

  • Ciclo de ingresos y pagos: La regularidad y previsibilidad de los ingresos, así como el plazo de los pagos, pueden afectar la liquidez.
  • Crediticia: La capacidad para obtener crédito y las condiciones de dicho crédito también influyen en la liquidez.
  • Manejo de inventarios: Los inventarios deben manejarse de forma efectiva para evitar que representen un lastre para la liquidez.

Ejemplos prácticos del liquidez

Imaginemos una empresa que tiene una deuda a corto plazo de 50.000 euros. Si cuenta con 20.000 euros en efectivo, 30.000 euros en cuentas por cobrar y 10.000 euros en inventario, su ratio de liquidez corriente será de 1.2 (60.000 / 50.000), indicando una liquidez adecuada.

En un ámbito personal, una persona podría tener 3.000 euros en efectivo y 5.000 euros en inversiones fácilmente liquidadas frente a deudas de corto plazo por 4.000 euros. Su liquidez inmediata sería alta, permitiéndole cubrir sus obligaciones inminentes sin dificultad.