glosario contable>Diferencias temporarias

¿Qué es Diferencias temporarias?

Las diferencias temporarias son esenciales para la adecuada comprensión de cómo los elementos de los estados financieros son tratados tanto para fines contables como fiscales.

Nos referimos a las diferencias temporarias cuando existe un desfase cronológico entre la fecha en la que una empresa registra ciertos gastos o ingresos en sus libros contables y la fecha en la que estos se consideran a efectos fiscales.

Como resultado, el importe del impuesto a pagar o devolver varía en el tiempo hasta que dicha diferencia se revierte.

Naturaleza de las diferencias temporarias

Estas diferencias pueden ser de dos tipos: temporarias imponibles y temporarias deducibles.

Las primeras se producen cuando se anticipa el ingreso contable o se posterga el gasto contable respecto al tratamiento fiscal. Por su parte, las diferencias temporarias deducibles ocurren cuando se anticipa el gasto contable o se posterga el ingreso contable en comparación con la normativa fiscal.

Reconocimiento de las diferencias temporarias

Identificamos y reportamos estas diferencias siguiendo las normas de contabilidad, como las Normas Internacionales de Contabilidad (NIC) o los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados (PCGA).

Los cálculos para determinar las diferencias temporarias son parte integral de la contabilidad del impuesto sobre el beneficio.

Impacto en el balance y la cuenta de resultados

Las diferencias temporarias imponibles generan pasivos por impuestos diferidos, mientras que las diferencias temporarias deducibles dan lugar a activos por impuestos diferidos.

Esto es relevante en la preparación del balance de situación y la cuenta de resultados, ya que proporciona una visión más realista de las obligaciones fiscales o beneficios fiscales futuros.

Cómo calculamos las diferencias temporarias

Calculamos las diferencias temporarias comparando los valores contables con los valores fiscales de los activos y pasivos.

Se realiza un seguimiento detallado de las diferencias que van surgiendo período tras período y se ajustan los respectivos activos y pasivos por impuestos diferidos en los estados financieros.

Ejemplos prácticos de diferencias temporarias

Ejemplo 1: Una empresa adquiere un equipo para su producción por 10.000 € y decide depreciarlo en su contabilidad durante cinco años, es decir, 2.000 € por año. Sin embargo, la ley fiscal le permite una depreciación acelerada de 4.000 € el primer año y 1.500 € los siguientes cuatro años. Aquí, tendremos una diferencia temporaria deducible en el primer año, ya que el gasto contable es inferior al gasto fiscal, generando un activo por impuesto diferido.

Ejemplo 2: Supongamos que una empresa incurre en un gasto que registra de inmediato en su contabilidad, pero la legislación fiscal no permite deducirlo hasta pasados dos años. Este gasto originará una diferencia temporaria deducible hasta que la normativa fiscal lo reconozca, creando un activo por impuestos diferidos durante ese período.

¿Eres autónomo o pyme?

Crea presupuestos, facturas y tickets sin coste para tu negocio.

Consigue Billin gratis gracias al Kit digital Acelera pyme del Gobierno.

Nosotros te ayudamos gratis con todos los trámites.

Introduce una dirección de correo correcta Introduce una dirección de correo correcta
Introduce una contraseña No se han cumplido los requisitos de contraseña
8 o más caracteres
Al menos 1 minúscula
Al menos 1 número

*Solución 100% subvencionada para autónomos y empresas de 0 a 49 empleados gracias al Kit Digital.

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, España Digital 2025, y Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025 de los fondos Next Generation de la UE.

La dirección de correo introducida ya está presente en nuestra base de datos Error de servidor, pruebe más tarde por favor