glosario contable>Falso autónomo

¿Qué es falso autónomo?

Un falso autónomo es una persona que, aunque ostenta formalmente la etiqueta de trabajador autónomo o independiente, en la práctica mantiene una relación laboral por cuenta ajena que debería estar encuadrada dentro de la legislación laboral aplicable a los trabajadores asalariados.

Esto significa que se trata de una figura que trabaja bajo condiciones similares a las de un empleado por cuenta ajena, con un horario, salario y funciones determinadas por quien les contrata, pero, sin beneficiarse de los derechos laborales y protecciones sociales que corresponden a este último grupo.

La situación del falso autónomo es, por tanto, irregular y puede acarrear consecuencias legales tanto para el trabajador como para la empresa.

Cómo identificar a un falso autónomo

Identificar a un falso autónomo no siempre es sencillo, pero hay una serie de características que nos pueden ayudar a determinar si estamos ante este caso:

  • Dependencia económica: el falso autónomo suele tener una única fuente de ingresos, que viene del cliente para el que trabaja la mayor parte del tiempo, evidenciando una dependencia similar a la de un empleado por cuenta ajena.
  • Horarios y organización del trabajo: a pesar de ser “autónomo”, no dispone de libertad para establecer sus horarios de trabajo ni su organización del trabajo. Suele tener un horario impuesto y debe seguir una serie de instrucciones detalladas en su actividad diaria.
  • Material de trabajo: en muchos casos, es la empresa contratante la que proporciona las herramientas y materiales necesarios para llevar a cabo el trabajo, lo cual limita la independencia que supuestamente tendría un autónomo.
  • Integración en la estructura de la empresa: el falso autónomo realiza sus tareas dentro de la estructura organizativa de la empresa, trabajando codo con codo con el resto de empleados por cuenta ajena, siguiendo las mismas políticas y procedimientos internos de la empresa.
  • Inexistencia de riesgo empresarial: no existe un riesgo empresarial real, ya que no hay variabilidad en sus ingresos ni capacidad para tener distintos clientes o proyectos que diversifiquen su riesgo como tendría un autónomo genuino.

A continuación, proporcionamos dos ejemplos prácticos:

Ejemplo 1: Pedro es informático y firma un contrato de autónomo con una empresa de diseño gráfico. Se le asigna un espacio de trabajo en la oficina de la empresa, se le entrega un ordenador de la compañía, se le dicta un horario de 9:00 a 18:00 de lunes a viernes y solo trabaja para esa empresa. Pedro es un falso autónomo, ya que no dispone de la autonomía suficiente para decidir sobre su trabajo ni enfrenta el riesgo empresarial típico de un autónomo.

Ejemplo 2: María es periodista y trabaja para un medio de comunicación como “freelance”. Sin embargo, las condiciones dictadas por el medio son tan estrictas que María debe acudir a la redacción todos los días, seguir órdenes directas del director del medio y no puede ofrecer sus servicios a otros medios. A pesar de facturar como autónoma, las características de su trabajo se asemejan más a las de una relación laboral subordinada, lo que la haría una falso autónoma.

Consecuencias del falso autónomo

Operar bajo la figura de falso autónomo acarrea una serie de consecuencias negativas tanto para el trabajador como para la empresa:

  • El trabajador no goza de los derechos que tendría como empleado por cuenta ajena, tales como vacaciones pagadas, bajas por enfermedad o maternidad.
  • La protección social es limitada, ya que las cotizaciones a la seguridad social son menores y, por lo tanto, afectarán a las prestaciones futuras, como el desempleo o la jubilación.
  • Desde el punto de vista de la empresa, el uso de falsos autónomos puede derivar en sanciones económicas importantes y en la reclasificación de estos trabajadores como asalariados, con los consiguientes pagos atrasados de cotizaciones sociales y otros derechos laborales.

Medidas legales y soluciones

Para evitar la figura del falso autónomo, tanto las empresas como los trabajadores deben ser conscientes de sus derechos y obligaciones.

Las inspecciones de trabajo desempeñan un papel crucial para identificar y sancionar estas prácticas ilegales. Además, se recomienda:

  • Realizar un contrato laboral cuando la relación entre empresa y trabajador cumple con los requisitos de una relación laboral por cuenta ajena.
  • Que los trabajadores autónomos diversifiquen su cartera de clientes y se aseguren de mantener una verdadera autonomía en la organización y ejecución de su trabajo.

De esta manera, se contribuye a un entorno laboral justo que respeta los derechos de los trabajadores y las empresas operan dentro de la legalidad.

¿Eres autónomo o pyme?

Crea facturas y presupuestos sin coste.

Consigue Billin gratis gracias al Kit digital Acelera pyme del Gobierno.

Nosotros te ayudamos con los trámites.

Introduce una dirección de correo correcta Introduce una dirección de correo correcta
Introduce una contraseña No se han cumplido los requisitos de contraseña
8 o más caracteres
Al menos 1 minúscula
Al menos 1 número

*Solución 100% subvencionada para autónomos y empresas de 0 a 49 empleados gracias al Kit Digital.

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, España Digital 2025, y Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025 de los fondos Next Generation de la UE.

La dirección de correo introducida ya está presente en nuestra base de datos Error de servidor, pruebe más tarde por favor