Más de 120.000 clientes ya usan nuestro programa para hacer facturas
glosario contable>Fraccionamiento

¿Qué es fraccionamiento?

El fraccionamiento consiste en dividir una deuda o pago en varias cuotas o plazos más pequeños, lo que permite al deudor o contribuyente pagar la cantidad adeudada de manera más cómoda y asequible.

De esta manera, se evita la necesidad de realizar un único pago grande que pudiera resultar difícil de afrontar.

El fraccionamiento puede aplicarse tanto a deudas con la Administración Tributaria como a pagos a proveedores o acreedores.

En el ámbito fiscal, se utiliza principalmente para el pago de impuestos, permitiendo a los contribuyentes cumplir con sus obligaciones tributarias de manera gradual y adaptada a sus posibilidades económicas.

¿Cuáles son los beneficios del fraccionamiento?

El fraccionamiento ofrece una serie de beneficios tanto para los deudores como para los acreedores.

Algunos de los beneficios más destacados son:

  • Facilidad de pago: El fraccionamiento permite a los deudores pagar sus deudas de manera más cómoda, dividiendo el importe total en cuotas más pequeñas y manejables.
  • Evita cargas excesivas: Al dividir el importe en varias partes, el fraccionamiento evita que el deudor tenga que hacer frente a un pago único y grande que pudiera suponer una carga económica excesiva.
  • Adaptado a las posibilidades económicas: El fraccionamiento permite adaptar el pago a las posibilidades económicas del deudor, estableciendo plazos y cuotas que sean viables para su situación financiera.
  • Evita problemas de liquidez: Al dividir el pago en varias cuotas, el fraccionamiento evita que el deudor tenga que hacer frente a un desembolso económico importante en un corto periodo de tiempo, lo que puede generar problemas de liquidez.
  • Mejora la relación con los acreedores: El fraccionamiento puede contribuir a mejorar la relación entre deudores y acreedores, ya que demuestra la voluntad de pago por parte del deudor y ofrece una solución para cumplir con las obligaciones financieras.

Ejemplos prácticos de fraccionamiento

Ejemplo 1

Fraccionamiento de una deuda tributaria: Supongamos que un contribuyente tiene una deuda tributaria de 5.000 euros con la Administración Tributaria.

En lugar de tener que pagar esta cantidad de una sola vez, el contribuyente solicita un fraccionamiento y acuerda pagarla en 10 cuotas mensuales de 500 euros cada una.

De esta manera, el contribuyente puede hacer frente a la deuda de manera más cómoda y adaptada a sus posibilidades económicas.

Ejemplo 2

Fraccionamiento de un pago a proveedores: Imaginemos que una empresa tiene una deuda pendiente con un proveedor de 10.000 euros.

En lugar de tener que pagar esta cantidad de forma inmediata, la empresa negocia un fraccionamiento con el proveedor y acuerda pagar 2.000 euros al mes durante 5 meses.

De esta manera, la empresa puede hacer frente a la deuda sin comprometer su liquidez y mantener una relación positiva con el proveedor.

¿Eres autónomo o pyme?

Crea facturas y presupuestos sin coste.

Consigue Billin gratis gracias al Kit digital Acelera pyme del Gobierno.

Nosotros te ayudamos con los trámites.

Introduce una dirección de correo correcta Introduce una dirección de correo correcta
Introduce una contraseña No se han cumplido los requisitos de contraseña
8 o más caracteres
Al menos 1 minúscula
Al menos 1 número

*Solución 100% subvencionada para autónomos y empresas de 0 a 49 empleados gracias al Kit Digital.

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, España Digital 2025, y Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025 de los fondos Next Generation de la UE.

La dirección de correo introducida ya está presente en nuestra base de datos Error de servidor, pruebe más tarde por favor