¿Qué es Anticipo?

Nos referimos a anticipos cuando hablamos de pagos que se realizan antes de recibir un bien o servicio, o antes de que se genere la obligación de hacerlo.

Estos desembolsos iniciales pueden tener diferentes propósitos y características, lo que los convierte en aspectos clave en la gestión financiera de empresas e individuos.

En nuestra exposición procuramos desentrañar la esencia de este concepto y su aplicación práctica.

Definición de anticipo

Un anticipo es una entrega de dinero que se efectúa previamente a la realización o finalización de una transacción, ya sea la compra de un bien o la contratación de un servicio. En muchos casos, esta cantidad se descuenta posteriormente del monto total a pagar.

Los anticipos son un mecanismo de garantía y compromiso entre las partes y pueden aplicarse en una amplia gama de contextos.

Tipos de anticipos

Existen diversos tipos de anticipos según su propósito y naturaleza.

Por ejemplo:

  • Anticipos a proveedores: Cantidades prepagadas para asegurar el suministro de bienes o servicios.
  • Anticipos de clientes: Pagos que realiza el cliente antes de recibir el bien o servicio como muestra de compromiso.
  • Anticipos a empleados: Sumas entregadas a trabajadores antes de la fecha de pago habitual de su salario.

Funciones y ventajas del anticipo

Los anticipos desempeñan un papel fundamental en la gestión del flujo de caja y en las relaciones comerciales.

Son útiles para:

  • Asegurar compromisos de compraventa.
  • Mejorar la liquidez a corto plazo del beneficiario.
  • Reducir el riesgo de insolvencia o incumplimiento de la parte que recibe el anticipo.
  • Motivar al proveedor a cumplir con el suministro o servicio acordado.

Tratamiento contable de los anticipos

En el ámbito contable, los anticipos se registran adecuadamente en las cuentas afectadas. Por ejemplo, un anticipo a un proveedor se reflejará como un activo en el balance de la empresa, ya que representa un derecho a recibir bienes o servicios en el futuro.

Por otro lado, si una empresa recibe un anticipo de un cliente, figura en su balance como un pasivo, ya que es una obligación pendiente de entregar un bien o prestar un servicio.

Aspectos fiscales de los anticipos

Desde el punto de vista fiscal, los anticipos deben ser gestionados según la normativa vigente.

Es fundamental entender cómo y cuándo se deben declarar estos montos para cumplir con las obligaciones tributarias. En general, los anticipos se consideran parte del flujo de efectivo y pueden influir en la base impositiva de la empresa.

Ejemplos prácticos de anticipos

Ejemplo 1: Anticipo a proveedores

Imaginemos que nuestra empresa necesita adquirir una maquinaria especializada. El proveedor nos solicita un 30% del precio total como anticipo para comenzar la fabricación. Nosotros efectuamos el pago por este concepto, que posteriormente descontaremos del montante final al recibir la maquinaria. Este anticipo asegura nuestra posición como cliente prioritario y compromete al proveedor con los plazos de entrega.

Ejemplo 2: Anticipo de clientes

Supongamos que gestionamos una inmobiliaria y un cliente desea reservar un inmueble. Para formalizar esta reserva, el cliente realiza un anticipo que representa el 10% del valor de la vivienda. Este anticipo muestra la seriedad del interés del comprador y le asegura la exclusividad del inmueble mientras se completan los trámites de la compra.

¿Eres autónomo o pyme?

Crea presupuestos, facturas y tickets sin coste para tu negocio.

Consigue Billin gratis gracias al Kit digital Acelera pyme del Gobierno.

Nosotros te ayudamos gratis con todos los trámites.

Introduce una dirección de correo correcta Introduce una dirección de correo correcta
Introduce una contraseña No se han cumplido los requisitos de contraseña
8 o más caracteres
Al menos 1 minúscula
Al menos 1 número
La dirección de correo introducida ya está presente en nuestra base de datos Error de servidor, pruebe más tarde por favor

*Solución 100% subvencionada para autónomos y empresas de 0 a 49 empleados gracias al Kit Digital.

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, España Digital 2025, y Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025 de los fondos Next Generation de la UE.