glosario contable>Justo a tiempo o just in time

¿Qué es justo a tiempo o just in time?

Justo a tiempo, o Just In Time se trata de una filosofía y también de una práctica de gestión de producción que busca maximizar la eficiencia y minimizar el despilfarro en el proceso de manufactura y distribución.

En lugar de acumular grandes cantidades de inventario, los materiales son adquiridos y producidos solo cuando son necesarios para el proceso productivo o para satisfacer la demanda del cliente.

Orígenes y filosofía del justo a tiempo

Originario de Japón y popularizado globalmente desde la década de 1970, el justo a tempo tiene sus raíces en el Sistema de Producción de Toyota.

Es, ante todo, una filosofía que se enfoca en la mejora continua.

Al eliminar el exceso de inventario, se reducen los costes de almacenamiento y se minimiza el riesgo de obsolescencia y deterioro de la mercancía. Además, fomenta la flexibilidad y la rápida respuesta a los cambios en la demanda del mercado.

¿Eres autónomo o pyme?

Crea facturas y presupuestos fácil, sin errores y sin coste.
Consigue Billin gratis gracias al Kit digital.
Nosotros te ayudamos con los trámites.

Introduce una dirección de correo correcta Introduce una dirección de correo correcta
Introduce una contraseña No se han cumplido los requisitos de contraseña
8 o más caracteres
Al menos 1 minúscula
Al menos 1 número

*Billin es una solución 100% subvencionada para autónomos y empresas de 0 a 49 empleados con el Kit Digital.

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, España Digital 2025, y Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025 de los fondos Next Generation de la UE.

La dirección de correo introducida ya está presente en nuestra base de datos Error de servidor, pruebe más tarde por favor

Componentes clave del sistema justo a tiempo

Existen varios elementos que son fundamentales en la implementación del sistema justo a tiempo:

  • Producción Pull: Contrariamente a la producción push, que está basada en previsiones de demanda futura, el sistema JIT se fundamenta en la demanda real, actuando solo cuando se «jala», es decir, cuando hay una orden de pedido.
  • Calidad en el origen: Se da prioridad a la calidad del producto en la primera instancia, eliminando defectos desde el principio para no generar retrasos posteriores.
  • Mejora continua (Kaizen): Se promueve la mejora continua de los procesos para incrementar la eficiencia y eliminar el despilfarro.
  • Respeto por las personas: El sistema valora a las personas que contribuyen a los procesos, reconociendo su capacidad para mejorar activamente la productividad.

Estos elementos contribuyen a que el sistema justo a tiempo pueda implementarse con éxito, buscando siempre la eficiencia y la reducción de costes y tiempos de espera.

Beneficios del enfoque justo a tiempo

La adopción del sistema JIT conlleva una serie de ventajas importantes para la empresa:

  • Reducción de costes: Al disminuir el inventario, se ahorran costes de almacenaje y se reduce la inversión en capital de trabajo.
  • Incremento de la calidad: La detección y solución temprana de problemas mejora la calidad final del producto.
  • Mejora en la utilización del espacio: Al minimizar los niveles de inventario, se necesita menos espacio para su almacenamiento.
  • Mayor eficiencia operativa: Con un flujo productivo más ágil, se pueden reducir los tiempos de producción y entrega.

Por tanto, el sistema JIT no solo es una técnica de gestión de producción, sino también una estrategia que influye positivamente en el rendimiento global de la empresa.

Ejemplos prácticos de justo a tiempo

Una empresa de fabricación de electrodomésticos implementa el JIT en su línea de producción. En lugar de producir y almacenar grandes cantidades de unidades, la empresa comienza a fabricar electrodomésticos solo después de recibir los pedidos de los distribuidores. Esto reduce sus costes de almacenamiento y asegura una producción alineada con la demanda real.

Un restaurante de comida rápida decide aplicar los principios JIT a su gestión de inventario. Se concentra en prever la demanda diaria basada en datos históricos y patrones de consumo, preparando ingredientes y abasteciendo la cocina varias veces al día en lugar de realizar pedidos semanales masivos. Esto permite al restaurante reducir desperdicios y ofrecer siempre productos frescos.

Más términos contables