¿Qué es fortuna?

Fortuna es el conjunto de los activos, bienes, derechos y recursos económicos que pertenecen a una persona física o jurídica.

Esta acumulación de riquezas puede ser el resultado de herencias, trabajo, inversiones o cualquier otra fuente legítima de ingresos.

Componentes de la fortuna

La fortuna se compone de diferentes elementos que pueden ser tangibles e intangibles:

  • Activos tangibles: Son aquellos que tienen una forma física, como inmuebles, vehículos, maquinaria o inventario.
  • Activos intangibles: Incluyen derechos de autor, marcas registradas, fondos de comercio y otros activos que no tienen una presencia física.
  • Inversiones: Partes de la fortuna invertidas en valores como acciones, bonos, fondos de inversión, etc., que tienen el potencial de generar ganancias.
  • Efectivo y equivalentes: El dinero en efectivo, en cuentas bancarias o inversiones de alto líquido y bajo riesgo.
  • Derechos: Pueden ser licencias, franquicias o contratos que otorguen algún beneficio económico.

Valoración de la fortuna

Valorar la fortuna implica cuantificar económicamente todos los elementos que la conforman.

Se trata de un proceso complejo donde se deben considerar factores como el valor de mercado de los activos, la depreciación de bienes tangibles y la valoración de activos intangibles por métodos reconocidos contablemente.

En el ámbito fiscal, la fortuna de una entidad o individuo es importante, ya que sobre esta se calculan los impuestos patrimoniales que correspondan. Es imprescindible un adecuado registro y valoración de la fortuna para cumplir con las obligaciones tributarias y evitar contingencias fiscales.

Las empresas deben gestionar su fortuna de manera eficiente para maximizar su valor. Ello incluye una buena administración de activos, la búsqueda de inversiones rentables, y la prudente gestión de deudas y obligaciones financieras.

Fortuna personal vs. fortuna empresarial

Es fundamental distinguir entre la fortuna personal, que pertenece a un individuo o familia, y la fortuna empresarial, que es propiedad de una sociedad, sus accionistas o socios.

La gestión, valoración y consecuencias fiscales de cada una presentan diferencias significativas.

Ejemplos prácticos de fortuna

Ejemplo 1: Un empresario posee una fortuna personal que incluye una vivienda valorada en 500.000 euros, una colección de arte tasada en 200.000 euros y 300.000 euros en inversiones financieras. Su fortuna es la suma de todos estos activos y será relevante para la declaración del Impuesto sobre el Patrimonio.

Ejemplo 2: Una empresa cuenta con una fortuna empresarial compuesta por un edificio de oficinas con un valor de mercado de 1 millón de euros, patentes y marcas registradas por valor de 250.000 euros, y una flota de vehículos valorada en 150.000 euros. La gestión correcta de esta fortuna es vital para su crecimiento y sostenibilidad financiera.

¿Eres autónomo o pyme?

Crea facturas y presupuestos sin coste.

Consigue Billin gratis gracias al Kit digital Acelera pyme del Gobierno.

Nosotros te ayudamos con los trámites.

Introduce una dirección de correo correcta Introduce una dirección de correo correcta
Introduce una contraseña No se han cumplido los requisitos de contraseña
8 o más caracteres
Al menos 1 minúscula
Al menos 1 número

*Solución 100% subvencionada para autónomos y empresas de 0 a 49 empleados gracias al Kit Digital.

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, España Digital 2025, y Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025 de los fondos Next Generation de la UE.

La dirección de correo introducida ya está presente en nuestra base de datos Error de servidor, pruebe más tarde por favor