glosario contable>Inversión del sujeto pasivo

¿Qué es inversión del sujeto pasivo?

La inversión del sujeto pasivo es un mecanismo contemplado en la normativa del IVA, a través del cual se modifica la condición de quién debe ingresar el impuesto a la Hacienda Pública.

Tradicionalmente, es el proveedor o prestador de servicios el que se encarga de recaudar el IVA de sus clientes y posteriormente ingresarlo al fisco.

Sin embargo, bajo el régimen de inversión del sujeto pasivo, esta responsabilidad recae directamente sobre el cliente o adquirente del bien o servicio.

Este mecanismo significa que, en determinadas operaciones, no es el vendedor el que debe liquidar el IVA, sino que es el comprador el que lo hace directamente ante la Agencia Tributaria. Por tanto, se invierte el sujeto que tiene la obligación de pago del impuesto.

Casos en los que se aplica la inversión del sujeto pasivo

La inversión del sujeto pasivo no se aplica a todas las transacciones comerciales, sino solo en casos concretos establecidos por la ley.

Algunos de estos supuestos son:

  • Ventas de oro de inversión o de plata.
  • Servicios de construcción o rehabilitación de inmuebles, cuando el destinatario sea un empresario o profesional actuando como tal en dicha operación.
  • Venta de inmuebles en procedimientos concursales.
  • Servicios relacionados con bienes inmuebles prestados por profesionales, cuando el destinatario sea un empresario o profesional.
  • La entrega de determinados productos sujetos a impuestos especiales.
  • Operaciones intracomunitarias de bienes.

Es fundamental revisar la normativa vigente, ya que puede haber cambios o casos particulares que requieran análisis específicos.

¿Eres autónomo o pyme?

Crea facturas y presupuestos fácil, sin errores y sin coste.
Consigue Billin gratis gracias al Kit digital.
Nosotros te ayudamos con los trámites.

Introduce una dirección de correo correcta Introduce una dirección de correo correcta
Introduce una contraseña No se han cumplido los requisitos de contraseña
8 o más caracteres
Al menos 1 minúscula
Al menos 1 número

*Billin es una solución 100% subvencionada para autónomos y empresas de 0 a 49 empleados con el Kit Digital.

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, España Digital 2025, y Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025 de los fondos Next Generation de la UE.

La dirección de correo introducida ya está presente en nuestra base de datos Error de servidor, pruebe más tarde por favor

Beneficios de la inversión del sujeto pasivo

La finalidad de la inversión del sujeto pasivo está en la prevención del fraude fiscal, en especial el fraude carrusel.

Al trasladar la responsabilidad del ingreso del IVA al adquirente, se evita que el proveedor pueda desaparecer sin ingresar el impuesto recaudado.

Además, esta figura ayuda a la simplificación administrativa para las empresas, ya que reduce las obligaciones formales relacionadas con IVA de los proveedores.

Funcionamiento práctico de la inversión del sujeto pasivo

En la práctica, cuando se realiza una operación en la que resulta aplicable la inversión del sujeto pasivo, el proceso a seguir varía frente a una operación ordinaria:

  1. El vendedor emite una factura sin IVA, indicando que la operación está sujeta a la inversión del sujeto pasivo.
  2. El comprador, en su condición de sujeto pasivo del IVA por la operación, debe autoliquidar el impuesto correspondiente, es decir, debe calcular el IVA y pagarle directamente a Hacienda.
  3. Dicha cantidad, al mismo tiempo, es deducible en su declaración de IVA, por lo que, en esencia, el comprador no está soportando el coste real del impuesto, sino gestionándolo.

Esto supone un cambio crucial en la gestión del IVA que debe ser bien comprendido por ambas partes para asegurar el cumplimiento de sus obligaciones fiscales.

Ejemplos de inversión del sujeto pasivo

Ejemplo 1: Servicio de construcción

La empresa A contrata a la empresa B para realizar una rehabilitación en uno de sus inmuebles. Al tratarse de una operación entre dos empresarios, y siendo la empresa A quien debe utilizar el bien rehabilitado para su actividad empresarial, se aplica la inversión del sujeto pasivo.

La empresa B emite una factura sin IVA a la empresa A, señalando que es la empresa A quien debe hacerse cargo del pago del impuesto. La empresa A liquida y paga el IVA correspondiente a la Agencia Tributaria cuando presenta su declaración del impuesto.

Ejemplo 2: Venta de oro de inversión

Un inversor particular decide vender una gran cantidad de oro de inversión a una empresa. Dado que el oro de inversión es uno de los supuestos en los que se aplica la inversión del sujeto pasivo, el vendedor no cobrará IVA al comprador.

La empresa compradora deberá entonces autoliquidar ese IVA y presentarlo en su propia declaración. De esta manera, ingresa el impuesto al Estado sin que el vendedor original tenga que hacerlo.

Más términos contables